260 Views |  Like

Reseña de Oz the Great and Powerful

El director Sam Raimi nos lleva de la mano a la maravillosa y mágica tierra de Oz una vez más en su nuevo filme ‘Oz the Great and Powerful’. Esta vez para mostrarnos la historia de “Oz”, uno de los personajes más importantes de la película ‘The Wizard of Oz’, un clásico de los años ’30 en el que “Dorothy” va en busca de este mago que es el único capaz de regresarla a su hogar. Si aún no has visto ‘The Wizard of Oz’ tengo varias cosas que decirte, entre ellas “shame on you” y “¿qué esperas para verla?”. Aun así no es necesario ver la película original ya que ‘Oz the Great and Powerful’, en todo caso serviría como una precuela en la que vemos a unos cuantos personajes que ya conocíamos y que de seguro les dará gusto ver.

En un principio vemos a “Oz” (James Franco) en Kansas, trabajando como el mago estrella de un circo ambulante junto a su fiel ayudante “Frank”. “Oz” es talentoso y bastante hábil para crear las ilusiones que sus espectadores quieren ver pero todo cae abajo cuando al ser desafiado por uno de los espectadores, en cuanto a la veracidad de sus poderes, este es capaz continuar con su teatro dejando a todos impresionados para más tarde quedar al descubierto cuando una niña le pide lo imposible. Luego “Oz” se ve huyendo nuevamente, esta vez de uno de los esposos de una de las mujeres a las que le endulza el oído con sus falsas ilusiones y en la huida va a dar a la tierra de Oz. Tal parece que en Oz siempre hay alguien al pendiente para recibirte, ya que en cuanto “Oz” llega, es recibido por “Theodora” (Mila Kunis) y pronto le cuenta que él es quien tanto han estado esperando para que los salve.

Raimi nos introduce el filme con imágenes en blanco y negro, recreando así el mismo “feeling” de la película original en el que luego nos lleva a “full color”, haciendo más mágica la llegada a Oz. El fuerte de esta película sin duda son los visuales y los paisajes que nos presenta permitiéndonos conocer un poco más de aquel lugar que vimos hace tantos años pero que al parecer falta tanto por descubrir.

En un comienzo no pude evitar pensar en el filme ‘Alice in Wonderland’ de Tim Burton y temía que esta película tomara el mismo rumbo, que se concentrara en impresionarnos meramente con los llamativos visuales pero que la historia se quedara corta. Puedo decir para mi alivio y el de ustedes, no fue así. Aun cuando ‘Oz the Great and Powerful’ no sea tan especial como ‘The Wizard of Oz’, logra mantenernos interesados en la historia que de principio a fin le sobra corazón y para el beneficio de Raimi y los escritores Mitchell Kapner y David Lindsay-Abaire, nos tenían ya agarrados por las emociones que imposiblemente podemos dejar desligadas de este filme.

El uso del elenco es genial, una vez más vemos diferentes personajes interpretados por un mismo actor. El actor James Franco nos muestra un “Oz” más joven y me atrevo a decir que es uno de los papeles que más me ha gustado de él luego de ‘127 Hours’. Por otro lado, Michelle Williams también es perfecta para dar vida a “Glinda”, es dulce, gentil y no creo que hubiera mejor candidata para hacer de esta hermosa bruja. Por un momento pensé que Mila Kunis estaba interpretando a “Carmen San Diego” pero más tarde capté quién era su personaje, uno de mis personajes favoritos de todos los tiempos y es muy interesante ver la transición de este popular personaje y conocer otra cara de ella. Si tengo que hablar de Rachel Weisz como villana, puedo decirles que su participación es aceptable pero de todas, la menos impresionante.

‘Oz the Great and Powerful’ es un buen homenaje a ‘The Wizard of Oz’, con un muy buen “timing” para presentarle a las nuevas generaciones otro tipo de magos aparte de los magos de Hogwarts. En este filme podemos ver cómo Raimi se luce con sus trucos y nos presenta algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver de su parte. Al final del día, lo que todo cinéfilo quiere es poder ir a ver una película que nos conmueva, nos mantenga entretenidos, una buena experiencia. En este caso Raimi es como el mago tras la cortina que con sus trucos, sus luces y humo nos da la ilusión de estar viendo una gran película y es porque en el fondo eso es lo que verdaderamente deseamos.