Samsung Galaxy S4 y su (S)ingular experiencia | QiiBO

Samsung Galaxy S 4 y su (S)ingular experiencia

Samsung Galaxy S4

Luego de mucha espera y anticipación Samsung le presentó al mundo su Galaxy S4, el nuevo miembro de la línea de teléfonos más popular dentro del mundo Android. Como con toda presentación de un producto de esta magnitud, y de un fabricante tan conocido, hubo muchos aplausos y, desde luego, críticas. Pero, después de todo, es lo menos que se puede esperar de un fabricante que paralizó la meca de una de las capitales del mundo, Times Square en New York. Ahora, cuando la calma ha llegado a disipar la expectativa y el ruido generado por la extravagante presentación y la gran cantidad de features que mostraron del GS4, analicemos un poco lo nuevo que nos presenta el fabricante surcoreano sin entrar en un análisis o reseña del mismo. Eso lo haremos cuando llegue el momento.

El estilo de presentación de Samsung, al ser en Nueva York, tomó un giro al estilo Broadway, como si fuese hasta un musical. No sé si la del Galaxy Note II fue más trillada, pero el Galaxy S4 es un producto súper esperado, así que no entiendo el porqué de la decisión de Samsung de hacer una presentación como un espectáculo y no algo más serio. Una presentación más centrada en el producto en sí y no con las distracciones que vimos ayer. ¿Diferente? Sí, ¿Única? Tal vez, ¿Acertada? Debatible. No es algo que solo decimos nosotros, solo busquen los comentarios de la mayoría de los analistas de tecnología de las principales páginas en Internet. Y este es precisamente el primer punto que quiero tocar, luego del musical… bueno, de la presentación, vimos muchas personas comentando más por los chistes —independientemente si fueron buenos o malos, ofensivos o no— y por la presentación en sí, que hablando de lo que realmente importaba aquí, el nuevo GS4.

Ahora, vamos a hablar del teléfono. Esta vez Samsung no pudo ocultar su tan preciado producto, días antes de la presentación, vimos fotos del equipo y el mismo día de la presentación, ya práticamente sabíamos todo. Como con cualquier otro producto, muchos de nosotros decíamos: “Ese no puede ser, eso es un prototipo”. Esta vez, no fue el caso.

Samsung Galaxy S4 azul

Samsung Galaxy S IIIS

Samsung nos presentó (y esta es la parte interesante) prácticamente un Galaxy S IIIS, sí, esa última S hace alusión a cómo Apple nombra sus productos. El Galaxy S 4, en diseño, no sorprendió a nadie, creo que fue todo lo contrario, decepcionó a varios. Muchos de los fanáticos de Samsung se están cansando del plástico (nos lo dicen todos los días) y como si importara poco, volvieron a utilizar este material en su teléfono “high end”. Al parecer la surcoreana quiere ser el único en este departamento ya que hemos visto como HTC crea un teléfono de metal, el HTC One y Apple, su primer contrincante, fabrica también un equipo en metal. Con esto no quiero decir que esté mal que Samsung quiera utilizar plástico para todos sus teléfonos, pero sin duda, a equipos de gama alta, le resta presencia.

Hace unos días atrás, veíamos cómo la Gran S defendía el uso de plástico en sus teléfonos porque les provee mayor flexibilidad a la hora de producir a gran escala. Pero, más allá de gustos personales, ¿es esta una verdadera razón?. Me pregunto esto pues veo como fabricantes muchos más pequeños y que sí les conviene tener mayor flexibilidad a la hora de fabricar sus productos no lo hacen y optan por ofrecer, en sus teléfonos de gama alta, una experiencia que sea digna de esta.

Samsung Galaxy S4 blanco

En cuanto a las especificaciones Samsung hizo todo lo posible para seguir compitiendo en especificaciones, colocando un procesador Exynos 5 Octa, un procesador con ocho núcleos. Ocho poderosos núcleos. Sinceramente, lo menos que espero de un teléfono es que sea más potente que mi computadora. En él solo voy a estar viendo redes sociales, navegando el Internet, jugando alguna de las variantes de Angry Birds y un largo etc.… !ah!, lo olvidaba, y haciendo llamadas. Claro, no todos somos iguales. ¿Dónde quedó la optimización de software? No vamos a discutir que, probablemente, el Exynos 5 Octa, es el procesador más potente del mercado pero yo espero que este no tenga el más mínimo “lag” .  El colocar un procesador de ocho núcleos le da a Samsung el lujo de decir que tiene un procesador de “súper poderoso”, con tal de superar “en papel” el desempeño de otros teléfono.

Hablemos del software ahora. Samsung, como muy bien se percató nuestro compañero Xavier Montalvo, no mencionó mucho la palabra Android, como si buscara establecer una distancia entre lo que es Google y su plataforma móvil y el resto de los fabricantes. Sin duda alguna, demostró que no le importa lo que Google ha hecho, ya que sigue apostando a funciones como S Voice, su servicio propietario a lo Siri y S Translate cuando ya existe Google Translate. ¿Dónde quedó Google Now? ¿Dónde quedó Photo Sphere? HTC tuvo la decencia de decirle a los usuarios cómo llegar a Google Now aún quitando el botón de multitasking y utilizando botones físicos. Samsung está creando su propia experiencia, una que solo utiliza a Android como base pero nada más. Y ¡hey! eso no es malo, al contrario, todos los fabricantes lo hacen pero, aún así, respetan y le dan mérito a las funciones que ya Android tiene de fábrica.

Samsung quiere jugar el juego de Apple

El mantener, en el Galaxy S 4, la misma configuración de botones, dos sensibles al tacto y uno físico, nos ofrece más evidencia de que Samsung está siguiendo un paso muy distinto a lo que Google busca con Android. Samsung quiere diferenciarse ofreciendo la posibilidad de quitar la batería mientras la mayoría de los fabricantes apuesta a baterías internas que ofrecen una construcción más sólida y rígida. Desde luego, tampoco es algo malo, pero puede jugar en su contra un poco, por ejemplo, solidez y presencia final. De todos modos, ¿ven por dónde voy? Samsung busca llevar su propia experiencia, fuera, muy posiblemente, de cualquier otra u otras de las tendencias que se estén dando en el mercado actualmente. ¿Lo está logrando? Pareciera que sí. Entonces, me pregunto, ¿nos estará tratando de educar la Gran S para que nos olvidemos de Android por completo? ¿Tienen pensado dar en un futuro un paso fuera de él?Las teorías de conspiración son maravillosas, ¿verdad? Sigamos.

Donde sí la Gran S hizo gala de su imaginación y de toda su fuerza, fue en las nuevas funciones como: Air Gestures, Smart Pause, Smart Scroll y muchas otras funciones de cámara que sí lo distinguen de los demás. Basta con decir que Samsung busca traernos smartphones que sí acentúen la palabra “smart”. Todas las funciones presentadas son muy interesantes y sirven como punto de ventas para atraer nuevos usuarios y mantener a los existentes. Mi favorita es Air View pero, al igual que me pasó con el Galaxy S III y muchas de las novedades que trajo, te invito a reflexionar, ¿cuántas veces usaste Direct Call? Sin duda son funciones innovadoras y venden, pero siento que a larga, muy poca gente usa.

Con esto les dejo para leer sus reacciones… buenas o malas. El Samsung Galaxy S 4 es, con toda la certeza del mundo, un buen upgrade pero, en mi opinión, no muy sorprendente. Siento que en su conceptualización no hubo un empeño tan grande como vimos en el pasado o en otras de sus líneas, como su impresionante línea de televisores, la Serie S que vimos en el CES 2013. El GS4 es un buen teléfono, romperá pruebas de desempeño, se venderá por carretillas pero, en cuestión de hardware – el que realmente vale la pena fijarse- yen su software se quedó muy corto para las expectativas que la comunidad Android tenía.

 

| Entrada escrita en colaboración por: Hernán Rosario y Xavier Montalvo

Tags:

  • Show Comments (2)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *