Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Ahora podemos hablar sobre los médicos y sus fotos.

Ya todos hemos oído del tema de los médicos y su labor en Haití, al igual que también se ha hablado, a saciedad, sobre las fotos que se publicaron y el escándalo que supusieron las mismas. Por eso el título que le he dado al post (sí, como el viejo programa de televisión). Ahora bien, viendo la multitud de noticias referente al tema y escuchando el montón de opiniones que TODOS tenemos me pregunto y les pregunto: ¿Estuvo mal el hecho de que janguearan, cuando se suponía que estarían ayudando a un país en un momento de dolor, o fue la reacción de un pueblo que actuando a la ligera sacó esto de proporciones?

Sabemos y no hay duda alguna que hubo fotos de muy mal gusto, fotos, que dan vergüenza ajena y fotos que muy bien pudieron pasar antes o después de la ayuda en Haití. En varias de estas imágenes aparecen médicos con vestimenta de trabajo y en muchas otras no y algunas se ven claramente que son fuera del área de trabajo. Muy bien éstas pudieron ser antes o después de su misión. Luego se aclaró que fueron después de entregar el campamento médico en Haití.

Fueron luego pero como estaban en el bonche (grupo) de las fotos feas también pagan. Ahora, nosotros como buenos samaritanos, al ver que los nuestros se fueron de pachanga pusimos el grito en todos lados y hasta en los noticieros extranjeros salió. Nuestro orgullo patrio estaba gravemente herido y eso no es permitido por la constitución.

En CNN se refieren a la noticia de esta manera “Photos of drinking, grinning aid mission doctors cause uproarclaramente vemos que el gancho de la noticia son las fotos y no la situación en sí. Si leemos la noticia nos dice lo que muestran algunas de estas fotos (exactamente dos de ellas) por ningún lado se cuestionan si su labor causó algún problema, tampoco sale nadie diciendo que en horas de trabajo los doctores puertorriqueños estaban borrachos y jubilosos. Nadie.

¿Acaso muchos de nosotros no nos damos unas cuantas cervezas después de un día fuerte de trabajo (a veces no tiene que ser ni fuerte)? ¿Por qué? ¿Es más rica la cerveza después de trabajar fuerte? No lo creo, sólo queremos distraernos un poco, olvidarnos de los malos ratos, del lugar de trabajo, del jefe, etc. Ahora trasladen eso a la situación que ellos estaban viviendo. Creo que ellos también tenían su derecho a hacerlo, después de trabajar en las condiciones que lo hicieron, luego de ver tanta destrucción, tanto dolor, es natural que necesiten liberar tensiones. ¿Acaso pretendíamos que se tiraran fotos abrazándose, llorando y en grupos de oración para enorgullecer a algunos cuantos?

No los estoy defendiendo, ni tampoco estoy siendo sarcástico en todo esto, hubo muchos de ellos, que como dije, sus acciones daban vergüenza. Y a esos en particular deberían investigarlos hasta lo último. Pero me parece que muchos otros pagaron por ignorantes sus desquites con el oficio.

Otro ejemplo de nuestra ligereza para quedar mal fue cuando los medios dieron a conocer el video de los nenes de Chavier. Muchos se volcaron en contra y alzaron su voz de indignación por que no podían creer que unos chamaquitos (niños) estuvieran usando armas de fuego y hablando como lo hacían. ¡Wow! con sólo con ver el primer minuto te das cuenta de que era pura actuación (o algo parecido a eso). Sólo buscaban expresarse, pero NO, aquí los medios y el gobierno rápidamente se movilizaron para demostrar, una vez más, cúan rápidos son para hacer el ridículo. Triste.

El problema que aquí planteo es el sensacionalismo, ese mal que crean los medios y nosotros los apoyamos al cien por ciento porque nos gusta, es entretenido. Me gustaría que en un futuro fuéramos más juiciosos con lo que los medios nos muestran, después de todo, este tipo de noticia es para entretener, no informar.

Eso es todo, pueden sentirse en la total confianza de expresarse, sólo les pido que lo piensen y luego escriban. =)

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by Xavier Montalvo

Founder & Commander-in-Chiief de QiiBO.com. Tras más de una década como publicista decidí seguir mi propio camino profesional. Ahora sigo el consejo de un genio, hago el trabajo que me gusta.

5239 posts

Comentarios de Facebook

comentarios