A la deriva el P2P

    ¿Se acuerdan de la canción de Guillermo Dávila, decía algo así: Barco a la deriva que se hunde un poco cada día? Así, está la situación para el Peer to Peer (P2P) o BitTorrent, como mayormente se le conoce. Para los que no están al tanto de este magnífico mundo de intercambio de archivos (por magnífico algunos podrían entender ilegal), es un protocolo diseñado para el intercambio de archivos. El problema es que muchas de esos archivos que se comparten tienen derechos de autor, música, películas, software, etc. Pequeño detalle.

    Ante esto, alguno gobiernos y organizaciones como la Recording Industry Association of America (RIAA) andan enjuiciando a todo el que pueden y tratando de cerrar los trackers distribuidores de torrents. Ya comentábamos la situación de The Pirate Bay (TPB), el tracker de torrents más grande y famoso del mundo.

    A cuenta de esto, los usuarios, o piratas (todo depende del lado en que te encuentres) están haciendo todo lo que pueden para combatir con las grandes compañías como la RIAA y los distintos gobiernos. BitArena un tracker que apareció recientemente, es uno de esos. En su poder tienen una copia completa del índice de TPB, (casi nada). Lamentablemente ya la RIAA y el gobierno rumano levantaron acciones legales contra el sitio.

    Mininova, otro tracker bastante conocido ya empezó a confrontar problemas cuando un juez holandés ordenó al sitio eliminar cada uno de los torrents que contengan material con derechos de autor. (ante semejante orden mejor que cierren). El sitio ahora dispone de 3 meses para cumplir con la orden judicial, sino tendrían que afrontar una multa de hasta 5 millones de euros (algo así como $7.1 millones).

    Ante situaciones como estas me pregunto; ¿por qué organizaciones como la RIAA y los gobiernos, no se oponían a la venta de cassettes en blanco en los que grabamos música o los VHS para grabar películas? ¿Porqué no se tiraban a la calle a cerrar todos esos negocios que los vendían? Algunos podrán decir que no es lo mismo, que el volumen de intercambio de música o de películas, en aquellos días jamás iguala con el intercambio en los torrents. Pues entonces, pueden estar de acuerdo con lo siguiente: robar $10 en una tienda “x” no es lo mismo que robar $100,000 de un banco. Mi gente, robar es robar sea poco o sea mucho. Antes el compartir no era mal visto por nadie, todos compartíamos por la libre y las compañías no se oponían a que se vendiesen cassettes en blanco o VHS. Tampoco ponían trabas a la hora de grabar contenido. ¿Por qué ahora si? ¿Por qué no buscan otros métodos en lugar de estar persiguiendo a los usuarios? ¿Alguien tiene idea? porque yo no.

    ¿Por qué la RIAA y los gobiernos no se unen en contra de Google para que elimine todos los links a sites que contengan material con derechos de autor para su descarga? Me suena a el pez grande se come al pez pequeño. Es más fácil ir detrás de los chiquitos y abusar de ellos pero contra el “bully” no podemos; dejémoslo así y hagamos que aquí no está pasando nada.

    Con esto no estoy justificando el que lo hagan o no, cada cual es libre de hacer lo que quiera, “pero no de usar torrents para intercambiar archivos con derechos de autor”.

    Links:

    Tags:

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    You May Also Like

    Escanea tus documentos con CamScanner

    Por: Ramon Baez (raaleck) Aquí otra aplicación que no debe faltar en tu tablet. CamScanner ...

    Instapaper llega a Android

    Instapaper, la aplicación para leer contenido de internet a estilo periódico, es una de ...

    Busquedas en tiempo real, lo próximo de Google.

    El buscador favorito de muchos y que últimamente está dando mucho de que hablar, ...