Share, , Google Plus, Pinterest,

Posted in:

Oro en hipocresía

olympic-gold-rings-1366x768

Mientras escribo estas líneas algo muy emocionante está sucediendo, los subestimados están triunfando épicamente. Puede ser que la primera medalla de oro de Puerto Rico no sea del atleta más sonado, sino que del luchador del Spartan Club de la Mistral. Jaime Espinal no tiene ni un endoso, nadie hizo fanfarrias por su asistencia a las Olimpiadas ni por su desempeño. Hasta hoy, él era solo uno más bajo la sombra de un vallista. Sin embargo, hoy es un héroe. ¿No te jode? ¿No te da vergüenza? A mí sí.

Su representación será una que nos llene de orgullo, pero muchos dijeron que las Olimpiadas se acabaron cuando Culson ganó el bronce. Se les olvidó que quedaban atletas -algunos de ellos como Franklin Gómez quien puede quedarse con medalla de bronce- que sienten tanto agradecimiento por nuestro país que decidieron representarnos a pesar de que no nacieron aquí y pudieron haber participado por otros países. ¿Cómo agradecemos su devoción? Dejándolos en el olvido porque no son los que salen en los billboards ni por los que se hacen hashtags.

No me malentiendan, no le quito méritos a Javier Culson quien es un excelente atleta y ha llevado el nombre de nuestro país en alto. Esto es una descarga a los medios que nos hicieron creer que la delegación se componía de una persona y a nosotros como pueblo que nos comimos el cuento con mucho ketchup. A nosotros que cuando ganamos, ganamos todos, pero cuando perdemos, realmente pierden ellos. Nosotros solo tenemos mil de opiniones que valen muy poco ya que no somos los que estamos allí, ni los que hemos practicado estos deportes por años con instalaciones y oportunidades limitadas con el sueño de algún día llenar de orgullo a un pueblo que pasa la página si no llegan al podio. Un pueblo que le consume el fanatismo que desmerece los verdaderos logros. Hoy todos preguntan quiénes son Franklin Gómez y Jaime Espinal, pero que se chave porque puede que en sus victorias llenen las expectativas que teníamos de escuchar La Borinqueña en Londres. ¿Saben qué? Deberían conocerlos, sus historias son muy interesantes, al igual que de todos los atletas en nuestra delegación.

Yo sé que podemos ser mucho mejor que esto. Deberíamos nosotros dictar que sucede en los medios, ser un pueblo educado. Pedir y exigir que todo ese dinero que se gasta en promoción se destine al mejoramiento de nuestros atletas para que se sigan preparando y perfeccionando en lo que hacen. Algo tan serio como que el Senado le negó al Comité Olímpico $3.8 millones para el cuatrenio, pero dio $800,000 (o más) para que se diera el evento PRIVADO de La Roja no debe nunca suceder. Nosotros como público espectador debemos seguir ejemplo de otros países y ponernos de pie por TODOS nuestros atletas. Los que pasan, los que se quedan en el camino, TODOS han hecho mucho para llegar allí y estar entre los mejores del mundo. Mostremos nuestra apreciación siempre por ellos. Nuestro agradecimiento por su compromiso y entrega que viene aún cuando nosotros los menospreciamos y no sabemos ni sus nombres. Yo quiero que ese recibimiento a nuestra delegación no tenga un solo protagonista, sino muchos y que esto sirva de lección. Expandamos nuestras mentes y empecemos a hablar de lo importante que no es subir a un podio, son las historias de las personas que luchan por llegar a él, en un país donde ellos no son tan importantes ni para el gobierno ni el pueblo que solo se monta con ellos en el vagón de la victoria, pero no quieren cargarlos cuando fallan #OrgulloBoricua. Quisiera también que pasemos factura por esa supuesta “inversión” que decidió hacer el gobierno en un evento privado que tiene solo la mitad de los boletos vendidos porque los precios son irracionales. Pero eso para otro post.

Nota al calce: Espero que este 15 de agosto por más fanático de La Roja que sean, usen una camisa azul [Puerto Rico es el huracán azul por alguna rara razón, la camisa de nuestra selección es roja y blanca. By the way, los Islanders no es el equipo de la selección]. Hablen y le echen porras a nuestro equipo, que no vean en las gradas un mar rojo a favor del visitante como si ellos fueran menos. Si yo viera eso como jugador mi moral estaría por el suelo. Les sacaría el dedo malo a todos y me iría del partido y les gritaría a todos malagradecidos. Eso soy yo. La práctica hace la perfección así que empecemos con la solidaridad en los deportes y maybe de ahí nos podemos mover a la solidaridad como pueblo y quién sabe, posiblemente cambiar nuestro país sin necesidad de canciones rescritas.

Share, , Google Plus, Pinterest,

Written by Redaciion QiiBO

Publicado por nuestro equipo de redacción. — QiiBO.com es una revista digital, fundada en el 2009, sobre cultura pop: tecnología, cine y temas de interés social en Puerto Rico. Aquí encontrarás las reseñas y noticias más recientes e importantes sobre tecnología, el mundo del cine y Puerto Rico. Q "doble i" B O - Speak your miind

383 posts

Comentarios de Facebook

comentarios