Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

La razón por la que salí satisfecha de The Roommate

The Roommate-11

¿Han tenido alguna vez roommates? Piensa en esa experiencia por un segundo… Ahora olvídala completamente porque esto no tiene ningún tipo de similitud a una experiencia con un roommate. Excepto por la roommate de una amiga mía que se quedaba en la puerta mirándola dormir, pero esa es otra historia para otro día.

Si echas en una licuadora: “Play Misty for Me”, “Fatal Attraction” y “Single White Female” terminarías con una batida sin sabor llamada The Roommate. En lo que sus antecesoras son un éxito, crear suspenso real y ver un poco de sangre de cuando en vez, The Roommate falla de una manera espectacular. Christian E. Chrisitansen dirige a un elenco súper juvenil encabezado por Leighton Meester– que puede ser la más reconocida por su serie Gossip Girl- Minka Kelly y Cam Gigandet.

Sara [Minka Kelly] es una chica de Iowa que se enfrenta a la gran y temible ciudad cuando es aceptada en la ficticia Universidad de Los Ángeles para estudiar diseño de moda. Rebecca [Leighton Meester] es su compañera de cuarto, una joven de Beverly Hills un poco extraña. Mientras más se van conociendo, Sara va descubriendo la realidad tras la amistad de Rebecca con la ayuda de su jevo Stephen [Cam Gigandet].

The Roommate es PG-13 porque sabe al público que apela, los tweens y teens que creo que han visto cosas peores en los pasillos de sus escuela. Aquí todo está preparado para una película de “terror”, pasillos vacíos y oscuros, baños con poca iluminación, etc., etc. Las situaciones son las más repetidas y memorables de las películas a las que pretende emular, pero aquí quedan cortas ¡No hay siquiera sangre suficiente!

Minka y Leighton son igualitas desde el físico hasta la manera en que actúan. Creo que por eso una usa casi siempre un sombrero, para que sepamos quien rayos es quien. Entiendo que una se obsesiona con la otra y que hace sentido que se parezcan, pero no desde un principio. Esta transformación debió haber tomado un poco más de tiempo y cuidado. Lo único que puedo salvar de Leighton es que el personaje de Rebecca tiene algo de personalidad y gustos propios. No es un canvas completamente en blanco esperando absorber a Sara completamente.

The Roommate es una de esas películas catalogadas como “guilty pleasure” para algunos. Yo quería despejarme y ver una película boba y sin sentido y I got what I paid for. Así que salí satisfecha del cine de haber visto una película mala. No sé si hace sentido, pero de seguro la volveré a ver cuando TBS o TNT la pasen maratónicamente un fin de semana como dentro de meses just for the fun of it.

Galeriia:

Crediitos:
fotos | AllMoviePhotos

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by Aimee

Fanática del cine, fashion y Real Madrid. Amiga de merengues y 2 o 3 culés que se han colado. Se ríe bien duro, ha ganado múltiples galardones en Rock Band, odia hablar de ella en tercera persona y hacer biografías.

424 posts

Comentarios de Facebook

comentarios