QiiBO

ROOMS:

Impresiones del Scion FR-S de Toyota

FR-S

FR-S

El calor seco e inclemente de Ponce y un pompeoso olor a freno quema’o nos acompañó en la aventura que Toyota de Puerto Rico nos preparó el pasado martes. Luego de un paseo en party bus de San Juan a Ponce, llegamos a la pista de El Tuque, la que alguna vez visité en mis años de mocedad como espectador, y que hoy me recibía como protagonista. El día estuvo lleno de adrenalina, buenos momentos, buena conversación, pero sobretodo mucha velocidad y pompeaera. Inicialmente nos indicaron que estaríamos dando 2 vueltas en la pista y que no deberíamos exceder las 60 millas. Terminamos metiendo chambón por casi dos horas y, al menos yo logré empujar el FR-S a las 90 millas [ay ya] :D.

Diseño, experiencia y performance, el FR-S armoniza todos los aspectos más importantes de la manufactura de autos con la creación de un apasionante vehículo deportivo.

FR-S

 La primera impresión que tuve del FR-S fue que es hermoso, y más pequeño de lo que pensaba. En las fotos y videos que nos presentaron antes de llegar, el FR-S me parecía más del tamaño de un Mustang. Es la impresión que causan sus líneas agresivas y lo ancho de chassis. Estéticamente superior a sus competidores directos, el Hyundai Genesis y el Civic Si, el FR-S le gana en líneas a ambos cómodamente. Comparado con el Civic Si, el FR-S es mucho más agresivo; comparado con el Genesis, mucho menos pretencioso. Es estilizado y audaz, lo que lo hace atractivo para ambos sexos. Sólo hay que ver las imágenes para notar la imponencia del FR-S. Un auto muy bien diseñado, que armoniza estética con aerodinámica de manera exquisita.

FR-S

Durante el camino, los amigos de Scion/Toyota insistían en lo divertido que es manejarlo, lo estable y la capacidad de respuesta que tiene el auto. Con las expectativas muy altas, luego de tener experiencias con autos divertidos como el Impreza, la GTI y el A4, me monté en el FR-S con cierto grado de escepticismo. Quedé sorprendido al darme cuenta que, efectivamente, la experiencia de guiar un FR-S es fascinante. Los interiores son escuetos, sólo tiene lo que hace falta pero con líneas bien pensadas y estilizadas. Una pieza de plástico en el dash, donde está el radio, fue lo único que me distrajo del resto del diseño de la cabina. Tiene conexión USB y auxiliar además de conectividad bluetooth en todos los modelos. Los asientos son muy cómodos con soporte en los hombros y buen acojinamiento en los muslos. El centro de gravedad es el más bajo en la categoría, por lo que uno esperaría que la entrada y salida de la cabina fuera algo incómoda como es usual en los autos deportivos. Sin embargo, el FR-S ha logrado que la entrada y salida sea cómoda, con mucho espacio para las piernas. En términos de respuesta, no puedo evitar compararlo con mi Subaru, que con su tracción en las 4 ruedas el manejo es estable y eficiente. EL FR-S no decepciona, aunque es tracción trasera, la combinación de centro de gravedad bajo, con el wheelbase de 101.2”, hace que el auto sea muy estable con excelente respuesta.

FR-S

Al ver los números del FR-S, en primera instancia, no parecen nada grandioso. Con 200hp y 151lbs de torque, el competidor directo, Genesis, parece destronarlo fácilmente con sus 274hp. Sin embargo, se debe considerar que el Genesis es de 700-900lbs más pesado y consume mucho más combustible comparado con el sorprendente rendimiento del FR-S de 22/30MPG. Respecto al Civic Si, los números son muy similares, pero el FR-S lo supera al ofrecer transmisión manual para aquellos que prefieran esa experiencia. El modelo con transmisión automática ofrece los paddle shifts que, según el dueño de la pista de El Tuque, es la mejor opción. Ambas transmisiones son de 6 cambios. El FR-S comparte con Subaru la ingeniería del motor, un Boxer 2.0. El motor Boxer significa que los pistones en vez de hacer movimientos verticales, los hace horizontales, haciéndolo más eficiente. La distribución de peso es 53/47 [front/rear] y el wheelbase es de 101.2”, lo que contribuye a la estabilidad del vehículo.

FR-S

El FR-S es estéticamente muy atractivo, la experiencia de manejo es verdaderamente divertida, y el performance más que suficiente. Los que sean fanáticos de Subaru saben que con cambio de chip pueden añadirle unos cuantos caballos más al motor* [wink, wink] [*dato no confirmado]. Tiene los elementos de tecnología necesarios, nada de chulerías y features de esos que uno nunca usa. Para mis gustos, es el vehículo deportivo perfecto. Llena las expectativas de rendimiento, estética y experiencia, sin ser pretencioso. Finalmente, lo más atractivo es el precio. Considerando que estás comprando un Toyota/Scion con motor Subaru, los precios son muy, pero muy atractivos. El modelo con transmisión manual cuesta $29,995 y automático $31,495. Estaba considerando comprar un Impreza, luego de comprar recientemente una Forester [con la que estoy muy contento], pero tras las terribles experiencias con Trebol Motors y el excesivo y astronómico sobrepago que se hace por los Subarus en este país, el FR-S ha subido a mi primera opción de compra.

Por Gabriel Rodríguez para QiiBO.com

Publicado por nuestro equipo de redacción. — QiiBO.com es una revista digital, fundada en el 2009, sobre cultura pop: tecnología, cine y temas de interés social en Puerto Rico. Aquí encontrarás las reseñas y noticias más recientes e importantes sobre tecnología, el mundo del cine y Puerto Rico. Q "doble i" B O - Speak your miind
0 comments