171 Views |  Like

Pensamientos sobre un genio.

Steve Jobs renuncia a Apple

Ayer, mientras me preparaba mentalmente para el tapón de regreso a casa y que estaba a punto de coger, recibo un SMS del editor en jefe de YoSoyAndroid, Angel Otero, que leía “tu idolo renunció”. Confundido le pregunto de qué hablaba, aunque algo dentro de mi sabía muy bien a lo que se refería, Steve Jobs renunciaba a Apple.

Cabrón cáncer. Mi reacción inicial.

El mismo día en que QiiBO cumplía sus dos años de existencia, la persona que más me ha inspirado, junto a Alex Bogusky y Michael Jordan, a pensar las cosas de otra forma, dejaba su puesto de CEO en Apple. Suena algo trágico, pero así es.

Mi experiencia con las Macs, como a muchos otros fanboys, comenzó de la manera más clichosa posible, aunque no por esto menos cierta. En la universidad, mientras estudiaba publicidad, probé una y, desde ese primer día, bastó para saber que las Macs serían mi computadora para siempre. ¿Qué tienen estas computadoras que otras no? A ciencia cierta, no sabría decir, tal vez sea una combinación de cosas como: diseño, elegancia, pasión, o quizás sea algo completamente distinto. Pero eso es otro tema.

Pero Steve Jobs no solo fue responsable de revolucionar la computación, dos veces, con el Macintosh y NeXT Computer, también Hollywood sintió un poco de esta revolución con las películas animadas que disfrutamos año tras año. Y es que Pixar, compañía que Jobs compró a George Lucas cuando fue despedido de Apple, nos ha regalado joyas como: Toy Story, Wall-E, Ratatouille, The Incredibles, etc, etc, etc. Y así llegamos al iPhone y el resto de smartphones de los que cada día dependemos y las recién llegadas tablets, mercado que Microsoft trató de entrar en sus días y falló feamente.

Casi lo veo, sin la llegada del iPhone en el 2007, el mes entrante veríamos el nuevo modelo de Blackberry, un Pearl de seguro. Sin mencionar que no conoceríamos al robocito verde que se ha apoderado del planeta y Microsoft no tendría Windows Phone 7. No puedo dejar de mencionar al iPod. Sí, Jobs también fue uno de los responsables de revolucionar la manera en la que escuchamos música hoy día. La historia de este aparatito la conocemos de sobra… todo un fenómeno de la era moderna.

Todos, mercados que fueron revolucionados, en gran medida, gracias a Steve Jobs.

Notarán que uso la palabra “revolución” porque es precisamente esto lo que Jobs, supo hacer, observar y revolucionar. Lo que ya conocíamos, y aceptabamos como bien, fue llevado a otro nivel: computadoras, teléfonos, tablets, MP3s y películas animadas, cada uno de estos mercados han seguido las líneas trazadas, indirectamente, por él. Revolución.

Este punto es, precisamente, uno de los más importantes y que caracterizan a Steven Paul Jobs. Si bien es difícil inventar algo que no existe, igual de difícil es cambiar un estándar, una visión, ya aceptada por todo el mundo.

Steve Jobs-Macintosh

Adiós a la era Jobs, hola a la era Cook.

Al Consejo de Administración de Apple y la Comunidad Apple:

Siempre he dicho que si alguna vez llegaba el día cuando ya no pudiera cumplir con mis deberes y expectativas como director general de Apple, yo sería el primero en comunicárselo a ustedes. Por desgracia, ha llegado ese día.

Por medio de la presente renuncio como director general de Apple. Quisiera prestar servicio, si el Consejo lo considera procedente, como presidente del Consejo de Administración, miembro del Consejo de Administración y empleado de Apple.

Por lo que a mi sucesor respecta, recomiendo enérgicamente que ejecutemos nuestro plan de sucesión y nombremos a Tim Cook director general de Apple.

Creo que los días más brillantes e innovadores de Apple están por delante y espero con ansias mirar su éxito y contribuir a éste en una nueva función.

Algunas de las mejores amistades de mi vida las he encontrado en Apple y les agradezco a todos los muchos años de poder trabajar al lado de ustedes.

Muchos comentan que Apple ya no será la misma, que perderá su magia. Esto se debe, claro está a que ya pasó una vez. Durante gran parte de los ’80 y ’90 vimos como esta emblemática compañía no salía de un error para meterse en otro más grave, al punto de casi irse a la quiebra. Al regresar Jobs, lo primero que hizo fue detener algunas malas movidas y comenzar a reclutar gente competente para rescatar a la compañía que tanto ama. El resto ya es historia.

Y así pasamos de la era Jobs a la era de Tim Cook. Quizás muchos de ustedes no hayan oído hablar de él, pero desde que Steve regresó a Apple en el 1997, él ha tomado su puesto en dos ocasiones, ambas por licencias médicas del primero. Cook es un excelente ejecutivo, con experiencia de sobra y que se ha probado en muchas de las decisiones importantes de la compañía de la manzana. Vamos, Apple, con él al mando, ha tenido uno de sus mejores trimestres en la historia. Con él al mando, Apple llegó a convertirse en la compañía más valiosa en el mundo. Con él al mando, Apple pareciera inmune a la recesión económica. Eso, que no queda en malas manos la empresa que lleva el ADN de Jobs hasta en la grama que crece alrededor de Cupertino.

De igual forma no digo que Cook vaya a ser un Jobs, eso jamás. No todo el mundo tiene el grado de detalle que este genio. Vic Gundotra comenta hoy en su cuenta de G+ como Jobs lo llamaba un domingo con un problema “urgente”. Para aquel entonces Gundotra era responsable de las aplicaciones móviles de Google, por lo que Jobs acudío a él y le asignó una persona de su equipo para que pudieran resolver ese problema tan urgente: el gradiente amarillo de la segunda O en Google, no se veía como era. Exacto.

En definitiva, sí, Apple pierde, pero ellos sabrán resolvérselas por si solos. Les irá bien. No son la compañía que fueron en los ’90 y de seguro Jobs caminará por esos pasillos un tiempo más. Sin embargo, no puedo decir lo mismo del resto de la industria, quienes solo se preocupan por cual aparato es el más rápido o el más chiquito o el más whatever. O sea, nada de revolucionario en ellos. No me hagan caso a mi, solo miren a los fabricantes de Android como luchan por sobresalir con cada producto que sacan. Solo saben jugar dentro del mar rojo. Son tiburones y llevan años en las mismas. Steve supo sobresalir como ningún otro lo ha hecho en este sector. Jugaba solito mientras los demás solo podían mirar donde acomodaba sus fichas.

Namaste Steve, y gracias.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=ykUyVFkizfQ’]