147 Views |  Like

QiiBeando en Netflix: The Tall Man, Butter, V/H/S y más.

QiiBOnautas, ustedes saben que siempre les traemos los tráileres más nuevos e interesante que encontramos. Lamentablemente las películas que anuncian no siempre llegan a los cines de Puerto Rico, por razones que no vienen al caso. Afortunadamente tenemos esta nueva sección, QiiBeando en Netflix, que comenzamos hace unas semanas con dos buenas recomendaciones.

En esta ocasión les traigo cuatro películas de las que habíamos anunciado en QiiBO pero que desafortunadamente corrieron con la mala suerte de no estrenar en nuestras salas de cine. Comencemos.

 

The Tall Man

The Tall Man

Vamos a sacar esta del medio, The Tall Man es una película independiente que me llamó la atención porque parecía ser una oportunidad para que Jessica Biel demostrara que es más que una cara bonita y se nota que hizo un esfuerzo pero no fue suficiente.

“Julie Denning” (Biel) se niega a irse del pequeño pueblo de Cold Rock, que está a punto de nada de convertirse en un pueblo fantasma gracias a la combinación de que su principal motor económico —una mina— cerró hace años y que los niños del pueblo han estado desapareciendo misteriosamente por culpa de lo que los pocos ciudadanos que quedan llaman “el hombre alto”.

Con la combinación de malísimo libreto, un ritmo irregular y un viraje que no hace ningún sentido, The Tall Man falla como misil de Corea del Norte en ejecutar su poca original premisa. Seguidores del género de suspenso (como yo) tienen poco que buscar aquí si acaso para lo que le llamo un domingo lluvioso en que realmente no hay nada más que ver o si quieres jugarle una mala broma a un amigo… o enemigo.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=s_QqA0sDMec’]

 

Butter

Butter

Una mirada trasbastidores a la ridícula obsesión de ganar a toda costa y mantener las apariencias de ser perfecto, son las víctimas en Butter, una buena parodia sobre como en nuestra sociedad endiosan a los que sobresalen en alguna actividad deportiva, politica o artística para luego hacer un mediocre espectáculo cuando resultan ser, por supuesto, seres humanos con sus luces y sombras.

“Bob” (Ty Burrell) ha ganado el concurso de escultura en mantequilla de la feria anual de su pueblo por 14 años seguidos. Su esposa “Laura” (Jennifer Garner) está convencida que la fama y la reputación que “Bob” ha adquirido como héroe local es suficiente para hacerlo gobernador del estado. Su plan se ve en peligro cuando los organizadores de la feria deciden descalificar a “Bob” como participante para dar oportunidad a otros. Al mismo tiempo, “Destiny” (Yara Shahidi), una niña adoptada recientemente, descubre que tiene talento para la escultura en mantequilla por lo cual entra al concurso junto a “Laura” quien ha decidido tomar el lugar de su esposo y “Brooke”, (Olivia Wilde), una bailarina exótica con la que “Bob” tuvo una noche de pasión y quiere el dinero que este le prometió.

Butter comienza fuerte con sus cañones bien dirigidos a la hipocresía social y la política que envuelve las competencias públicas. Con un humor negro y seco, me recordó a la genial “Election”, especialmente por la relación destruida de “Bob” con su familia y la determinación de ganar como sea de “Laura”.

Jennifer Garner logra hacernos odiarla a los dos minutos de conocerla, la joven Shahidi interpreta el arquetipo de la “adorable nena pequeña” pero evita el cliché extremo gracias a una pizca de ironía muy bienvenida. A Olivia Wilde se le hará bien difícil conseguir otro personaje con el cual alcanzar el pathos de “13” que tuvo en la serie House, pero su “Brooke” fue divertida aun siendo el estereotipo de la stripper que vemos en otras películas.

Butter se debilita cuando llega al tercer acto – sentí que alguien cayó ante la presión de dejar un final feliz –  pero tiene muchos más buenos momentos que malos y la recomiendo como una buena comedia sardónica que funciona como espejo de nuestra mala costumbre de aceptar y adorar solo a los ganadores para después quejarnos de los extremos que llegan para lograrlo.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=Chf0ze80F3w’]

V/H/S

v-h-s

El género de “found-footage”  es de los que más detesto en cualquier cosa que se haga con pocas excepciones: Cloverfield, REC2, The Blair Witch Project y ahora V/H/S, la cual es una colección de cinco historias dentro de una primaria, todas dirigidas por distintos directores.

Unos ladrones entran a una casa aparentemente abandonada para robar un video de VHS. Trabajo fácil, excepto que descubren que hay varios de esos videos y tendrán que verlos para saber cuál es el que están buscando. Cada una de estas cintas contiene una historia más horripilante que la anterior.

V/H/S es uno de esos casos en el que la falta de presupuesto obliga a buscar formas creativas de lograr lo que quieren en pantalla y  la mayoría del tiempo lo logra. Mis favoritas son las de una misteriosa chica que conocemos en un bar, una aventura en un bosque y una conversación por Skype, todas con resultados perjudiciales para la salud de sus participantes. Por supuesto, bajo presupuesto también significa menos valor de producción especialmente en el área de las actuaciones además que lo que precisamente tanta gente odia de este tipo de película – el mareo que produce el movimiento excesivo – está también presente.

Aun así les recomiendo V/H/S para pasar una noche con todas las luces apagadas y el volumen en alto, muy buena oferta para los fans de horror.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=NaSUZnIztuY’]

 

How to survive a Plague

How to Survive a Plague

¿Recuerdan hace dos o tres años atrás cuando el mundo entero estuvo envuelto en terror del catarro avial? Aun cuando menos personas murieron de esta variación que la del catarro común, parecía que había llegado el apocalipsis. Sin embargo, en menos de un año fuimos de plaga mortal a vacuna y ya ni se escucha nada en los medios. Este no fue el caso con el SIDA, enfermedad que mató y sigue matando millones de personas en el mundo y esta semana anunciaron que están más cerca que nunca de lograr una vacuna…unos treinta años después que comenzara a cobrar vidas.

¿Cuál fue la diferencia? Pues según este poderoso documental, la razón por la cual los gobiernos y los medios tardaron tanto en responder fue el prejuicio contra la comunidad gay, la cual fue la estadísticamente más afectada al principio de la plaga. How to Survive a Plague nos muestra la lucha que la comunidad gay en estados Unidos tuvo que llevar contra su propio gobierno y las compañías desarrolladoras de medicina que parecían ir a paso de tortuga a propósito para resolver la crisis. Este no es una crónica fácil de ver. Conocemos varias figuras de la batalla, la mayoría murieron antes de ver el fruto de sus esfuerzos hasta que llegan a mitad de los noventa cuando finalmente entran al mercado medicamentos capaces de extender la calidad de vida de los afectados. Este es el tipo de documental que todos deben ver aunque sea una vez, extremadamente recomendado.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=amSEzrwQ7hA’]

¿Viste alguna de las que hablamos? ¿Qué te parecieron, estás de acuerdo con las reseñas o no? ¿Qué otra película nos recomiendas para incluir en el próximo #QiiBeando? Seguiremos buscando más para ustedes en Netflix, manténganse pendiente.

 

| QiiBeando en Netflix: Primera edición (Enero)