315 Views |  Like

QiiBO Reviiew: Samsung Galaxy S Blaze 4G

Samsung Galaxy S Blaze 4G - Front

Con el paso de los años hemos visto como los teléfonos en la plataforma Android y Windows Phone tienen pantallas cada vez más grandes. Un claro ejemplo de esto es el Galaxy Note que recientemente Samsung presentó. Con esto, resulta curioso ver como dentro de estas plataformas, un teléfono con pantalla menor a las 4.3 pulgadas, cae dentro de la gama media. ¿Nos estarán dando algún mensaje subliminal detrás de esto? Siguiendo con el tema, recientemente ha llegado a la Isla de la mano de T-Mobile, el nuevo miembro de la familia Galaxy, el Samsung Galaxy S Blaze 4G, un teléfono que se queda corto para entrar en la gama alta en la que sus hermanos mayores están, pero que se pasea muy bien entre teléfonos un poco más económicos y sencillos.

Teniendo en cuenta lo antes mencionado, me pregunto, ¿es el Galaxy S Blaze 4G un simple teléfono más?, ¿Samsung habrá puesto un esfuerzo suficiente dentro de este refinado teléfono? ¿debo compararlo con teléfonos de la gama alta debido a su software? incluso, yendo un poco más lejos, ¿por qué seguir diluyendo la línea Galaxy con teléfonos que no están caen dentro de la gama alta como el Samsung Galaxy S II o el Galaxy Note? Les invito a seguir leyendo y ver si podemos contestar algunas de estas preguntas.

[box]Hardware | Diseño exterior[/box]

[two_third]Samsung Galaxy S Blaze 4G - Back[/two_third] [one_third_last] Samsung Galaxy S Blaze 4G - PantallaSamsung Galaxy S Blaze 4G - Cámara 1
[/one_third_last]

A primera impresión, el Samsung Galaxy S Blaze 4G, luce como un teléfono de RIM o Blackberry como le conocemos. Con lo bueno o malo que esto pueda parecer, RIM aun tiene peso y prueba de ello es que sus teléfonos son sinónimo de empresas. Sin embargo, la experiencia que nos brinda el Galaxy S Blaze 4G no se siente de nivel empresarial — hablaré más adelante—. El Blaze 4G no es un teléfono empresarial y aunque su diseño imita, en gran parte, las líneas de diseño de los teléfonos de RIM, está muy claro que Samsung no buscaba introducir el mismo dentro de este mercado, sino en uno más joven y, por llamarlo de alguna manera, práctico.

El Galaxy S Blaze 4G, cuenta con una pantalla de casi 4 pulgadas, 3.97″ para ser exactos, super AMOLED. Como dije anteriormente, algo que rompe con la norma dentro de la plataforma Android, pero que ayuda a olvidarse y alejarse de los teclados QWERTY físicos a los que la empresa canadiense nos tiene acostumbrado.

Dejando el “look and feel” de Blackberry, Samsung nos presenta en el Galaxy S Blaze 4G un teléfono refinado, no el más elegante, pero bastante estilizado. Esto a pesar de no contar con los mejores materiales de construcción. Prueba de ello es la tapa trasera que descubre la batería. En mano el Samsung Galaxy S Blaze 4G se siente muy cómodo, sólido pero no pesado. Tampoco se siente demasiado liviano como para sentirse que tenemos un teléfono de juguete.

El teléfono cuenta con solo un botón, el de “Power” y los botones clásicos de volumen. Para movernos por el sistema, encontraremos justo debajo de la pantalla los cuatro botones sensibles al tacto que hemos visto en varios modelos androides. Los cuales irán muy bien cuando el Samsung decida traer el último sabor de Android, Ice Cream Sandwich, al Blaze 4G. Por último, en el lateral derecho encontramos una ranura para un MicroSD card y gracias a los seres que obraron con una tarjeta de 4GB, ya que no tiene almacenamiento interno.

Pantalla

Samsung nos tiene acostumbrado a colores brillantes, muy brillantes, y saturados al máximo de color. El Galaxy S Blaze 4G no es la excepción. Las imágenes, páginas de Internet y vídeos se verán de maravilla en las 3.97 pulgadas de super AMOLED con resolución WVGA [800 x 480]. Bajo la luz del Sol, el Galaxy S Blaze 4G mantiene una brillantez razonable, al igual que al ver su pantalla en ángulos. Sin embargo, donde el Galaxy S Blaze 4G tropieza es desplegando los textos. Los mismos se pueden ver un poco borroso o, si son textos blancos y anchos, se puede notar el patrón de “tiles” del panel PenTile que lleva.

La pantalla del Galaxy S Blaze 4G no está a la par de las pantallas más avanzadas que encontramos en otros teléfonos. Sin embargo, todo tiene su usuario. Si al igual que yo, gustas de leer libros electrónicos o páginas web, notarás que tu vista se cansa más rápido dado que se esfuerza un poco más. Si eres más visual: videos, fotos y redes sociales, no tendrás problemas con su pantalla.

Cámaras

[two_third] reseña: Galaxy S Blaze 4G

[/two_third] [one_third_last] reseña: Galaxy S Blaze 4Greseña: Galaxy S Blaze 4G
[/one_third_last]

El Samsung Galaxy S Blaze 4G no se sacrifica a la hora de incorporar sus dos cámaras, una trasera de 5 megapíxeles con flash LED y una frontal para videollamadas de 1.3 megapíxeles. Con especificaciones bastante a la par con algunos teléfonos importantes, el Blaze 4G se desempeña decentemente sin tener las mejores condiciones de luz. Contrario a otros teléfonos de gama alta que teniendo, en papel, mejores especificaciones en su cámara, no resultan así en la práctica. Este teléfono no tiene la cámara más rápida o contará con los megapíxeles que se pasean de lo lindo en los teléfonos de gama alta, pero se desempeña realmente aceptable con algunos momentos formidables.

Algo que siempre he echado de menos en los iPhones de Apple es un mejor software para manejar la cámara. En Android, varía entre fabricantes, pero siempre encontramos aunque sea el más mínimo. En el Samsung Galaxy S Blaze 4G tenemos un software que nos permitirá manejar la exposición, el “white balance” en las fotos, podemos aplicar efectos o hasta tener un “timer” para el shooter. Si disfrutas de aplicaciones fotográficas como Instagram, agradecerás que Samsung haya incluido el software que encuentras en teléfonos más “high-end” en el Galaxy S Blaze 4G.

Samsung Galaxy S Blaze 4G - Cámara 3
En el apartado de vídeo, el Galaxy S Blaze 4G graba a 720p y los mismos resultan agradables a la vista. Sin embargo, contrario al software de la cámara, en vídeo no tenemos opciones para mejorar las grabaciones.

[box]Software[/box]

No es un secreto lo mucho que está tardando en llegar Android 4 Ice Cream Sandwich a los teléfonos Android actuales. Sin embargo, es triste, muy triste, ver que un teléfono completamente nuevo, no lo traiga. Y el ser de gama media, no es excusa alguna. Sorry Samsung, pero fallaste aquí. Mal chico, eso no se hace. Punto.

El Galaxy S Blaze 4G corre bajo la versión Android 2.3.6 Gingerbread, y encima de ésta nos encontramos con la misma versión de TouchWiz que ya conocemos de Samsung. Que como todas, tiene sus pros y contras, pero sigo diciendo que no es tan mala como otras que vemos en otros fabricantes. Dicho esto, tendremos una idea de cómo luce el Blaze 4G.

review: galaxy s blaze 4g review: galaxy s blaze 4g

Lo que nunca imaginé fue la cantidad enorme de software ya incorporado de fábrica que trae el Samsung Galaxy Blaze 4G. T-Mobile se ha encargado de hacer una fiesta con lo que en inglés llaman “bloatware”, aplicaciones que en realidad muy pocos usan y que no creo que aporten mucho a la experiencia final. Esto, añadido a las aplicaciones que vienen ya por defecto en los teléfonos de la compañía magenta como Netflix o Slacker Radio, los apps de Google que ya conocemos y para terminar los Samsung Apps, se podrán imaginar la cantidad de software que trae el Blaze 4G.

Peor aun, es que no nos encontramos con opciones para poder desinstalar todo este “bloatware” y poder liberar un poco de espacio para aplicaciones que sí nos interesan y por ende, utilizamos. Al final la experiencia que nos brinda se siente más como un teléfono propio de T-Mobile que de la línea Galaxy de Samsung.

review: galaxy s blaze 4g review: galaxy s blaze 4g

Otro punto negativo, en mi opinión, es que el teclado que viene por “default” es el Swype. Estoy acostumbrado a los teclados virtuales, pero al tener una pantalla no tan cómoda como otros teléfonos Android el teclado Swype me resultaba bastante incómodo reflejándose en errores al escribir y, por consiguiente, más tiempo en él. Afortunadamente, podemos cambiarlo al teclado de Samsung sin problemas. Claro está, si te sientes cómodo escribiendo con el Swype, lo dicho arriba no será problema para ti.

[box]Rendimiento | Batería [/box]

[two_third]

Samsung Galaxy S Blaze 4G - Pantalla

[/two_third] [one_third_last]

Samsung Galaxy S Blaze 4G - BateríaSamsung Galaxy S Blaze 4G

[/one_third_last]

Este pequeño sin duda alguna compensa todo el mal sabor de las aplicaciones de fábricas a la hora del rendimiento o performance. El Galaxy S Blaze 4G se mueve bastante bien con su procesador Qualcomm dual-core de 1.5Ghz. El abrir y cambiar de aplicaciones es bastante fluido sin mucho “lag”. Lo que resulta en una experiencia realmente satisfactoria para un teléfono como este. Por momento olvidaba que estaba usando un teléfono de gama media. Y eso es mucho decir.

En cuanto a la duración de la batería, no esperaba menos. El rendimiento es realmente bueno, encontrándome con mi día a día normal de Twitter, web, emails, Facebook, textos y llamadas [en ese orden] sin agotar por completo la batería. Al final del día lo conectaba con alrededor de un 20 a 15% del total. Nada mal. Por su parte, la calidad de llamadas y la velocidad de data de T-Mobile fueron excelentes, lo cual ayudan a mejorar la experiencia, que es lo que al final realmente importa en un teléfono. Ninguna queja en este apartado.

[box]Conclusión [/box]

T-Mobile nos trae un teléfono en exclusiva muy decente. Sé que al no ser un teléfono de gama alta, muchos fanáticos de Android no se sentirán atraídos o motivados por el nuevo Samsung Galaxy S Blaze 4G, sin embargo, para ser bueno no hacen falta grandes especificaciones. Samsung lo cree así y nos lo prueba con este modelo.

Si tenemos en cuenta que estamos frente a un teléfono que no compite directamente con los teléfonos más grandes y populares de Android, pero que en algunas areas va tan bien como ellos, el Samsung Galaxy Blaze 4G es un teléfono a considerar. Adicional a esto, cuenta con un rendimiento muy bueno, una cámara decente que va mejor que muchos teléfonos caros y un refinado diseño.

Mi recomendación para quienes aun no se inclinan por las pantallas grandes pero sí quieren dar el brinco a Android, sin entrar de lleno a la línea “high-end” como lo son el Galaxy S II o el Galaxy Note, es que aquí tienen una opción interesante. Ahora, algo que no me cuadra, dado el mercado donde compite el Galaxy S Blaze 4G, es su precio. Vamos T-Mobile, pueden hacerlo mejor aquí. Realmente, $199 más contrato de dos años, por un teléfono de gama media es un poco alto. Más aun cuando tenemos teléfonos high-end más baratos… aunque, claro está, no son el último modelo en el mercado.

[box] Nota: Agradezco a T-Mobile Puerto Rico por facilitarme el Samsung Galaxy S Blaze 4G para propósitos de reseña[/box]