Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Crítica de Shame: Una Película sin Pudor

shame-michael-fassbender-shirtless

Si bien hay algo que nos mueve es la búsqueda constante de placer. Es el fin principal de todo lo que hacemos en esta vida ya sea para saciar necesidades fisiológicas o emocionales. De igual forma no hay nada más variante o relativo y la búsqueda de ello puede llevarnos a forzar los parámetros que han sido establecidos por esta sociedad en la que se le llama “adicto” a quien compulsivamente busca disfrutar de sus placeres y que en muchas ocasiones los lleva a vivir en vergüenza.

Precisamente esa es la temática de Shame, la nueva entrega del director Steve McQueen [Hunger] protagonizada por Michael Fassbender [A Dangerous Method] y Carrey Mulligan [Drive].

“Brandon Sullivan” [Fassbender] es un hombre adicto al sexo. Al despertar es lo primero que le pasa por la mente, en medio de su trabajo, cuando va camino a su casa, cuando se prepara para culminar el día. No conoce límites para satisfacer su vicio y el sexo ha pasado a ser la prioridad en su vida, incluso antes que su familia, su trabajo, en fin, todo.

Shame

Con la creencia de que el matrimonio es una invención social sin base ni fundamento y viéndolo como una amenaza que troncharía su estilo de vida promiscuo, no se permite llevar relaciones en las que tenga que involucrarse sentimentalmente o que lo lleven a compartir la privacidad que guarda con tanto recelo.

Su acostumbrada rutina y su privacidad se ven en juego cuando su hermana “Sissy” [Carey Mulligan] llega sin anunciarse a invadirle su vida y su apartamento. La presencia de su hermana lo lleva a verse cohibido, causándole ansiedad y llevándolo a enfrentar la realidad en la que asimila la clase de hombre en la que se ha convertido.

Quienes han visto trabajos anteriores de Steve McQueen estarán familiarizados con el peculiar estilo de este director que sabe como seducirnos y atraparnos en una experiencia sensorial capaz de desatar grandes polémicas dado a lo ofensivo que puede resultar para muchos. McQueen se expone abiertamente llevándonos en un viaje en el que vemos las diferentes caras de un hombre fundido en su adicción.

Shame

La cinta goza de una historia bien estructurada, acompañada de hermosos visuales que a pesar de su gran contenido sexual se alejan de lo vulgar y lo grotesco, aunque debo advertir que puede que ésta cinta le provoque exaltación o incomodidad a muchos espectadores que sufran de vergüenza ajena.

El talento de Fassbender como actor quedó más que demostrado, verdaderamente es impresionante la manera en que logra transformarse en este ninfomaníaco sin inhibiciones, atormentado por su hambre carnal. De igual forma la actuación de Mulligan es una como nunca antes vista, es única y fresca aún sin perder la inocencia que tanto la caracteriza.

En resumidas cuentas, Shame es memorable, conmovedora y atrevida, es uno de esos filmes que despertarán emociones en el espectador sin importar si son de agrado o descontento. Es una pena que la Academia la haya dejado pasar por alto.

Shame estrena este jueves en las salas de Fine Arts y de más está recalcarles que esta película no es apta para menores.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by Joanne Lynn

El amor innato por las artes la ha llevado a explorar cada uno de estos campos hasta descubrir que en todos logra fundirse encontrando su propia voz. Siendo administradora de profesión y escritora por vocación se ha unido a la familia de QiiBO donde ha conseguido combinar dos de sus más grandes pasiones para redactar en la sección de Cine.

610 posts

Comentarios de Facebook

comentarios