199 Views |  Like

Reseña de Side Effects

Recientemente tuve la oportunidad de ir a ver el más reciente filme de Steven Soderbergh llamado Side Effects. Como de costumbre me mantuve enajenada a todo lo que tuviera que ver con este filme, sabía que Channing Tatum (Magic Mike, Haywire) y Rooney Mara (The Girl with the Dragon Tattoo) participaban pero aparte de esto, todo era deducciones alusivas al titulo del filme.

Ya una vez comenzó el filme recordé que había leído por ahí que Jude Law también actuaba en este filme y al ver a Catherine Zeta-Jones, no me quedó la menor duda de estar viendo un filme de Soderbergh.

“Emily Taylor” (Mara) es la esposa de un empresario que fue atrapado por la justicia y está cumpliendo años en la cárcel por negocios turbios. A pesar de no conocer detalles de qué fue lo que exactamente hizo “Martin Taylor” (Tatum), sabemos que ya está a punto de cumplir su sentencia y quedar en libertad.

Una vez ya en su casa, él y “Emily” deben trabajar en la relación para ajustarse a esta nueva etapa, aunque “Emily” no está logrando acoplarse con éxito ya que ha tenido una recaída y ha vuelto a sufrir episodios de depresión severa. Esta misma depresión la lleva a intentar suicidarse y a ser atendida por el  “Dr. Jonathan Banks” (Jude Law) quien se convierte en el nuevo psiquiatra que la tendrá bajo su cuidado.

Luego de varias semanas en tratamiento y en vistas de que “Emily” no logra mejorar, el “Dr. Banks” la pone en un nuevo tratamiento con un nuevo medicamento que promete ser de gran ayuda. En resumen, el medicamento le provoca una serie de efectos secundarios que terminarán cambiando su vida y poniendo en riesgo la integridad del “Dr. Banks”.

Scott Z. Burns es el guionista de este suspenso que fue construido a la perfección. Side Effects es uno de esos filmes que nos dejan totalmente satisfechos y lo que Soderbergh nos presenta es una obra impecable.

En Side Effects tenemos la dicha de ver la unión de buena dirección, guion y actuaciones y esto es algo que muy pocas veces se logra. Desde su comienzo nos atrapa y no hay un solo momento en el que nos  haga desviar nuestra atención. Así de buena es.

Siendo fan de Soderbergh, esto me deja con el agridulce pensamiento de que si es cierto su retiro y esta es de las últimas obras que veremos, extrañaré muchísimo el ver este tipo de películas que te dejan con la boca abierta y haciendo cálculos en tu mente para ver si logras adelantarte a la trama y hacer tu propio desenlace. Aun así, si fuese este el caso, Soderbergh se ha ido por la puerta ancha y Side Effects es una gran carta de despedida.