Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

18 de abril: un mes después de las primarias

Primarias Puerto Rico

Primarias Puerto Rico

Hace aproximadamente un mes que escribí una columna sobre las primarias.  En ella expuse mis reservas sobre cómo se da ese proceso primarista.  Hice hincapié en que los procesos electorales estaban montados a conveniencia de los partidos políticos.  Me quejaba que el llamado “corazón del rollo,” que termina votando íntegro, filtrara la papeleta de las elecciones generales.

Luego de pasar unas horas de cerrados los colegios de votación, comenzó la dilación de los resultados.  Parecía una estrategia de parte del Gobierno para promover la implantación del escrutinio electrónico detenido en los Tribunales.  Pero la ansiedad por los resultados provocó las críticas hasta de candidatos de un mismo partido que comenzaron a acusarse mutuamente de fraude electoral.  [Véase caso más notorio de la contienda entre Ángel Pérez y Antonio Soto en Guaynabo]

Un mes después de las primarias, no tenemos certeza de nada.  Hemos estado frente a dimes y diretes intra y entre los partidos y dentro de los mismos partidos y se confirmó lo que decía: los partidos hacen y deshacen con el sistema electoral.

Y como si esto fuera poco, el eufemismo es la orden del día.  Nos han llenado de noticias de “vaciado de listas.”  Así a secas suena hasta bonito, parecería una acción diligente.  Pero no, estos partidos que manejan el sistema electoral nos han dicho que el “vaciado de listas” es una cosa del folclore puertorriqueño.  Así lo dijo el Lic. Pedro Ortiz Álvarez, del Partido Popular Democrático [PPD] al Tribunal Supremo de Puerto Rico [TSPR].  Gente, esa “bonita costumbre” de “vaciado de listas” no se trata de folclore, ni mucho menos.  El “vaciado de listas” implica falsificación de firmas [delito], fraude electoral [delito], robo de identidad [delito] y la desconfianza de un sistema electoral en un país que hace alarde de su democracia.

Señores, que la trampa se la han hecho dentro de los mismos partidos.  Esto significa que no solo no respetan a los electores no afiliados ni a los contrarios, sino que no respetan tampoco a su corazón del rollo.  Que no quieren siquiera que el corazón del rollo escoja sus candidatos porque saben que terminarán [b]otando íntegro y ellos colocarán su plancha con su “bonita costumbre” de “vaciar listas.”

¡Quién iba a pensar que pasados los días, en vez de conocer quiénes serán los candidatos oficiales, un mes después de las primarias, no tenemos idea cómo quedará impresa la papeleta de las elecciones generales!  Y hasta el viernes, 20 de abril de 2012, la Comisión Estatal de Elecciones [CEE]había  informado de 21 maletines arrestados en el PPD y 10 en el PNP y no ha terminado el escrutinio.

¡Quién diría que sería tan obvio que los partidos son el cabro velando las lechugas hasta en procesos internos!

Ahora me pregunto yo, ¿cuántos años llevan cambiándonos los números de los candidatos para favorecer a la “mano invisible” que da las instrucciones para hacer esto?  ¿Cuántos años llevan culpando a los electores de elegir y han sido los partidos, con fraude, que han puesto ahí a los que han llegado al poder? ¿Cuántas veces dejó una papeleta en blanco y su voto abstenido recibió el aval de algún candidato?

¿Cuándo dejaremos de aplaudir nuestro sistema electoral, en vez, de buscar para mejorarlo?  ¿Cuándo será procesada criminalmente la “mano invisible y folclórica?”

Y usted, a pesar de todo esto, ¿aún confía en nuestro sistema electoral? Usted, a pesar de todo esto, ¿piensa ir a [b]otar?

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by rivetteher

Ya no trabaja de bibliotecaria, fue aprendiz de socióloga y piensa en voz alta en la sección de PUERTO RiiCO en QiiBO.com

53 posts

Comentarios de Facebook

comentarios