Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

$alud

El tema del momento en los Estados Unidos y Puerto Rico es la salud. El presidente Obama se dispone a transformar totalmente no solo el sistema, pero la idea y visión de lo que es la salud en ese país. A veces escuchamos hablar de esto y realmente no entendemos lo que esto significa, tenemos plan médico, y no parece algo tan complicado. O sea, me sacan $100 del cheque mensual, y puedo ir al Doctor cuántas veces quiera. Uva.

Por eso quizás no nos percatamos que lo que propone Obama es algo más que redirigir esos $100 de una empresa privada al Gobierno (que también). Lo que propone, es que veamos la salud como algo que forma parte intrínseca y esencial de una sociedad y un gobierno. Si un gobierno o un estado ha de subsistir y llamarase a sí mismo Gobierno, debe garantizarle a TODOS sus ciudadanos un acceso directo y sin obstáculos a la salud. Entendamos que hoy, la mayoría de las personas que tienen un plan médico, lo tienen asociado al plan de su patrono, así todos salen ganando, el empleado, el empleador, y el proveedor del plan. Todos cómodos. Sin embargo, cuando esa persona es cesada en su empleo (la botan), no hay una ley o un reglamento que obligue ni al patrono ni al proveedor a garatizarle a este individuo (y a su familia entera en la mayoría de los casos) acceso a servicios médicos. Ni tan siquiera básicos. Este hombre deberá, en lo que otro patrono lo incluye en su plan de salud corporativo súper conveniente, suscribirse a un plan de salud individual (o familiar), pagando entre $70 y 150 ($200 y $500 o más para familias). No solo eso, además en lo que este plan hace efecto, este hombre (y su familia) deberán esperar un periodo aproximado de un mes y medio para que pueda ir a atenderse a algún doctor. “Pero en casos de emergencia, ya le cubre en 15 días señor”. ¡Yes!

Entonces, llegamos a lo más importante. Si un Gobierno hace parques, puentes, homenajes, fiestas patronales, leyes y marinas de lujo, también debe poder garatizar la salud, que es algo mucho más básico que cualquier otro posible servicio prestado por un estado. Esto no es nada nuevo, en Europa, Australia, Cuba y Canadá, por mencionar algunos lugares, existen seguros universales o sistemas de salud estatales que garantizan salud a todo el pueblo. Es que no es demasiado pedir, me parece.

Mientras esto sucede, en Puerto Rico, Luis Fortuño nos dice que incluir la salud como un derecho en la Constitución no garantiza que vayamos a tenerlo. Lo que sí lo garantiza en cambio es su plan de Gobierno que dice en un “bulletpoint” color azul Salud para todos. Resulta contradictorio que en el momento en que Estados Unidos cuenta con el presidente más progresista (palabra clave), abierto e inclusivo en su historia, el gobierno de Puerto Rico al mando de un partido progesista (vieron) y estadista, se aleje cada vez más de lo que allá se hace. ¿Será que el estado que quieren no es en estos Estados Unidos, sino en unos que ya no existen? Espero poder tener suficiente salud (y acceso a ella) para poder verlo.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by oajvelez

Escritor y copywriter radicado en San Juan de Puerto Rico. Especialista en nada, práctico en todo. Colaborador en QiiBO y recientemente a cargo de ElVocero.com. Que viva la fiesta.

77 posts

Comentarios de Facebook

comentarios