35 Views |  Like

Ciineteca: Manhattan (1979)

¡Saludos QiiBOnautas! Hoy les presento esta nueva sección en la que hemos estado trabajando un tiempo, Ciineteca. Si hay algo que amo del cine es cómo nos da la oportunidad de viajar en el tiempo, conocer diferentes épocas, historias y personajes que nos llenan y en ocasiones nos tocan de forma que los hace inolvidables. En esta sección dentro de QiiBO [Ciine] estaremos reseñando cintas clásicas y explorar aquellos filmes que por las razones que sean, aún no habíamos tenido la oportunidad de ver.

Hoy le reseñamos el filme ‘Manhattan’ del director Woody Allen, este filme del año ’79 es dirigido y protagonizado por el propio Allen junto a Diane Keaton, Mariel Hemingway y también tenemos la oportunidad de ver a Meryl Streep en lo que para aquel entonces era solo su tercer gran filme.

Crítica Manhattan de Woody Allen

Desde el inicio podemos disfrutar del donaire que distingue a Woody Allen a la hora de escribir y aun más de interpretar. “Isaac” (Allen) es un cuarentón viviendo en Manhattan, una ciudad perfecta para desarrollar la historia de esta película. De seguro él ya lo sabía y es por eso que nos introduce este filme con diferentes versiones de por qué este personaje al que nos describe -que quizás es él mismo- vive enamorado de Manhattan.

La verdad es que “Isaac” tiene un “je ne sais quoi” que hace que tenga suerte para conseguir mujeres. Luego de salir de su segundo divorcio con “Jill” (Meryl Streep), ahora está en una relación con una chica llamada “Tracy” (Mariel Hemingway) a la que le lleva veinticinco años y aunque él constantemente le recuerda a ella que “esto es pa’ pasar el rato” y que él es solo un peldaño en la gran escalera de la vida que aún le falta a ella por recorrer, esta lo trata con todo el amor del mundo y le declara que se está enamorando de él.

Michael Murphy interpreta a “Yale”, el mejor amigo de “Isaac” y quien mantiene una relación amorosa con “Mary” (Diane Keaton). Instantáneamente cuando “Isaac” conoce a  “Mary” la encuentra algo insoportable, solo porque esta es del tipo de mujeres que tiene una opinión y no le molesta hacerse escuchar. Aun así y a pesar de sus diferencias es inevitable el que “Isaac” que es un amante de las mujeres, comience a sentirse cautivado por “Mary”. Podemos decir que “Isaac” es un hombre algo presumido o quizás sea que tiene demasiada fe en sí mismo. Por un momento adopta en pantalla el típico comportamiento que se le achaca muchas veces al sexo femenino en la tendencia de creer que eres esa persona que tiene la capacidad para hacer cambiar a alguien, despojándolo de sus viejos y malos hábitos al punto que sea capaz de olvidar todo el pasado. ¿Lo logra? No les puedo decir pero sí les digo que lo intenta.

‘Manhattan’ es el tipo de cintas de las que se puede disfrutar de esa historia impredecible. A estas alturas cuando nos sentamos a ver una película casi adivinamos todo lo que está por pasar hasta el desenlace. En este caso, si ya eres seguidor de Allen o conoces de alguna de sus películas, reconocerás la mano del director a lo largo de este filme que rebosa romance por todas las esquinas resaltado con su “look” en blanco y negro, eso sí, sin dejar a un lado el tono cómico que tanto me encanta de Allen.

Crítica Manhattan de Woody Allen

Este filme cuenta con algo que es una de las mejores virtudes de todo gran filme de Allen, un excelente guion. Con un diálogo magnífico, totalmente natural con conversaciones tan fluidas que a veces se te olvida que estás viendo una película y te sientes hasta culpable porque de repente te crees que estás espiando a dos intrigantes extraños que intercambian el más cotidiano de los parloteos.

En resumen, ‘Manhattan’ es un gran filme de los años setenta en donde veo mucho que pudo haber influenciado diferentes cintas. Si no lo has visto, corre a tu cuenta de Netflix y búscalo porque afortunadamente es de los pocos filmes de Woody Allen disponibles para “Instant Watch”. ¡Si ya lo viste cuéntame qué te pareció a ti!