217 Views |  Like

La libertad de expresión en la red es un derecho básico según la ONU

 - La libertad de expresión en la red es un derecho básico según la ONU

El pasado jueves el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución no vinculante en la que reconoce como derecho básico la libertad de expresión en el Internet, tal y como ocurre en la vida real.

Un total de 72 países entre los que se encuentran: Australia, Reino Unido, Estados Unidos y hasta China, mayor opresor de la libertad de expresión en la red, han firmado esta resolución.

“Los mismos derechos que tienen los ciudadanos en el mundo físico también deben ser protegidos en la red, en particular la libertad de expresión, que es aplicable con independencia de las fronteras y los medios.

 

Esta resolución reconoce la naturaleza mundial y abierta de Internet como fuerza impulsora de la aceleración de los progresos hacia el desarrollo en sus distintas formas y exhorta a los Estados a que promuevan y faciliten el acceso a Internet y la cooperación internacional encaminada al desarrollo de los medios de comunicación y los servicios de información y comunicación en todos los países.”

Ken Roth, director de Human Rights Watch, afirma que esta resolución solo sirve a modo de “avergonzar públicamente” a los países opresores. China, por ejemplo, ha firmado la resolución en un acto hipócrita ya que mantendrán su actual régimen de censura en el Internet.

Pero no solo China ha firmado hipócritamente esta resolución, Reino Unido, por ejemplo ha obligado a los proveedores de Internet [ISPs] ha bloquear el acceso al sitio de descargas por torrents, The Pirate Bay.

The Pew Internet Center recientemente, entrevistó a un grupo de expertos sobre cuán dispuestas estarían las compañías en defender la libertad de expresión. Las contestaciones variaron bastante pero muchos de los entrevistados coincidieron en que las compañías responderían según sus propios intereses, aunque al hacerlo estuvieran ayudando a países represivos.

Por otra parte, la situación se agrava si tomamos en cuenta que las compañías de Internet a nivel mundial deben actuar conforme a las leyes locales que prohiben la difusión de ciertos contenidos. Twitter y Google, por ejemplo, son algunas de las compañías más transparentes en este sentido, informando sobre los pedidos de públicos o de compañías privadas les son solicitados y cuán a menudo estas peticiones son cumplidas. Facebook —la mayor red social del mundo—, por su parte, niega estos reportes al público y afirma que remueve los mensajes y páginas que sean ilegales en ciertas jurisdicciones y violen los términos del servicio.

vía | ZDnet