Beautiful Creatures: Nicholas Sparks y Twilight tienen un hijo... | QiiBO

Beautiful Creatures: Nicholas Sparks y Twilight tienen un hijo…

Beautiful Creatures es la adaptación de un libro del género ‘YA’ escrito por Kami García y Margaret Stohl. Dirigida y adaptada por Richard LaGravenese, Beautiful Creatures cojea de la misma pata de que la serie mencionada en el título, se toman exageradamente en serio un romance de high school que en la vida real duraría máximo un año [y estoy siendo generosísima].

En un pueblo sureño (como en las novelas de Sparks) vive un chico, Ethan, que sueña con salir de allí a ver el mundo (pero nunca logra cruzar la carretera a la autopista, totalmente ridículo. ¿Esta gente no cree en road trips?). Un día llega una extraña, Lena (Alice Englert), que rompe con el esquema de chicas plásticas y ultra religiosas del pueblo y que comparte sus gustos por libros de Bukowski y Vonnegut. Obviamente esta es la chica a la que Ethan le cae atrás al punto de stalking y con quien entabla una amistad y relación en menos de una semana. Juntos descubren los secretos de la familia de Lena y si esto no le da como mil red flags a Ethan, no sé que lo hará. Juntos también verán lo que es el amor y sacrificio (¿Sparks?) e irán en contra de todo para mantener su relación viva.

Beautiful Creatures exagera lo sureño en todos los aspectos, tanto así que solo falta que te la sirvan con un acompañamiento de grits o algo. El acento de Alden Ehrenreich (Ethan) es casi incomprensible y se siente tan falso como el de Emmy Rossum, una prima malvada de Lena que sale un total de 15 minutos y no la culpo. El libreto está lleno de frases clichosas, pero si debo decir que Ethan y Lena se mueven más rápido que Edward y Bella. Mientras la relación del vampiro y la humana tenía paso de glaciar, estos dos son hacen su movida en una de esas escenas que son exageradamente obvias a propósito.

Beautiful Creatures intenta ser una película gótica sureña, pero realmente no trae nada nuevo a la mesa. Entiendo que todos estos libros salieron por Twilight y por ello son todos bastante parecidos, pero ya es suficiente. ¿No creen? Esta adaptación no se diferencia de nada de lo que hemos visto anteriormente. Solo se adhiere a una formula de jóvenes hormonales buscando su principe azul que llenarán las salas para verla. Aquí se desperdicia el talento de Jeremy Irons que tiene una vestimenta y rol con una combinación del Papa y Liberace. Tampoco entiendo que hace Viola Davis aquí, pero bueno, hay que pagar las cuentas. No sé si el libro de Beautiful Creatures es una serie, pero la manera que termina es bastante ambigua, así que ya veremos.

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *