121 Views |  Like

The Sessions: La sexualidad y la intimidad

‘The Sessions’ es una película inspirada en el artículo ‘On Seeing a Sex Surrogate’ que Mark O’Brien escribió para The Sun contando con detalle como fue la experiencia de contratar a una terapeuta sexual para que le ayudara a perder su virginidad y también a reconciliarse con una parte de sí que llevaba tiempo negando, el deseo que tenemos todos de ser deseados y queridos no importando como nos veamos. Con este texto como base Ben Lewin escribe y dirige una película que toca no tan solo el tema de la sexualidad entre personas con algún tipo de reto físico o discapacidad, pero también el de la intimidad que se comparte con los amigos, parejas y hasta figuras religiosas.

 - The Sessions: La sexualidad y la intimidad

‘The Sessions’ encuentra a “Mark” (John Hawkes) de 35 años con algo que le inquieta, es virgen. Cuando lo llaman para darle una asignación de escribir sobre la sexualidad entre personas con alguna discapacidad, se encuentra en una situación difícil ya que le toca hablar de algo que no conoce en lo absoluto y siente que no merece. Con ayudad de sus cuidadores, la bendición del padre “Brenan” (William H. Macy) y “Cheryl” (Helen Hunt), “Mark” se va en un viaje de conocerse a sí y dejar atrás las emociones que lo atan mucho más que el polio.

John Hawkes es irreconocible como “Mark O’Brien”, su transformación física es increíble y su interpretación carismática de este escritor lo hacen un fuerte contendiente para recibir nominación. Aquí vemos a Helen Hunt en un papel muy emotivo y si William H. Macy fuera Padre de alguna iglesia, la que fuera, yo iría semanalmente. Su interpretación está llena de compasión y entendimiento respetando la intimidad de Mark, pero siento un fiel apoyo en su aventura.

 - The Sessions: La sexualidad y la intimidad

El tono de la película es optimista, pero a la vez te lleva en una montaña rusa de emociones. Es difícil ver a alguien, aunque sea un personaje, que te cae bien apabullado por las situaciones de la vida sin mucho más que hacer que trabajar con lo que tiene… y realmente eso es lo que hace. ‘The Sessions’ no es una película sentimental, no es siquiera un drama, se me hace difícil clasificarla en algo que no sea un drama cómico que busca conectar con su audiencia en la intimidad.

Ben Lewin respetó completamente el ensayo hasta utilizando líneas del mismo en el diálogo. La diferencia es que aquí “Mark” narra su historia más allá del final del ensayo cerrando el círculo con la audiencia.

The Sessions es una película de descubrimiento e intimidad muy bien lograda y de la que estaremos escuchando bastante esta temporada de premios.