265 Views |  Like

6 pautas de comportamiento para afrontar una ruptura sentimental.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=aliLJUiZNHE’]

Normalmente escribo sobre política y temas sociales, pero hoy me he decidido a dar un consejo sentimental a los lectores de QiiBO, que seguramente no vayan a seguir, pero que es, definitivamente la solución para la depresión post-abandono.

Al escribir este artículo asumo que todos somos buenas personas, lo cual es una asunción incorrecta de por si. Y ese es el primer error: cuando alguien te deja lo último que debes ser es buena persona.

Evidentemente cuando alguien deja a otra persona es en un 90% porque ha encontrado a otro/a, y en el otro 10% porque piensa que va a encontrar a otro/a. Por lo tanto, si tu novio/a te deja, no le pidas explicaciones, la estadística no miente, se está tirando a otro/a, y en un gran número de ocasiones a alguien que tú conoces. Y cuál ha de ser tu respuesta: ¿Indiferencia? ¿Compadecerle?, jejejeje. La respuesta correcta es: venganza y el rencor… y no sólo de pensamiento. La palabra perdón queda fuera de nuestro vocabulario a partir de ahora. Pasemos a la acción:

Paso 1. Aislamiento: Seguramente tendreis amigos en común. Hasta ahora. Tú eres mejor persona que el/ella, y ya no compartes tus amigos con mala gente. Por lo tanto gánatelos y aisla a tu ex-pareja hasta hacerla sentir tan vacía que no pueda soportarlo, y tenga que buscarse forzadamente nuevos amigos, que en realidad no lo son. Prueba hacerlo también con su familia, no suele funcionar pero si lo hace es un golpe de TKO: hacer que su hermana pequeña sea tu mejor amiga, no sólo es un duro golpe, sino una fuente inagotable de información que nos servirá para posteriores pasos.

Paso 2. Remordimientos: Comunícate con él/ella exclusivamente para que se sienta mal. Es mejor hacerlo por e-mail, pero si un día te sientes con la suficiente energía para simular llanto, no dudes en llamar por teléfono, y decirle que todo es por su culpa. Tú sufres por su culpa, pues que le remuerda la conciencia. Se recomienda también comentar tus numerosos intentos de suicidio, siempre infructuosos.

Paso 3. Descubre quién es el/la nuevo/a y sincerate con él: seguramente tus amigos en común podrán ayudarte. Consigue su e-mail, y envíale todos los mensajes que habeis intercambiado durante vuestra relación, e incluso posteriormente, cuando ella/él ya han empezado una relación con el/la nuevo/a. No dudes en envíarle también los videos sexuales, y las grabaciones telefónicas de vuestas conversaciones eróticas mientras el/la nuevo/a novio/a esta trabajando. También puedes envíar estos documentos a su familia. Además publica sus fotos desnuda/o en facebook y otras redes sociales, y compártelas con todos los contactos que puedas. Recuerda que sus “amigas” serán las principales distribuidoras del material, por lo que debes asegurarte de compartir las fotos, vídeos, y mensajes con ellas. Hazte amigo de sus ex’s y comparte con ellos conversaciones acerca de vuestras relaciones íntimas y si es posible alojate en su casa por una semanita [más información]. Al principio es chocante, luego te acabas riendo.

Paso 4. Deseos futuros: Deséale infelicidad eterna [vía email] y hazle ver que nunca conseguirá a nadie como tú ni por casualidad [eso es cierto]. Además, si no crees en Dios, este es un buen momento para hacerse religioso: reza cada noche pidiendo para que encuentre a un nuevo novio/a que la trate igual que él/ella te ha tratado a ti. No desees la muerte nunca, como mucho enfermedades venereas, porque sino no podrás disfrutar de los pasos finales.

Paso 5. Golpe final: Hazle saber que te acostaste con su mejor amiga/o durante vuestra relación, y todas las infidelidades, si las hubo. Aquí la familia juega de nuevo un papel fundamental. Si te has tirado a su hermana/o, prima/o, padre o madre, es TKO de nuevo. Aún si no lo has hecho puedes insinuarlo y hacer sembrar la duda.

Paso 6. Karma: No dudes que lo que él/ella te han hecho, le será devuelto con el tiempo… y cuando eso pasé tú estarás ahí para recordárselo y alegrarte por su desgracia.

Si después de todo esto, que puede ser un largo proceso, no te sientes mejor… entonces tienes un serio problema, y deberás cambiar de táctica o pedir ayuda psicológica… pero creedme… ¡¡FUNCIONA!!

*Este artículo no está basado en hechos reales, y todo parecido posible con la realidad es pura ficción.