QiiBO

ROOMS:

QiiBO Review: HTC One

Hay muchos aspectos a considerar a la hora de hacer un dispositivo móvil como un teléfono: los materiales a utilizar para su construcción, el diseño exterior, las novedades en cuanto a software, entre varias otras. Una vez se tiene todo establecido y montado queda el cómo se va a mercadear. Por lo regular siempre hay uno o dos factores que ayudan a trazar la línea para esto. No obstante, en el caso del HTC One, este pudo haber estado determinado desde antes de su concepción.

Ser el único. Ser el primero.

Todos queremos ser el primero en lo que hacemos y en el caso de HTC y su nuevo teléfono no es diferente. Para lograrlo, siempre buscamos ese detalle especial que nos distinga y así poder hacernos un camino y decirle al mundo, hey! estoy aquí y esto es lo que tengo para dar. Para HTC, este detalle especial es un poco raro ya que, para bien o para mal, consiste en ser el “underdog”. Samsung tiene el momentum y el iPhone aún mantiene su fuerza en el mercado. A HTC no le queda mucho más. Ya no son el líder que una vez fueron y ahora les queda jugar solo una carta. ¿Será la mejor?

HTC One


Evaluación HTC One

Evaluación HTC One
Evaluación HTC One

Diseño

Algo que aprendí sobre el diseño es que cada objeto busca contar una historia, o al menos trata. Si no lo hace, es muy posible que pase desapercibido. Al sacar el HTC One de la caja, este prácticamente nos quiere contar paso por paso su proceso de fabricación, desde el aluminio que se utilizó hasta las máquinas que cortaron, moldearon y pulieron para que tuviera el suave acabado industrial que lleva. No podemos pasar por alto, las dos líneas de policarbonato que vemos en su parte trasera las cuales se juntan en los bordes del teléfono y lo recorren de extremo a extremo, juntando así las dos piezas principales del teléfono, la parte delantera y posterior.

El One viene en dos colores, negro y el que gris aluminio que pueden ver en las fotos. Al igual que el BlackBerry Z10 (link a nuestro review), cuenta un diseño en el que el foco de atención es su pantalla. Esta recorre de lado a lado de forma imponente su parte frontal en un claro y sutil gesto para que la encedamos y la toquemos. También, al igual que el Z10, la parte inferior de la pantalla fue reservado para el logo de la compañía. Por último, en la parte frontal encontramos la cámara, los tradicionales sensores y a ambos extremos de la pantalla encontraremos las bocinas, las cuales están talladas en el aluminio a la perfección.

En su parte posterior encontramos la cámara principal (agradezco enormemente que HTC no hay dañado el diseño en este particular como hizo con el One X) los logos de HTC en el medio y Beats más abajo.

La configuración de botones del HTC One son quizás su único fallo en cuanto a diseño exterior se refiere. Empezando por el botón de Power, el cual se encuentra en la parte izquierda de arriba del teléfono, que resultó ser incómodo el llegar a él cuando lo usaba con una mano.  Los botones de volumen los encontré un poco más arriba de lo que hubiese preferido para un teléfono de este tamaño ya que no podía llegar a ellos cómodamente. En la parte de abajo encontraremos la entrada de micro USB, la cual también sirve de micro HDMI vía MHL (Mobile High Definition Link) y la entrada de audífonos. Como detalle curioso, si te preguntas por qué el botón de Power es negro, es porque este funciona como transmisor infrarojo (IR).

Es prácticamente imposible el no detenerse a admirar, aunque sea por unos pocos minutos, el diseño del One. HTC ha hecho un esfuerzo increíble aquí y desde que lo sacas de la caja deja claro que no es un teléfono cualquiera. Muy pocas compañías realmente entienden el valor del buen diseño y la importancia de los materiales como HTC lo ha demostrado aquí. Esperemos que otros cojan ejemplo y no anden dando excusas tan baratas como sus materiales.

Reseña HTC One

HTC One evaluación

Review HTC One

 

Review HTC One

Review HTC One

Reseña HTC One

Pantalla

Recuerdo cuando vi la pantalla del One X por primera vez. ¡Wow! En general, la mejor pantalla que había vista hasta ese momento. Las imágenes parecían impresa. El nuevo HTC One no es la excepción en este aspecto y no decepciona en lo más mínimo. Este cuenta con una pantalla Super LCD3 de 4.7 pulgadas con resolución de 1080p y una densidad de pixeles 468 ppi (creo que es lo más alto que he visto hasta el momento. Me corriges si me equivoco).

Esta pantalla es una hermosura, los colores son bastante fieles a la realidad, los negros son bien oscuros, aunque no tanto como los que encontramos en pantallas Super AMOLED, y el contraste es fenomenal. Ver el teléfono bajo el Sol no fue un problema y sus ángulos de visión eran decentes.

Sin recurrir a nombres “tackys” como Retina display y sin mucha fanfarrea como hacen otros la pantalla del One es una ganadora sin duda alguna y en mi opinión, la mejor actualmente en el mercado.

Cámara (Ultrapixels)

¿Recuerdan la guerra de los MHz/GHz en las computadoras años atrás? Algo similar ocurre con los smartphones, solo que aquí es en las pantallas y las cámaras. Alguien en su mayor y sabio entendimiento de la verdad dijo: más siempre es más y por ende mejor. Si aplicamos esto al tamaño de pantallas y los megapíxeles en las cámaras sería algo como: 5″ es mejor que 4″ y 13mpx es mejor que 5mpx. En teoría sí pero solo en igualdad de condiciones también. Vamos, que no siempre más es mejor.

HTC no opina así y ha decidido seguir sus propios pasos. Hablamos de Ultrapíxels, un nuevo término que va más allá de ser un simple término de mercadeo. Mayormente hablamos de teléfonos con cámaras de 5, 8 ó 13 megapíxeles. HTC por su parte ha decidido reducir su cámara a 4 megapíxeles pero ampliando el tamaño de estos. Sin entrar en cosas muy técnicas para no extendernos más de la cuenta, esta tecnología permite a la cámara del HTC One recoger hasta tres veces más luz que los pixeles tradicionales, lo que ayudará en situaciones de poca luz. Adicional, al tener pixeles más grandes recoge menos detalles y esto, combinado con la reducción de ruido que automáticamente aplica el software a cada foto que toma, no brinda los mejores resultados. Solo descarga una de la galería y amplíala en tu computadora para que veas de lo que hablo.

El One no tira las mejores fotos. Punto. HTC por alguna razón entendió y decidió que nosotros los usuarios solo utilizamos las fotos que tomamos con nuestros teléfonos para un uso única y exclusivamente social: Instagram, Facebook, Twitter y demás redes. Por un lado esto es completamente entendible, la gran mayoría de las personas solo las utilizan para esto. Ahora, quienes aprecien la fotografía casual con teléfonos móviles —o como yo sean, aficionados a la aficción por la fotografía— notarán que las fotos no quedan muy definidas cuando se amplian a un 100%. Incluso podemos ver cómo pierde ciertos detalles. Ahora, los colores son muy fieles y las luces y sombras quedan bien en las fotos. Y verlas en la pantalla del One es simplemente alucinante.

Para mantener ese enfoque social, HTC ha incluido una función llamada Zoe, la cual, en palabras simples, graba vídeos en Full HD y fotos en formato 16:9 simultáneamente. Funciona así: antes de apretar el botón para tomar la foto, graba un segundo y luego de apretado el botón graba tres segundos más. El resultado permitirá al usuario escoger una foto de buena calidad de las grabadas y, si desea, puede compartir estas creaciones en mini vídeos en las redes sociales. Una función bastante buena que, si cuentas con la imaginación y te gusta crear, disfrutarás bastante.

Técnicamente cumple con lo que dijeron en su presentación y, al final del día, es como ellos dicen, es una cámara con un enfoque social, no profesional. Si meramente nos basamos en esto, el One cumple a la perfección. Este teléfono nos da unas fotos aceptables para ver en cualquier móvil o computadora y con un peso razonable para poder compartirla en nuestras redes sociales o email. Incluso podemos aplicarle distintos filtros a estas y darle un toque más único.

La cámara frontal es de 2.1MPX y cuenta con una apertura de f/2.0 y lente wide angle de 88° que permite capturar más ambiente alrededor del usuario. En este aspecto, no tengo mayores quejas ni faltas ya que les soy sincero, no las utilizo mucho.

Para grabar vídeos, la cámara principal es muy buena y cuenta con pequeñas sorpresas. El One tiene soporte para grabar vídeos en 1080p a 30 cuadros por segundo y en 720p hasta 60 cuadros por segundo. Algo que me sorprendió bastante es que es muy común ver HDR en fotos, pero la compañía ha decidido añadirle esta función a los vídeos. Si te gusta mucho el dramatismo de las fotos en HDR imagina ahora en video. Como la cámara del One recoge mucha luz, las fotos y vídeos quedan bien claras y con colores nítidos. No obstante, creo de los dos el más que se beneficia el video ya que en fotos, por todo lo dicho arriba no resulta del todo bien.

HTC One

HTC One evaluación

HTC One cámara ultrapixels

HTC One cámara ultrapixels

HTC One cámara ultrapixels

Evaluación HTC One

Evaluación HTC One

Sonido

No suelo ver películas en los teléfonos y cuando lo hago no pasan de ser puros vídeos de Youtube. De igual forma, cuando escucho música es con audífonos porque creo que es lo más normal. Sin embargo, el HTC One nos sugiere con su diseño exterior una buena experiencia audiovisual, gracias a la combinación de bocinas externas, su cómoda pantalla y una tecnología que la taiwanesa ha bautizdo como Boom Sound. Hey! esto es otra experiencia. El sonido es increíblemente claro, no aprecié ninguna distorsión, incluso hasta en un conference call escuchas muy claro a la otra persona. Creo que no me equivoco al afirmar que el One está muy por encima en este aspecto a cualquier otro teléfono. Si eres de los que disfrutas de ver vídeos en tu teléfono, puedes considerar este tranquilamente.

Batería

HTC nunca ha tenido la mejor fama cuando hablamos de batería. En esta ocasión, el HTC One ve un incremento de tamaño sobre su predesesor, el HTC One X, subiendo a 2,300mAh de 2,100mAh.

En mi prueba básica de batería, la cual consiste en: emails, fotos, algo de música, conexión vía WiFi o de la propia red, mucha web y redes sociales, entre otas cosas durante mi día a día, con el HTC One alcancé un promedio de 9 horas de uso, con algunos picos de hasta 10 horas dependiendo cuán duro le diera en el día. Nada mal si consideramos su impresionante pantalla, su procesador y Blink Feed, función de la que hablaré más adelante. No obstante, está algo lejos de lo que me brinda el iPhone 5 u otros teléfonos que hemos probado.

Performance

Un Snapdragon 600 a 1.7GHz es el encargado de darle vida a esta belleza. Adicional, 2GB de RAM hacen de este equipo uno realmente potente. En las primeras pruebas que salieron, vimos como el HTC One se paseaba a sus competidores en la gran mayoría de las pruebas. Desde luego, es de esperarse que un equipo como este, con uno de los mejores procesadores actualmente en el mercado (sino el mejor), no tenga problemas en superar en las pruebas de rendimiento a otros modelos ya existentes.

En el día a día, nunca noté ni el más mínimo “lag”, el One brinda una experiencia realmente buena, muy buena. Su soltura al abrir aplicaciones, moverse entre ellas y jugando algunos videojuegos es realmente notable y al final del día esto es lo importante.

Update: En cuanto a la red, la unidad que probamos fue AT&T y la misma se comportó muy bien. Aunque no tuve tiempo para medir la velocidad de data, no sentí problemas con ella y el teléfono la manejó muy bien. La mayoría del tiempo estuve en Caguas y San Juan. Las llamadas, como mencioné anteriormente, se escuchan alto y claro. Este equipo estará llegando a AT&T el viernes 19 de abril de 2013.

Evaluación HTC One

Sense 5 HTC One

Sense 5 HTC One

HTC Sense 5

Sense ha sido, por varios años ya, el sello de HTC en Android. Para bien o para mal, o lo odias o lo amas. Con él no se puede andar con rodeos. El One llega con Sense 5, el cual podríamos decir que es un cambio de dirección de lo que hasta ahora había sido.

El quinto sentido de HTC es mucho más moderno, dinámico y hasta lo encontré más elegante que pasadas versiones. Al encenderlo por primera vez notarás que este se aleja, casi por completo, de lo que era; comenzando con sus botones táctiles debajo de la pantalla, los cuales pasan de ser tres a solo dos: Back y Home. Back ya conocemos para lo que es, mientras, Home tiene varias funciones: un solo toque nos regresará al Home screen, con dos abriremos el “multitasking” —por cierto, este vuelve a cambiar su aspecto para mostrarnos ahora hasta 9 mini pantallas de las aplicaciones más recientes que tenemos— y si lo dejamos apretado por unos segundos activaremos Google Now.

BlinkFeed

BlinkFeed es la novedad más importante que encontraremos en Sense 5, y al igual que este, o lo amarás o lo odiarás. Se trata de la página principal o Home screen del One. En él encontrarás una cuadrícula navegable con una serie noticias relevantes para nosotros, ya sea de nuestras redes sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn) o de sitios web que escojamos del menú. Aquí podemos ir haciendo un “scroll” vertical para navegar entre las distintas noticias y si alguna nos interesa solo la tocamos y nos llevará a la aplicación para verla con detenimiento.

Se trata de un “feature” que no muchos apreciarán ya que no todos somos “news junkies” o simplemente no estamos todo el tiempo siguiendo las redes sociales. Si este es tu caso, lamentablemente no habrá forma de desactivarlo y en su lugar solo podremos escoger que no sea nuestra pantalla principal, pero siempre ocupará una de nuestras pantallas.

Estoy conciente de que los teléfonos cada día son más sociables y buscan acercarnos al mundo exterior, BlinkFeed es precisamente esto. Cada cierto tiempo se actualiza para mostrarnos lo más reciente o podemos hacerlo manualmente haciendo un tirón hacia abajo. Detalle a destacar es que al hacer este gesto sobre la pantalla revelaremos opciones adicionales para personalizar las noticias que queremos que nos muestre, hacer una búsqueda rápida para filtrar el feed o hasta podemos actualizar nuestro estatus sin necesidad de entrar a la aplicación.

BlinkFeed no es un concepto nuevo y es posible que a principio sea un poco chocante ya que se aleja por completo del minimalismo que podemos encontrar en Android Jelly Bean. En lo personal lo encontré sumamente útil pero reconozco que no será del agrado de todos.

Nota: Pido disculpas por las pocas fotos de Sense 5 en este review pero digamos que hice una combinación de teclas sobre los archivos erróneos.

Evaluación HTC One

 

Review Samsung Galaxy S4

Evaluación HTC One

 

Conclusión

Sin querer sonar como disco rayado otra vez, HTC ha hecho un trabajo excepcional con el One. Su diseño industrial y elegante lo hacen como su nombre, único. Con excepción de Apple, creo que HTC es la otra compañía que conoce y entiende el factor que juega el diseño en un producto. Si bien podemos decir que el HTC One guarda un cierto parecido con el iPhone 5, la verdad es que es mucho más lindo.

Lamentablemente el buen diseño suele ser menospreciado o, para no sonar tan duro, pasa a segundo plano. Si bien Samsung no tiene nada que buscar en cuanto a aspecto físico se refiere, si le llevan una gran ventaja en software a HTC. Y es que vamos, es difícil ver por encima de “features” como Air Gesture o Smart Scroll cuando no se aprecia el buen diseño. Con esto me refiero a que hace falta un buen balance entre diseño y funcionalidad.

Sin miedo a equivocarme, el HTC One, ahora mismo, es el mejor teléfono Android en el mercado, y aunque pueda representar un hueso duro de roer para la competencia, me temo que la realidad será otra. Es muy difícil quitarte de encima la imagen de underdog y aquí es, a mi entender, donde único HTC ha fallado en cumplir a cabalidad.

Fotografía por: Johanny Becerra

 

Video Reviiew

 

Founder & Commander-in-Chiief de QiiBO.com. Tras más de una década como publicista decidí seguir mi propio camino profesional. Ahora sigo el consejo de un genio, hago el trabajo que me gusta. Twitter: @xaviimon
0 comments