313 Views |  Like

QiiBO Review: Galaxy Beam

[one_half last=”no”]

El mercado móvil Android ha evolucionado grandemente, hemos visto cómo, durante años, los fabricantes han experimentado añadiéndole a sus equipos nuevas funciones. Encontramos equipos resistentes al agua, equipos con dos pantallas como el Kyocer Echo y, de parte de Samsung, el gigante Galaxy Note II. Ahora la surcoreana vuelve al ataque al mostrarnos la segunda versión del Galaxy Beam, el cual busca darnos un hardware más moderno al igual que con un proyector más poderoso. ¿Podrá el Galaxy Beam ser más que un teléfono con proyector? ¿Es solo un proyector que hace llamadas? Trataremos de contestar estas preguntas en nuestro QiiBO Review del Galaxy Beam.

[/one_half]

[one_half last=”yes”]

Samsung Galaxy Beam

[/one_half]

[one_half last=”no”]

Samsung Galaxy Beam — Home button

Un Galaxy S II rediseñado

[/one_half]

[one_half last=”yes”]

Diseño

El Galaxy Beam es un equipo fabricado por Samsung y, como lleva el nombre de la línea Galaxy, vemos varios elementos de diseño que son compartidos. Este teléfono, el cual semeja en forma al Galaxy S II, tiene un diseño más cuadrado y cuenta con el característico botón físico para “Home”. Al lado de este, encontraremos los botones de Menú y “Back”, los cuales son sensibles al tacto.

El diseño del teléfono es algo llamativo, ya que cuenta con una banda amarillo que corre alrededor del equipo, aunque arriba de esta hay otra banda de color metálico. Su parte de atrás cuenta con una textura que me recuerda al Galaxy Note original, la cual no proveé mucho agarre. La cámara trasera está situada un poco más abajo de lo normal, ya que hace espacio para la bombilla del proyector. Cabe recalcar que por el mismo problema, el “audio jack” está situado al lado izquierdo del teléfono, ya que no puede estar arriba.

Al lado izquierdo encontramos los botones de volumen y la ranura para la tarjeta SIM. A su derecha, verás el botón para encender o bloquear el equipo y arriba, el botón para encender el proyector. Me detengo aquí un momento para decir que durante los primeros días me encontraba apretando el botón para encender el proyector en lugar del de “Power”, esto fue un poco molesto pero con el tiempo me acostumbré. Más abajo de estos encontrarás una ranura para una tarjeta microSD y en la parte inferior el puerto micro USB.

[/one_half]

Samsung Galaxy Beam — Proyector 1

[one_half last=”no”]

Hardware

El Galaxy Beam cuenta con especificaciones que lo colocan, hoy día, en la categoría de equipos de gama baja. Adentro del teléfono encontrarás un procesador “dual core” a 1GHz, 768MB de RAM (solo vimos disponible 554MB) y 4GB de almacenamiento interno, que puede ser expandido mediante una tarjeta microSD. El Beam también ofrece conectarse a radio FM, Wi-Fi y GPS.

Pantalla

En un mercado lleno de teléfonos de gama alta, la pantalla del Galaxy Beam no sobresale. La tecnología que Samsung utilizó en su pantalla es la de TFT, así que no encontrarás aquí una pantalla Super AMOLED como las que vemos en algunos Galaxy S. En brillantez automática, tal como ocurre en otros equipos de Samsung, es muy floja, lo que obliga a ajustarla manualmente para poder obtener una brillantez adecuada con la que puedas ver el contenido. Su resolución de 800×480 pixeles no impresiona, pero tampoco es una pantalla mala, sino que es de esperarse esta calidad de pantalla en un equipo de gama baja.

[/one_half]

[one_half last=”yes”]

Samsung Galaxy Beam — Pantalla

[/one_half]

[one_half last=”no”]

Samsung Galaxy Beam — Proyector

No compres el Galaxy Beam por sus especificaciones o su cámara, cómpralo por su proyector.

[/one_half]

[one_half last=”yes”]

Cámara

Aunque su atractivo no es la cámara, el Galaxy Beam tiene una, que incorpora un sensor de 5MP más un flash LED en la parte posterior. La cámara del Beam, en ambientes con mucha luz, obtuvo resultados decentes, aunque las fotos no mostraron colores tan vivos ni “reales” como otras cámara de equipos más costosos. En ambientes con poca luz y el flash, el Galaxy Beam obtuvo un resultado muy pobre y mucho ruido, pero una vez más, este no es el fuerte del equipo.

Samsung Galaxy Beam — Cámara trasera

Samsung Galaxy Beam — Cámara frontal

Batería

Lamentablemente el equipo de prueba que utilizamos no contaba con tarjeta SIM por lo que en este apartado nos haremos eco de lo que el Samsung dice. La batería de 2000mAh del Galaxy Beam ofrecerá 20 horas hablando en 2G y 9 horas y 40 minutos en 3G. En “stand by”, el Beam podrá estar hasta 760 horas funcionando.

Cualquier cantidad de horas de uso que coloquemos aquí variará enormemente de cuánto uses el proyector, lo que se come la batería rápidamente.

[/one_half]

Software

El Galaxy Beam está utilizando Android 2.3 con la versión número cuatro de TouchWiz, la interfaz que vimos inicialmente en el Galaxy S II. Como este equipo no tiene unas especificaciones tan buenas, no puede mover, de manera fluida, el launcher de Samsung que tantos recursos le roba al equipo. La interfaz de Samsung, más los iconos que tiene el equipo, hacen de esta una menos agradable, así que le recomiendo que descarguen rápidamente Holo Launcher o Go Launcher.

Las aplicaciones que vienen preinstaladas en el equipo son las ya conocidas: Social Hub, All Share, Polaris Office, Photo Editor, entre otras, como también varios juegos como Diamond Twister 2, Prince of Persia y UNO, los cuales no se pueden desinstalar. Otro problema de la interfaz, que también lo vimos en el Galaxy Note, es que su “app drawer” no se puede organizar alfabéticamente, al menos que escojas la opción de “List View” entre las opciones.

El software sí trae varias funciones agradables como los “shortcuts” para encender el Wi-Fi, Bluetooth, GPS y Auto Rotation desde la bandeja de notificaciones. Samsung también ofrece opciones que amplían la experiencia de usuario, que son bienvenidas, como “Power Saving Mode” y gestos para efectuar algunas funciones moviendo el celular. El único problema es que este equipo muy seguramente se quedará sin actualizaciones, así que estarás en Android 2.3 por bastante tiempo.

[one_half last=”no”]

Proyector

El nombre del Galaxy Beam alude a que el equipo cuenta con un proyector. Esto, es la función diferenciadora entre la línea de teléfonos de Samsung. El proyector del Galaxy Beam es poderoso, sin duda, y el software detrás de este, aún más.

La brillantez del proyector logra recrear una imagen nítida que se puede ajustar el enfoque desde el mismo teléfono. Ahora, entre más te alejes del lugar a donde estás proyectando la imagen esta reducirá su brillantez pero aumentará su tamaño. En mi uso, ya a más de ocho pies la imagen logra ser casi del tamaño de un televisor de 46”, ahora, no será tan brillante. El ambiente idóneo para usar el Galaxy Beam es en un cuarto completamente oscuro, ya que si hay luz ambiental o solar, la imagen no se verá tan clara.

El software del Galaxy Beam te permitirá proyectar cualquier cosa que veas en la pantalla, así que será excelente para ver vídeos de YouTube o Netflix. Para un maestro o una persona que dé conferencias, el teléfono será perfecto, ya que podrás mostrar presentaciones de Power Point desde el mismo celular, sin la necesidad de una computadora. Entre las funciones que ofrece el Galaxy Beam se encuentran la posibilidad de dibujar en lo que se está demostrando y mover un cursor, que servirá para identificar aspectos importantes en una presentación.

[/one_half]

[one_half last=”yes”]

Samsung Galaxy Beam — Projector app

Samsung Galaxy Beam — Close up proyector

[/one_half]

[one_half last=”no”]

Samsung Galaxy Beam — SIM

[/one_half]

[one_half last=”yes”]

Performance

Este teléfono de Samsung, al no ser muy poderoso, no ofrece un desempeño que podamos comparar contra equipos de gama alta como el Galaxy S III. Ahora, la experiencia de usuario no es tan mala, las aplicaciones abren bastante rápido, pero al moverse entre los “homescreens” se puede apreciar el “lag”. El teléfono es funcional, no me malinterpreten, pero si estabas buscando desempeño y rapidez, aquí no la encontrarás. En la prueba de desempeño de Quadrant Standard el Galaxy Beam obtuvo 2762 puntos, que no son nada mal, pero se quedan muy cortos ante los números que obtienen equipos más poderosos. La interfaz de TouchWiz le roba mucho recursos al equipo y sus especificaciones de teléfono de gama baja-gama media, no le favorecen positivamente.

 

Red

La unidad que probamos del Galaxy Beam no vino con una tarjeta SIM, así que no pudimos hacerle todas las pruebas que quisimos. En un momento pudimos probar la red de Claro Puerto Rico en San Juan y, utilizando la aplicación de Speed Test, obtuvo 1,460mbps en descarga y 240kbps. Esto, refleja cómo la red de Claro se ha comportado anteriormente, aunque todo dependerá del área donde vivas.

[/one_half]

Samsung Galaxy Beam

Conclusión

En los días en que usé el Galaxy Beam este se convirtió en un tema de conversación. El proyector que está dentro del teléfono es algo que llama la atención y que sorprende a aquellos que lo ven en uso. Samsung empleó en el diseño del teléfono los mismos elementos que existen en sus teléfonos, así que aquí encontrarás una cara similar. El Galaxy Beam no es un teléfono para todo el mundo, ya que por su precio hay otras alternativas con más funciones y especificaciones más poderosas. El precio del Beam te dará un teléfono, que te permitirá entrar al Internet, redes sociales pero que añadirá la función de proyector. Si crees que esto no lo utilizarás mucho, mejor vete por otras alternativas como el Galaxy S III o el HTC One S. Sin embargo, si la función de proyector te llama la atención y quieres dejar el Infocus y tu computadora en tu casa, el Galaxy Beam será una excelente alternativa.