Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Cuando un liqueo llega a proporciones catastróficas

Wikileaks logo


Hace unos días hablábamos de un “Liqueo bastante fuerte“. Cada día que pasa, la noticia se hace más notoria y peligrosa. Los 92,000 documentos de la guerra en Afganistán, que están en manos de Wikileaks, están preocupando al Gobierno estadounidense más que nunca. Lo que aún no tengo claro es el por qué de Estados Unidos en interesarse tanto en este liqueo.

En el día de ayer, durante una conferencia de prensa, el Pentágono ha exigido a la web Wikileaks que “devuelva inmediatamente” los documentos que aún no han hecho público, poco más de 15,000, y que destruyan los 77,000 que han publicado en su página, según la portavoz, Geoff Morrell.

En la misma conferencia de prensa, Morrell añade [refiriéndose a los documentos sobre la guerra] “ya ha amenazado la seguridad de nuestras tropas, nuestros aliados afganos que nos están ayudando a llevar paz y estabilidad a esa región del mundo”. Vamos, como si la guerra en sí, no representara una amenaza concreta.

No es la primera vez que el sitio entra en una controversia, pero el tipo de información que ellos manejan, tarde o temprano iba a tocarlos directamente. ¿Qué pueden contener estos documentos para que el Pentágono se interese tanto? Después de todo, no van a cambiar el curso de la guerra, ni creo que vayan a comenzar una mayor. Tampoco es que representen una amenaza para los soldados americanos, o los afganos que están allá como nos quieren hacer creer.

Hace un tiempo publicaron el vídeo “Collateral Murder” que en mi opinión es mucho más grave, pues en los 92,000 documentos que quiere el Pentágono de vuelta, debe estar el reporte de este vídeo. Sin embargo, tal parece, que esta situación ha llegado a otros niveles. Julian Assange, creador de Wikileaks, fue contactado y persuadido Nick Davies para que la noticia se diera a conocer no solo en el sitio de Wikileaks.org, sino también en The New York Times, Der Spiegel y The Guardian. O sea, los emails privados de Sarah Palin, que mostraban que estaba tratando de violar las leyes electorarles, los mensajes del 9/11 y hasta el propio vídeo “Collateral Murder” [ver abajo] no causaron mayores daños porque solo unos pocos se enteraron y muchos de ellos le restaron credibilidad al sitio web por no ser una fuente fiable.

Collateral Murder

Wikileaks lleva operando desde el 2007 y la información que allí se publica es delicada y muy comprometedora, sin embargo, nadie los conoce, o al menos no como The New York Times, así que no era perjudicial. Al unirse con la prensa, las cosas cambian, la masa le da credibilidad al asunto y las medios noticiosos comienzan a investigar más y a buscar más contactos. ¿Acaso alguien dudaría de lo que se publica en The New York Times o The Guardian? Lo dudo, han trabajado muchos más años de lo que podemos imaginar para lograr la reputación y la penetración que tienen.

En Puerto Rico, recientemente, está ocurriendo un fenómeno parecido, pero a una escala mucho más pequeña, tal vez diminuta sería más apropiado. Hace unos meses atrás los medios masivos han hecho noticia con información que se liquea a través de las redes sociales como Facebook, Twitter y el Internet en general. Ejemplo de esto fue el caso de las cuentas de Facebook de policías o el de las fotos de los médicos en Haití, entre otros. Por supuesto que estos ejemplos no han manejado información tan delicada como la de Wikileaks, pero creo que se entiende el punto que hoy les traigo.

Me gustaría leer que opiinan ustedes, amiigos lectores, sobre todo esto. ¿Creen que Wikileaks ha ido demasiado lejos esta vez? O por el contrario ¿hacen falta más identidades que fiscalicen mejor la labor que llevan a cabo nuestros gobiernos? Como siempre, speak your miind.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by Xavier Montalvo

Founder & Commander-in-Chiief de QiiBO.com. Tras más de una década como publicista decidí seguir mi propio camino profesional. Ahora sigo el consejo de un genio, hago el trabajo que me gusta.

5364 posts

Comentarios de Facebook

comentarios