25 Views |  Like

Mama: El amor de una madre y del CGI es peligroso

‘Mama’ es la última película de la serie “Guillermo del Toro presents” que llegó a nuestras salas de cine. Esta es la primera película dirigida por Andrés Muschietti y que venga con el sello de aprobado de del Toro, debe ser todo un logro tanto para él como para nosotros los espectadores que vamos esperando a que esta película adaptada de un corto que te eriza los pelos en dos minutos, no sufra de los mismos males de ‘Don’t Be Afraid of the Dark’. Hasta cierto punto, ‘Mama’ logra sobrepasar muchas de las cosas que aqujan a DBAOTD, pero nunca llega a la genialidad de ‘El Orfanato’. Sé que es injusto comparar estas tres películas de directores diferentes, pero lo estamos haciendo bajo la premisa de que son parte de “Guillermo del Toro presents’.

‘Mama’ empieza con un prólogo un poco confuso por unos minutos en los que vemos a “Jeffrey” (Nikolaj Coster-Waldau) robarse a sus hijas luego de matar a su esposa. “Jeffrey” y sus hijas sufren un accidente de tránsito y llegan a una cabaña en donde antes de cometer un asesinato-suicidio, una figura despacha a “Jeffrey” y le ofrece unas cerezas a las niñas que ahora están solas en el bosque. Cinco años más tarde, las niñas son encontradas por unas personas contratadas por Tío “Lucas” (Nikolaj Coster-Waldau) en un estado completamente salvaje. Las niñas son llevadas a un instituto y luego a una casa donde entonces todos se dan cuenta que las niñas no llegaron solas.

‘Mama’ tiene como puntos fuertes actuaciones de Jessica Chastain como “Annabel”, la novia de “Lucas”  a quien le toca cargar con gran parte de la película ya que dentro de la trama es el único contrapeso al amor del espectro de ‘Mama’. Desde un principio se presenta a “Annabel” como una mujer que no quiere hijos, muy contenta cuando una prueba de embarazo da negativo. Ella es rockera de pelo corto y negro, un arquetipo en el diseño del personaje, pero excelente actuación de Chastain como siempre. Nikolaj está fuera de pantalla gran parte del tiempo lo que permite que se desarrollen vínculos entre “Annabel” y “Victoria” (Megan Charpentier)  y un poco con la hermana menor “Lilly” (Isabelle Nélisse) que son necesarios para ese inevitable “showdown” con el amor de madre que “nunca muere”.

El problema en ‘Mama’ para mí está en la representación del fantasma. Demasiado CGI para crear una historia de fantasmas completamente efectiva. La premisa me gustó y creo que está bien lograda hasta cierto punto, pero hay algo que le falta. Algo que tenía El Orfanato y eso es la sensación de realidad. ‘Mama’ está tan despegada de la realidad que en un punto deja de ser un ser al que le temas y se convierte en algo más en la pantalla. Claro, entiendo porque no debe asustar tanto, pero creo que hubiese quedado mejor si ‘Mama’ hubiese sido como en el corto que inspira la película. Algo más palpable, más real, más de este mundo.

Otra cosa buena que tiene esta película es que es redonda. Su final no deja espacio para sequela lo cual le agradezco siempre porque las secuelas de las películas de terror raramente llegan a siquiera compararse con las originales. ¿Les recomiendo Mama? Pues un fanático hardcore del terror se va a quedar con ganas, pero el resto de nosotros que disfrutamos del trabajo de del Toro y los trabajos que patrocina la podemos ver. No es una gran película, pero está lo suficientemente bien construida para que se disfrute.