440 Views |  Like

Resumen Game of Thrones: Blackwater – ep.9

¡Wow!  ¡Por los viejos Dioses y los nuevos! ¡Por Rhallor! Luego de toda una temporada escuchando sobre la guerra y como se acercaba, hoy finalmente llegó y ¡cómo!

Una vez más, los escritores y productores de Game of Thrones nos recordaron por qué amamos esta serie: los personajes. Esta noche vimos personajes en nueva luz, personajes que hemos visto crecer. En la temporada pasada el noveno episodio terminó con la muerte de Ned Stark y tres millones de quijadas de televidentes en el piso. Este penúltimo capítulo nos dejó igual, excepto que los últimos 20 minutos fueron tan épicos y emocionantes que nos recordaron una vez más que esta serie nada ni nadie es sagrado. No es ninguna casualidad que ambos episodios fueron escritos para televisión por el mismo genio que escribió los libros, George R.R. Martin.

Game of Thrones: Season 2 episodio 9 — Blackwater

 - Resumen Game of Thrones: Blackwater – ep.9

Este episodio fue todo King’s Landing y la batalla de la Bahía de Blackwater; no Robb, no Jon, no Arya ni Daenerys ni nadie más, y que bueno, así debió ser y con todo y lo increíblemente bueno, se me hizo corto. Tyrion sorprende e inspira sus hombres, Stannis llega a King’s Landing y Cersei…pues, continúa dando los peores consejos.

Empezamos con Stannis y Davos a bordo de su nave principal a punto de llegar a la Bahía de Blackwater directo en King’s Landing y el castillo. Davos conversa con su hijo que le asegura que su causa y su fe son las justas y lo que les dará la victoria. Además, tienen la ventaja en números. Davos no puede evitar ser más cauteloso, pero es innegable la admiración que su hijo siente por él: “Tengo fe en mi capitán” le dice.

Vemos a Tyrion acostado junto a su Shae, pero no puede dormir. Ella le pregunta si tiene miedo, a lo que él le confirma positivamente. Si el amor que le demuestra esta mujer es falso es tremenda actriz. Por su lado Cersei, recibe un paquete de su Grand Maester Pycelle, quien como sabemos ahora tiene una barba mas corta [jeje]. El paquete resulta ser una pequeña botella de esencia de “Nightshade” para la cual el  consejero le explica que una gota es suficiente para calmar nervios, tres para dormir sin sueños, pero diez gotas producirán… “Sé lo que 10 gotas producirán” le interrumpe la reina para luego indicarle a Pycelle que se vaya a hacer su trabajo como consejero con los hombres esperando para pelear.

 - Resumen Game of Thrones: Blackwater – ep.9

Bronn demuestra su buena voz cantando con soldados Lannister borrachos en una taberna, aparentemente todos ellos cumpliendo con la tradición de beber y disfrutar su último día vivo.  La noche parece dañarse un poco cuando El Hound llega a darse también su trago y rechaza la invitación de Bronn de bebida y mujeres a su cuenta. El Hound le deja saber que no le tiene ningún respeto y justo cuando parecía que la cosa iba a explotar entre estos dos, los salva la campana…literalmente: las campanas de la ciudad empiezan a sonar… Stannis ha llegado.

“Odio las campanas: dice Varys a Tyrion en su aposento, “Suenan por horror. Por un rey muerto. Por un ataque a la ciudad.” “Por matrimonio” le añade Tyrion, quien se está preparando para la batalla poniéndose su armadura. Varys le muestra lo que Tyrion quería ver: un mapa de los túneles debajo de la tierra que construyeron los anteriores reyes, los Targaryen, para usar en caso de que la defensa no funcione y haya que escapar. El sonido de las campanas llega hasta las naves que se acercan, Davos ordena que activen los tambores de la guerra, y al igual que la de los televidentes, la sangre de los soldados se calienta al ritmo de estos.

Tyrion le desea buena suerte a Bronn quien llevará a cabo una misión secreta. Sansa por su parte despide a su “amado” Joffrey quien le exige que bese su nueva espada la cual ha nombrado “heart eater” [A mí se me ocurre algo que puede hacer con la espadita ese muchachito]. Cuando llegan a su posición la cual les da la vista al mar por donde viene el ataque, Joffrey descubre sorprendido que su flota no está por ningún lado y cuando le pregunta a Tyrion, este se niega a explicar su plan pero le deja saber que lo necesita para ganar “Nunca me ha gustado mi cabeza, pero tampoco la quiero removida de mí”. Por supuesto la ausencia de naves para recibir los invasores también le extraña a Davos pero continúa su camino hasta la Bahía.

En el castillo, las mujeres y los niños han sido reunidos en un salón para protegerlos, incluyendo a la reina y Sansa y Shae. Cersei llama a Sansa para que comparta su bebida “No tengo sed, su gracia” le dice la chica Stark “no te he ofrecido agua” contesta la reina mientras le da el vaso de vino. Cersei en este capítulo estuvo en su punto más arpía, y gracias a lo mucho que bebió, le dio los peores consejos que he escuchado desde que vi ese capítulo de “Casos de Familia” en una sala de espera. Mientras los soldados se mataban afuera, escuchamos a la Lannister explicando como desde pequeña resintió el trato distinto que recibió por ser mujer y el que la hayan casado con un hombre que no la amaba. Ademas, dejó claro que no la atraparían viva si Stannis conquista la ciudad [¿recuerdas la botella de "nightshade"?].

Finalmente un barco llega a la vista de los invasores, pero eso precisamente es lo que les extraña: solo una nave. Cuando llega hasta un punto donde la pueden ver mejor, Davos descubre que esta vacía, no hay nadie, pero una sustancia verde sale por la parte de atrás, es ¡fuegomágico! Ya es demasiado tarde, el barco está justo al lado del suyo, Tyrion da la señal y Bronn, desde su lugar secreto, dispara una flecha con fuego que cae justo en el “fuegomágico” lo enciende, el fuego llega hasta la nave que creían vacía y BOOOM! la explosión de fuego verde destruye todas las naves a su lado. Davos, su hijo y sus soldados se convierten en las primeras víctimas de la batalla.

 - Resumen Game of Thrones: Blackwater – ep.9

Stannis no se rinde, ordena a sus hombres que se preparen para abordar los barcos pequeños y desembarcar en la Bahía. Podrán decir lo que quieran de Stannis, pero el tipo pone la cartera donde pone la boca; es el primero en montarse para llegar hasta tierra, el primero en bajarse y el primero en subir la muralla con las escaleras. Por supuesto, nada de lo anterior se le hace fácil ni a él ni a sus hombres, flechas en fuego, piedras tiradas desde arriba de la muralla y los soldados los reciben en tierra firme incluyendo El Hound que hace honor a su fama de sanguinario cuando parte a unos cuantos por la mitad. Lancel Lannister hace un aguaje de pelear pero recibe un flechazo que lo convence de regresar adentro y de una vez dejarle saber a Cersei que están perdiendo terreno contra Stannis. Cersei le ordena que busque a Joffrey y lo convenza de irse a su cuarto para que no le vayan a matar el nene.

Justo cuando estaba calientito matando a diestra y siniestra, El Hound se queda paralizado cuando ve un hombre en fuego ir hacia él. Aparentemente esto le hizo recordar sus propias quemaduras que sufrió a manos de su hermano cuando pequeño, y aunque Bronn le salvó la vida, dio media vuelta y regresó adentro, no sin antes darle una merecida mandada al caraj* a la guardia real, la ciudad y a Joffrey.  [¡Eso es, El Hound pa presidente!]  Mientras, Stannis ya estaba peleando arriba en la muralla del castillo junto a algunos de sus hombres, otros tratan de romper las puertas principales.

Joffrey no necesitó mucho argumento para aceptar irse a su cuarto y los hombres se dieron cuenta que su rey, los dejó bien arrollados, todo el mundo lo vio irse con su cola de rata entre las patas. Pero justo cuando parecía que los soldados de la ciudad dejarían de pelar, Tyrion se tiró un discurso que hubiera hecho sentir orgulloso al propio William Wallace [BraveHeart], “Esos son hombres valientes tocando nuestra puerta… vamos a matarlos”, y los animó a que lo siguieran por un pasadizo secreto que los llevaría detrás de los soldados de Stannis rompiendo las puertas para entrar. ¡Qué mucho ha cambiado Tyrion desde que lo conocimos! En la temporada pasada era un tipejo que solo le interesaba beber y dar pa’bajo —no que eso sea malo, claro— pero ya se había resignado a que todo el mundo los despreciara y lo subestimara. Sin embargo lo hemos visto crecer y evolucionar al punto de ser el protector de la capital y el reino.

Shae convence a Sansa de que regrese a su cuarto ya que está segura que Stannis no le hará daño. Cuando esta lo hace, descubre que El Hound ya estaba adentro. Este le explica que se va para algún lugar que no se este quemando [se los dije] y le ofrece que se vaya con él prometiéndole que no le hará nada malo y la llevará a Winterfell; —Sansa, ¿tu madre nunca te dijo que no aceptaras que asesinos deformes te escorten sola desde Kinsg’s landing hasta Winterfell?—.

 - Resumen Game of Thrones: Blackwater – ep.9

Tyrion lleva a sus hombres hasta los que están tratando de romper la entrada, pero reciben el ataque de cientos más. El imp hace lo que puede en la batalla, pero para su sorpresa, y la nuestra, es uno de los Lannister quien le tira con su espada cortando su cara y haciéndole caer. Si esta fuera una serie como cualquiera otra estaría seguro que la semana que viene lo voy a ver vivo y con una cicatriz horrible pero esto es Game of Thrones.

Justo cuando la causa se ve perdida, de la nada llegan refuerzos ondeando la bandera de la familia Lannister y vemos a un caballero con una armadura muy familiar. Al mismo tiempo vemos a Tyrion sangrando profundamente y cerrando sus ojos y a Stannis gritando a sus soldados que no se vayan mientras sus soldados lo tratan de detener. Cersei esta sentada en el trono de hierro con su hijo menor haciéndole un cuento de un león en el bosque y a punto de darle el veneno se abren las puertas por donde entran Loras Tyrell y Tywin Lannister. El león anuncia que la batalla se acabó, ganaron. Y así concluye uno de los mejores episodios de cualquier cosa que hay en televisión ahora mismo.

 

| ¿Te perdiste alguno de los capítulos anteriores? Sigue todos los resúmenes: Game of Thrones, segunda temporada

No encuentro suficientes palabras para describir lo épico, sublime y parapelos que estuvo Blackwater. No solo porque por fin tuvimos una batalla en escena, sino porque fuimos testigos de cómo los personajes que pensamos conocer, revelan nuevas cosas sobre ellos y por qué cuando crees que ya nada te sorprende, te equivocas. Si este hubiera sido el último episodio de la temporada no me hubiera importado no saber nada más de nadie. A ese nivel me lo gocé.  Y a ustedes qiibonautas, ¿qué les pareció Blackwater?