Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Las tres “P” (Policía, Político y Periodista) – Pt 1: Policía.

policia

La decadencia de la sociedad actual está claramente representada por las tres grupos “profesionales”: los policías, los políticos, y los periodistas. Esta serie de tres artículos viene a representar mi opinion personal, con respecto a cada uno de esos gremios, ilustrada con ejemplos personales y actuales. Capitulo 1: La policía.

Salvando muy contadas excepciones y antes de explayarme hablando de la Policía, y aunque esto quede muy tópico, por ecuanimidad y por exigencias del guión, he de decir que alguno bueno hay, pocos, pero alguno, y he encontrado par de agujas en el pajar… como el oficial que hace 15 días arrestó a un subordinado en las protestas estudiantiles de Londres cuando estaba agrediendo a un estudiante que se encontraba en el suelo, o como mi tío Andrés, un santo varón”. Al final tienen espacio en los comentarios para taparme la boca, y poner todas las heroicidades que a lo largo de la historia ha llevado a cabo la Policía. Supongo que con tres o cuatro comentarios tendrán suficiente.

Recuerdo mi examen final de Derecho Constitucional en mi primer año de universidad. La pregunta era: Define “Policia”. La respuesta fue: “Persona que no es lo suficientemente valiente para ir al ejercito, ni lo suficientemente inteligente para ir a la universidad”. La nota fue 10/10. La conclusión es que no me equivoqué mucho o que mi profesor era un cachondo [en su tercera acepción del diccionario]. Los niños de 1 a 3 años quieren ser policías. Cuando estos niños empiezan a tener uso de razón quieren ser bomberos. Cuando cumples 10 añitos ya quieres ser deportista o actor famoso. Cuando llegas a tus 15-16 años ya tienes claro que quieres ser médico, abogado, enfermero… Excepto los que se quedan en la edad mental de 1 a 3 años, que siguen queriendo ser policías.

¿Qué es la Policia? ¿Cuáles son sun funciones? En teoría, es el cuerpo encargado de velar por el mantenimiento del orden público y la seguridad de los ciudadanos, a las órdenes de las autoridades políticas. En la práctica, ha sido, es y será la Guardia Pretoriana de la clase política y está encargada de proteger los intereses de esta clase minoritaria aún cuando tengan que reprimir a la mayor parte de los ciudadanos. En la práctica son las SS (policía política de Hitler), la Guardia Civil (Policía política de Franco, que aun existe pese a su multitud de asesinatos y pese a dar un golpe de Estado en 1981), la guardia pretoriana de Chavez (que dispara a manifestantes de la oposición y resulta impune de los procesos), y un largo etc…

Comprueben las pruebas de acceso para ser policía en cualquier país del mundo. Casi universalmente se pueden calificar de ridículas. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: una persona con un mínimo de inteligencia, no prostituye sus principios para servir a la clase política (que son malos, pero no tontos y hablaremos de ellos en el siguiente artículo). Los políticos buscan gente con poco cociente intelectual, mansa, y que obedezca fácil, y el resultado es la manada de cobardes, estultos, corruptos, y abusadores que tenemos hoy en día en el mercado policial. Cobardes son por ejemplo los Policías Nacionales de Madrid, que incautan Cd’s piratas, y colonias falsas a los negritos cuyo único medio de subsistencia es la venta ilegal de estos productos, y en vez de destruirlos se los quedan para su uso personal. Sin embargo, se niegan a hacer redadas en barrios de narcotráfico cómo la Perla (San Juan) o la Barranquilla (Madrid), por miedo a salir lesionados en el enfrentamiento, o a actuar en Nueva Zelanda para rescatar a mineros, en una situación de riesgo.

Estultos y borregos porque acceden a una profesión para la que no se requiere más cualificación que medir ciertas pulgadas y pesar ciertas libras, y que ni siquiera mantienen el requerimiento del peso al cabo de par de años. Porque aceptan ordenes legales e ilegales sin preguntar. Borrego es un tipo como el Tte. Rubin (uno de los jefes de la guardia personal de Fortuño), que tiene la indecencia de enseñar una herida del tamaño de su cerebro (ínfima) y decir que tiene que ir a ser tratado a un hospital, cuando 10 minutos antes aparecían imagenes de sus subordinados (imagínense como tiene que ser un subordinado de este Einstein del cuerpo) pegándole entre seis una paliza a un estudiante. Tan borrego que le preguntan cuáles son los cargos de los que se va a acusar a un detenido y dice “Los que decidan los fiscales”. No imbécil, los fiscales decidirán si imputar o no al detenido en función de tu informe, seguramente falsificado.

Corruptos; no tengo espacio para enumerar ni una millonésima porcentual de los casos de corrupción en los que están implicados estos border-line. Como simple mención la operación policial que se realizó en Puerto Rico, hace unos meses atrás, en la cual se incluían oficiales de la Policía de Puerto Rico, policías municipales, agentes del Departamento de Corrección, miembros de la Guardia Nacional y ex oficiales de ley y orden, entre otros. Pero lo que más me encojona es su estúpido corporativismo, que les lleva a defender contra viento y marea cualquier actitud de sus compañeros, independientemente de que sepan que la actitud de su compañero es ilegal.

Ver las reacciones desproporcionadas de estos perros de presa uniformados me revuelve el estómago, como crean casos, como dan palizas en nombre de la “ley”, como incautan drogas y se quedan una parte, como te dicen “protocol or non protocol” cuando te ponen una multa en las antiguas Republicas Soviéticas, o como son parte integrante de los narco-asesinatos de México. ¿Y quién es el poder reinante que le da uniformes y armas letales a estos animales, que serían peligrosos hasta con una zanahoria en la mano? Los Políticos… pronto en QiiBO.

Liinks:
fotos | Primera Hora

Share, , Google Plus, Pinterest,

Comentarios de Facebook

comentarios