Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Los Estados 51

Star

Sabemos que el tema del estatus político del Archipiélago de Puerto Rico siempre está de moda. Sin embargo en estos días se ha venido hablando un poco más del tema, quizás por aquello de que al PNP parece no importarle en lo absoluto (les va bien administrando la colonia), y que el PPD no puede decidirse en qué exactamente quiere hacer con su ELA, que ya no es lo que ELA (plop). Pues por eso, hablaremos aquí un poco al respecto.

Hablaremos específicamente sobre una de las opciones que se barajan para el futuro de Pueto Rico mediante la posibilidad de convertirse en el estado número 51 de la nación Norteamericana. Ese famoso estado 51. Pero de lo que no se habla nunca en Puerto Rico, es de la posibilidad, real, de que esa codiciada estrella número cincuenta y uno, sea alcanzada por algún otro lugar y no por Puerto Rico.

Pérate, ¿cómo otro?

Bueno, la realidad es que está claro que Puerto Rico presenta un caso más que potencial para aplicar a dicha anexión. Ya un conocido senador hizo un buen argumento, aunque un poquito mal redactado, para ello. Quizás, no obstante, el argumento más fuerte para pensar en la posibilidad de que nuestra Isla se convierta en el aún imaginario estado 51, es el hecho de que, digan lo que digan, y sea por las razones que sea, la verdad es que hay un montón de puertorriqueños que están a favor de la estadidad como solución al problema colonial de Puerto Rico. Whatever.

Pero entonces, ¿es esto razón suficiente para que Puerto Rico sea un candidato firme, o el único candidato, a convertirse en el miembro 51 de la confederación de estados que conforman los Estados Unidos de América? Pues realmente, tal vez sí, pero tal vez no.

Viviendo en nuestra ‘insula insulada’, parecería claro que somos nosotros lo únicos en el mundo con esta situación, y a su vez a los que más le afecta. Y es cierto, el término ‘estadidad’ es más común entre nosotros que posiblemente entre cualquier otros hispanohablantes.

No obstante, aunque parece ser que sí somos los que más fuerte estamos corriendo detrás de esa ansiada (por algunos) estrella, la verdad es que hay muchos otros grupos de personas en muchos otros territorios, dentro y afuera de la nación, que buscan, hablan y planifican, su integración como estado 51. Algunos han llegado más cerca incluso que nosotros en su empresa. Aquí, listamos alugnos ejemplos diferentes entre sí, pero relevantes para el tema:

Las Islas Vírgenes

Empezando en el mismo Caribe, en una situación similar a la nuestra se encuentran las Islas Vírgenes Estadounidenses. Este archipiélago de islas en el Caribe es un Territorio no Incorporado de Estados Unidos, lo que se puede definir como un estado intermedio entre nuestro enigmático ELA y una estadidad real (un tanto más colonial). Ellos como nosotros, tienen un delegado en el Congreso sin voto pero con voz, que los representa ante el Gobierno Federal. Ellos, como nosotros, nacen siendo ciudadanos americanos, reciben ayudas federales y aportan de alguna manera a la economía nacional, sin poder votar por el presidente. Entonces algunos de ellos, como algunos acá, buscan la unión permanente como estado de los Estados Unidos.

Algunos dirían incluso, que tienen un mejor caso que el de Puerto Rico. Empezando por el idioma. Mientras Puerto Rico sería el primer estado que NO habla inglés (porque NO lo hablamos), es el idioma oficial de las II.VV. Además, tienen una población mucho menor que Puerto Rico, con lo que representarían un gasto mucho menor y tendrían menos predominancia en los asuntos nacionales que Puerto Rico con 4 millones de habitantes y hasta 7 congresistas. Aunque también está claro, que le generarían menos economía a USA que la que ya le genera y le podría generar en caso de la estadidad, Puerto Rico.

PRUSVI

En un caso curioso del que se sabe demasiado poco en Puerto Rico, el estado propuesto por los estadistas virginianos sería un gran Estado Caribeño, en el que algunos incluso incluyen a Puerto Rico. El plan, que aquí ningún estadista ha considerado (porque no les gusta compartir el crédito ni lo que viene luego $$), es que Estados Unidos le convendría más aceptar un grupo entero de Islas, cercanas, estratégicamente ubicadas entre Estados Unidos, Latinoamérica, y Europa, que simplemente a Puerto Rico solo, o a las Islas Vírgenes. El nombre propuesto es Prusvi, as in Puerto Rico & U.S. Virgin Islands.

NY City

Aunque suene un poco increíble, de primera intención, lo cierto es que la ciudad de Nueva York, con sus cinco famosos condados, llevan décadas solicitando que se considere tanto la aportación económica de la ciudad al país, y la poca representatividad de su voluminosa población dentro del gobierno federal. Es que al ser simplemente una ciudad más dentro del estado de Nueva York (la capital es Albany), los habitantes de la Gran Manzana tienen que compartir 2 senadores, con sobre 10 ciudades más, a la vez que mueven gran parte de la economía del país, sin lograr todo el acceso al poder que desearían.

Aquí artículos y notas que hablan sobre este particular y sus posibilidades.

Washington D.C.

“No taxation without representation” es el lema que leen las tablillas en el Distrito de Columbia. Washington tiene una historia particular, ya que se creo con una intención original, la cual cumplió, pero resultó en un efecto positivo para el país, pero negativo, en parte, para la ciudad, o el distrito. ¿Qué es realmente el distrito de Columbia? Pues Columbia se podría decir es la versión femenina del Tío Sam. Con sus raíces en el conquistador Cristóbal Colón, Columbia es un tipo de diosa que vela por el bien de la nación. Entonces los Founding Fathers pensaron que el gobierno federal debería estar ubicado en un territorio neutral que no pudiera prestarse para obtener ventajas sobre otros, dados sus habitantes (los gobernantes). Entonces crearon la ciudad de Washington D.C., en la que nacen ciudadanos americanos como nosotros pero a diferencia de nosotros sí pueden votar por el presidente y sí pagan impuestos federales. Esa es precisamente su queja. Tienen las mismas responsabilidades que cualquier otro estado, pero no tienen representación congresional más allá, y de nuevo como nosotros, de un Comisionado Residente  en su caso llamado Delegado. En el 2007 Washington pagó más impuestos federales que 19 otros estados.

Otros casos menores:

República Dominicana

Aunque hoy parezca algo risible, la República Dominicana ha estado mucho más cerca que Puerto Rico de convertirse en un estado. Todo gracias a un ex presidente, Buenaventura Dávila, cuyo plan presidencial durante inicios del siglo 19 era básicamente, buscar un país que aceptara la República Dominicana como estado de otro país. Cualquiera. Le pidió el favor a España y a Francia, que se negaron, y finalmente, se lo pidió a los Estados Unidos, que, asombrosamente, llevaron la petición al pleno del Congreso, obteniendo un empate exacto a votos 28 a 28. La votación requería dos terceras partes de los votantes para ser válida, con lo que la República Dominicana estuvo a 10 votos, de ser un estado. ¿Qué loco verdad?

Miren aquí el resultado de la votación según los archivos del Congreso.

Italia

Así como lo leen. Tras la Segunda Guerra Mundial, un pequeño pero activo movimiento se formó en Italia para lograr que los Estados Unidos aceptaran a las naciones libres del mundo como parte de la nación americana. Su idea era que Washington representara un centro común que garantizara paz global. El movimiento, llamado Movimiento Italiano Unionista, incluso llegó a participar en elecciones generales en Italia, y llegó a tener un miembro electo al Parlamento Italiano.

Aquí un artículo de Times en 1949 hablando del tema.

Bueno, como ven, el asunto del estado 51 es mucho más complejo aún de como es percibido por nosotros. Lo interesante es que todos estos movimientos, incluyendo el nuestro, parten de la pretensión de que los Estados Unidos están interesados en añadir estados nuevos. Tomando en cuenta todos los problemas que tienen ya en estados como Michigan, Mississippi y West Virginia, por mencionar algunos, es difícil pensar que están con la idea de seguir expandiendo sus dominios, como en siglos anteriores. No obstante, está claro que el que le conviene hace lo que le convenga, y si alguno de estos planes, algún día le conviene a Estados Unidos, pues ahí podría cambiar la cosa.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by oajvelez

Escritor y copywriter radicado en San Juan de Puerto Rico. Especialista en nada, práctico en todo. Colaborador en QiiBO y recientemente a cargo de ElVocero.com. Que viva la fiesta.

77 posts

Comentarios de Facebook

comentarios