Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Haciendo el ridículo seriamente

Bueno. Cómo empezar. A ver. Respiremos profundo. Empecemos. Un honorable Senador puertorriqueño decidió cursar una carta al Congreso de los Estados Unidos para solicitarle personalmente (el tipo es muy influyente en su mente), que accedieran a su petición de convocar un referendum local en el cual las opciones a escoger sean no territoriales ni coloniales. Me parece tremendo. No sólo eso. El Sr. Roberto Arango, también decidió que la carta la escribiría en el lenguaje de los destinatarios de la misma, inglés, y no en el del remitente, él, castellano. No tengo ningún problema con esto. Finalmente, y para resumir, la carta enumeraba varios aspectos que para él son una clara y contundente señal de que Puerto Rico ha estado encaminándose en su historia reciente hacia una unión permanente con los Estados Unidos en la forma de la estadidad. Ok. Meta mano.

Pero, siempre hay un pero, Mr. Arango (de ahora en adelante le llamaré así) decidió que no solamente iba a enviar la carta a título personal y sin encomendarse a nadie, pero que él además la redactaría, editaría, y le daría proofread. All by himself. Me imagino que con esto lo que buscaba era demostrar cuán personal era esta carta para él. Demostrar que no era una carta más. Y es que gente, créanme, no es una carta más.

No voy a entrar en enumerar, contar o de alguna forma tratar de documentar aquí la cantidad de errores, disparates y cosas sin sentido en general que contiene la carta, necesitaría otro artículo (y quizás otro servidor), solo para eso, sin embargo es necesario que revisemos, si tan solo un poquito, este triste intento de carta. Empezando a leer la carta, en la primera línea, Mr. Arango espepita un “Puerto Rico has enjoy”. O sea, right off the bat (para que me entienda Mr. Arango), el tipo está dejando claro que él no sabe hacerlo, o no tiene la más mínima intención de pasar trabajo conjugando los verbos. Pero bueno, ¿quizás fue un error aislado? O quizás no.

Dos párrafos más adelante, en el tercero, Mr. Arango continúa su línea de pensamiento con joyitas tales como “Puerto Rico although not a State of the Union[…]”. Mr. Arango, por supuesto que Puerto Rico no es un discurso que ofrece el Presidente. Pero déjenme aclarar, no vayamos por esto a pensar que siempre, de ahora en adelante se referirá él a los estados de la nación con ese término incorrecto, no, no no, él tiene más. Justo en el próximo párrafo nos habla de que “With a Legislative, Executive and Judicial branch, that not only mimic any other estate[…]”. En serio.

Más adelante en la carta nos regala sinsentidos como “As well the Federal Aviation Administration oversees the administration of International Airports of which Luis Muñoz Marín International Airport”. Eso es una oración literal. $10 qiibodólares al que la descifre.

Luego viene a mi entender lo mejor de toda esta epístola. Tras haber enumerado toda la influencia federal norteamericana en aspectos de gobierno en nuestra isla, Mr. Arango procede a exponer la gran influencia económica y comercial de empresas norteamericanas en Puerto Rico. Según él, la presencia de estos comercios aquí son prueba feaciente fehaciente de que Puerto Rico está listo para convertirse en un estado mañana mismo, sin importar gramática, ortografía o conocimiento del idioma. O sea, si podemos entrar a sacar copias a Office Max, pues podemos ser un estado. Of course. En su lista de negocios, que toma un párrafo entero, podemos destacar a MC DONALDS (pienso que es un MC de Hip Hop); una empresa llamada simplemente: ¿Viola? (en serio no tengo ni idea a qué se puede referir). También incluye empresas NO americanas, como Siemens, y otras tan influyentes en la economía global como Olive Garden, Chilis, Macarroni & Grill (el tipo sabemos que le gusta comer), y por supuesto todos sabemos que donde hay un Gap hay un estado.

Terminado de enumerar las razones que nos hacen lógicos candidatos a ser un estado, que según él influyen nuestros “eco systems”, el radiotelescopio de Arecibo y El Yunque, Arango hace un reclamo al más estilo de los Founding Fathers, en el que reclama igualdad y justicia, acusa al gobierno américano de ser “unfair, unjust and frankly just unreasonable” y dice que “is a shame” la forma en que nos tratan, todo para finalmente concluir diciendo que, de todos modos, America es “the Land of the Free, the Home of the Brave and Democracy Model of the World”. Brilliant.

La única razón por la que no estoy muriéndome de la vergüenza y sí de la risa, es porque él firmo la carta a modo personal y sin pedirle autorización a nadie, no es mi problema. Sin embargo cabe recalcar que este hombre fue electo por el pueblo de Puerto Rico, y nos representa a todos, especialmente a los residentes de San Juan. Este senador es un senador estadista. Este senador pretendía hacer un reclamo serio a nombre de todos nosotros. Tomen nota. Porque en estos momentos, deben estar dándole forward por todo el Congreso al email con la carta, y el subject será algo como “Funny letter from PR Senator. MUST READ!!!”.

PD: Si el Senador lee esto, comuníquese con nosotros. Conocemos buenos traductores, redactores y correctores.

La Carta de Arango:

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by oajvelez

Escritor y copywriter radicado en San Juan de Puerto Rico. Especialista en nada, práctico en todo. Colaborador en QiiBO y recientemente a cargo de ElVocero.com. Que viva la fiesta.

77 posts

Comentarios de Facebook

comentarios