Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Un paro… ¿pa qué?

PR

PR

Puerto Rico hoy, vive momentos históricos. Las principales avenidas del área metropolitana permanecen inacesibles, las escuelas públicas tienen sus portones cerrados y, más impresionante que todo, el  centro comercial más importante del país no abrirá.

En un país como el nuestro, demasiado acostumbrado al status quo y a que nada cambie, este tipo de cosas resultan confusas y complicadas de entender. A veces resultan, incluso, molestosas. O sea, ¿qué es lo que ganan con protestar?, ¿por qué no dejan que los que sí tenemos trabajo, trabajemos?, ¿para qué tanto show, si mañana todo amanerecerá igual?, y finalmente y más importante, ¡Por qué Plaza!

Para entender esto, primero hay que diferenciar entre motivosobjetivos. Yo creo que todo el mundo entiende, claramente, los motivos de esta huelga; las motivaciones que la generan. El desempleo, despidos masivos en el gobierno, una recesión económica monumental sin aparente salida en el futuro cercano, una sensación de desesperanza generalizada, un proyecto de país nulo, etc, etc. Entendido esto, debemos estar claros en que una persona, o un pueblo, que no está conforme con su estado, debe (tiene que) expresarlo, e, intentar cambiarlo. Eso es la base de la democracia y la libertad, y es parte de la condición natural humana. Pues eso precisamente es lo que hace Puerto Rico, utilizando esas motivaciones para mediante la protesta pública (forma válida y legal) expresar su descontento con su estado actual y con las acciones del gobierno de turno. Esto ni lo inventaron hoy, ni en Puerto Rico. Se ha hecho en TODA la historia, y en TODOS los países. Yo creo que en esto, estamos todos de acuerdo.

Entonces pasamos a los objetivos. Aquí es donde hay más discusión. El propósito real de esta huelga. ¿Se devolverán los empleos? No. ¿La economía mejorará mañana? No. ¿Renunciará Fortuño y su gobierno? Claro que no. Entonces, qué se logra con esta paralización nacional parcial, aparte claro, de expresar el coraje por los motivos descritos anteriormente, y bueno, joder un poco la rutina diaria del boricua. Pues el objetivo de un Paro Nacional, en este caso, no es el de un cambio inmediato en plan revolución o derrocar al Gobierno, sino el de establecer un método de presión (el único que tiene el pueblo) para expresar su descontento. ¿Por qué Plaza? Porque los dueños de Plaza son la familia Fonalledas, conocidos donantes a las campañas de Fortuño y entre los que está Zoraida Fonalledas, presidenta del Partido Republicano en Puerto Rico. El partido de Fortuño. También, el nuevo secretario de la gobernación Marcos Rodríguez Ema era un influyente empleado de la Empresas Fonalledas hasta hace algunas semanas. Entonces, al bloquear los ingresos económicos de la familia Fonalledas por uno o dos días, se pretende establecer una presión para que, quizás, esa misma familia llame al Gobernador y le diga, “Oye, resuelve esto, que no podemos seguir así”. Aunque eso quizás nunca pase, sirve como un símbolo. El objetivo es entonces, buscar una manera de simplemente, ejercer presión, de enviar una señal clara al Gobierno de que las cosas no deben seguir como van y que si siguen, se avecinarán cosas similares.

Entonces, entre motivaciones y objetivos se hace este paro. ¿Es suficiente un motivo para hacer un paro?, ¿son estos objetivos muy poco ambiciosos para hacer un paro nacional? Eso lo decidirá cada uno de los puertorriqueños cuando evalúen este evento, que como mínimo, quedará en la historia de Puerto Rico y de este cuatrienio.

¿Redundará en represión o en una concesión? Habrá que ver.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by oajvelez

Escritor y copywriter radicado en San Juan de Puerto Rico. Especialista en nada, práctico en todo. Colaborador en QiiBO y recientemente a cargo de ElVocero.com. Que viva la fiesta.

77 posts

Comentarios de Facebook

comentarios