Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Surrogates: Nuestro presente amplificado

La ciencia ficción siempre se ha tratado de adivinar el futuro. Ver posibilidades. Algunos se adelantan increíblemente a su época, como el gran Julio Verne. Otros hacen predicciones a corto plazo, las cuales por un tema de cercanía nos parecen mucho más preocupantes. Es en esta línea, la misma de Minority ReportI Robot Matrix, que se nos entrega Surrogates.

Basada en el comic del 2005 de Robert Venditti, el director Jonathan Mostow nos muestra un futuro donde la gente ya no sale de su casa porque prefieren tener contacto virtual con el mundo a través de una computadora en lugar de experimentar las cosas en persona… ok, eso no suena tanto a futuro, eso suena a presente. La diferencia es que en la película las computadoras son un poquito más avanzadas… son androides. Por una determinada suma de dinero cualquiera puede tener acceso a su propio avatar para la vida real, a través del cual puedes vivir sin riesgos ni restricciones, y lo “mejor” de todo, sin necesidad de salir de tu casa. Puedes ser quien tu quieras… si tienes dinero para pagarlo.

Esta premisa da para toda clase de dilemas sociales en un tema que no está nada lejano a lo que somos hoy en día. De hecho esta historia no es más que una amplificación de lo que somos en este momento, y justamente es por eso que es interesante.

Lamentablemente la película no se define bien entre si estamos enfocados en la vida privada del agente y su relación con su esposa adicta a los surrogates, o bien en la catástrofe social que generan los androides. Aún así, la película se hace bastante divertida e interesante para fanáticos del género, aunque gracias a la horda de películas similares que han salido los últimos 10 años, no consigue asombrar como algo extremadamente original… no es culpa del guión, el comic fué escrito hace casi 5 años, y lamentablemente con la velocidad que se mueve el mundo hoy en día, el impacto que puede generar una predicción futurista puede cambiar mucho en 5 años, pasando de original a obvia y repetida.

Por otro lado tenemos a Bruce Willis. Cumple como siempre, con la actitud de Die Hard pero con la expresión facial de 6th Sense (esa como de.. sufrimiento… confundido.. un poco indignado). También hay que destacar que es realmente notable verlo en su versión androide con 20 años menos (que no lo hacen ver mejor… créanme).

[ratings]

Share, , Google Plus, Pinterest,

Comentarios de Facebook

comentarios