Review: Mailbox para iPhone, un cliente de email muy diferente.

QiiBO Labs: Mailbox para iPhone. Inbox cero.

Mailbox para iPhone review

Hace unos días llegó al App Store, Mailbox para iPhone, un cliente de correos electrónicos que no solo busca simplificar nuestra bandeja de emails (Inbox) sino también nuestro día a día. “Inbox cero” es el objetivo de esta peculiar y muy comentada aplicación que da un nuevo giro a las aplicaciones de emails en el iPhone. ¿Lo logra? La contestación simple es sí, pero más allá de limpiar completamente nuestra bandeja de entrada, ¿es funcional para todo tipo usuario con una o varias cuentas de emails? Veamos.

 

 

Inbox + GTD. Una simple idea

Orchestra, una Startup con base en San Francisco, pretende cambiar el email desde sus cimientos fusionándolo con un gestor de tareas.

Creo que es preciso comenzar a analizar Mailbox desde la idea detrás de, ya que no se trata de otro cliente de correos electrónicos como el Mail app en el iPhone, Sparrow o Gmail, por mencionar solo algunos.

El email, desde sus orígenes, ha tenido un acercamiento casi perenne, ser una herramienta de comunicación, ya sea entre amigos, colegas de trabajo, etc. Realmente es muy funcional y, para bien o para mal, nos hemos acostumbrado a su simple estructura, una bandeja en donde se almacenan cada uno de los mensajes que recibimos. Luego llegaron las carpetas o etiquetas para facilitarnos el agrupar mensajes, pero sin importar cuán diferente pueda ser un cliente de emails vs otro, la idea siempre se ha mantenido, prácticamente, intacta con el pasar del tiempo… hasta ahora.

 

 

Interfaz

El minimalismo es uno de los conceptos más utilizados en el diseño de interfaces de aplicaciones, en especial las de teléfonos móviles como el iPhone. En Mailbox, su interfaz es sumamente limpia, libre de distracciones con solo algunos botones en la parte de arriba de nuestro inbox: Inbox, Later, Inbox, Archive y Compose. Nada más. El resto de las acciones están ocultas y podemos activarlas con gestos sobre la pantalla o tocando algunos de los botones mencionados. Para complementar el minimalismo nos encontramos una paleta de colores en grises en donde solo destacan los títulos de cada email en color negro.

Es normal ver una aplicación con aspecto simple, con poco o nada de “eye-candy” y pensar que su interfaz es linda por el solo hecho de ser parte de la corriente minimalista popular que impera hoy día en las aplicaciones móviles.  Minimalismo es más una moda o, si me lo permiten, una excusa de diseño para muchos diseñadores. En Mailbox, este minimalismo no es una mera excusa para decir que está bien diseñada. Todo lo contrario, va muy de la mano con la filosofía de enfoque, simpleza y agilidad para con nuestro correo electrónico y, por ende, nuestro diario.

 

Acostumbrándose a la nueva filosofía

Orchestra trajo una nueva propuesta que si bien no cambia las bases de lo que supone manejar una cuenta de email, sí juega bastante con ella. Dejando, una vez más, claro este detalle, hay que tener en cuenta que para poder utilizar y sacarle el mejor provecho a Mailbox, hay que ajustarse a sus reglas. Supongamos que recibimos un email importante; en un cliente regular, tendríamos carpetas o etiquetas para separarlo del resto. En Mailbox, cuando un email es realmente importante se le asigna un día para trabajarlo: hoy, mañana, próxima semana, etc., etc. El resto simplemente lo archivamos, lo borramos o lo asignamos a una de las listas que tengamos. Si seguimos estas reglas al pie de la letra, será muy fácil tener limpio nuestro Inbox, o con únicamente lo que nos correspondería trabajar hoy.

Esta nueva filosofía también se extenderá a otros clientes de correos electrónicos que utilicemos, ya sea directo en la PC o Mac o en el navegador desde Gmail. Es decir, cuando entremos a ellos, veremos que todo en nuestro Inbox ha desaparecido o reducido considerablemente. Para verlos nuevamente tenemos que ir a la carpeta de “All Mail” que se encuentra en Gmail. Adicional, veremos que se ha creado una carpeta de “Mailbox” y dentro de ella tenemos las etiquetas que usamos en la aplicación: To buy, To Watch, To Reade, Later, etc.

 

Mi día a día con Mailbox

Antes de pasar a mi experiencia con Mailbox, agradezco al equipo de Orchestra por permitirme probar la aplicación anter para esta reseña. La espera es larga y sé que aún muchos están esperando en turno para poder usarla.

Dicho lo dicho arriba, ¿Realmente esta nueva filosofía de experiencia simplista y de productividad de Mailbox funciona? ¿Podré salir de esa pequeña cajita cuadrada en mi cabeza en la que tengo muy grabado un concepto de email muy distinto?

Para una persona como yo que no le gusta seguir reglas, o al menos que me las impongan, que lo más organizado que tengo en mi vida es mi escritorio, Mailbox significaba un reto muy grande. Mi email siempre ha sido un desastre, un cajón lleno de mensajes que se aglomeran por los siglos de los siglos. Luego de una semana de solo usar Mailbox con mi cuenta de email de QiiBO, puedo decir que sí, funciona muy bien a la hora de organizar nuestro Inbox, algo que en mi caso nunca imaginé posible.

Desde que lo abrí, me adapté a las reglas impuestas fácilmente, —increíble pero cierto— de lo contrario, solo me sería un cliente de email más, y creo que al tener esto muy presente no supuso mucho problema para mi. No obstante, hay ciertos aspectos que considero pudieran mejorar, en especial para los usuarios que dependen ciegamente de su cliente de correos electrónicos como por ejemplo:

1. Solo funciona con cuentas de Gmail. Sería genial poder soporte para otros servicios.

2. El despliegue de los emails a veces no es el correcto mostrándote la conversación completa en la pantalla en lugar de adaptarla visualmente.

3. No hay posibilidad de añadir diferentes firmas.

4. No poder manejar los spams eficazmente.

5. La aplicación cada vez que es abierta se conecta al servidor de Gmail.

6. Acostumbrarse a su filosofía no será fácil para muchos.

Superado estos inconvenientes, y tomando en cuenta que recibo una cantidad bastante grande de emails a diario en mi cuenta de trabajo, Mailbox logró convertirse en mi aplicación oficial para mis “QiiBOmails” y, cuando sea posible ingresar otro tipo de cuentas, creo que será mi cliente definitivo para todos mis emails.

¿Ya estás usando Mailbox? Comparte con nosotros tu experiencia. Speak your mind.

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *