Crítica The Great Gatsby (2013) | QiiBO

Crítica: The Great Gatsby (2013)

The Great Gatsby

Llega nuestras salas de cine la más reciente adaptación del clásico de la literatura estadounidense, The Great Gatsby, de F. Scott Fitzgerald. Clásico que este servidor no ha leído y tampoco visto sus adaptaciones, y esto es por una sencilla razón, la historia no me atrae en lo más mínimo… bueno, miento, tal vez solo un poco.

Trataré de ser lo más preciso posible y no regodearme como lo ha hecho el director con esta cinta. En resumen, y si me permiten la licencia del atrevimiento, es la mejor adaptación hasta el momento y mucho mejor que la próxima que harán en sabrá Dios cuanto tiempo. Dudo mucho que alguien pueda superar lo que ha hecho el director Baz Luhrmann con esta adaptación. La música, la falta de respeto de la cinematografía y terminando con sus actuaciones, especialmente la de Leonardo DiCaprio con su excelente interpretación del obsesionado Jay Gatsby. Con esto pudiera dar por terminado mi reseña. No obstante, ampliaré un poco más.

Carrey Mulligan — The Great Gatsby

La versión de The Great Gatsby de Baz Luhrmann funciona de maravilla para las dos clases de público que irán a verla: los que leyeron el libro y los que no. Para los primeros, encontrarán una versión de este clásico con tanto glamour como hoyos en las carreteras de Puerto Rico. Glamour que apreciamos desde la impecable combinación de la música de los ’20 (época en la que se desarrolla la historia) con la música contemporánea, el espectáculo visual que solo Luhrmann nos puede dar y las acertadas actuaciones del elenco. El segundo grupo, a parte de lo mencionado antes, encontrará una historia perfectamente narrada por uno de sus personajes, Nick Carraway, interpretado por Tobey Maguire, quien, por cierto, lo ha hecho bastante bien. Es a través de esta narración que conocemos el mundo exterior e interior de Gatsby y se nos presenta el eje central de esta historia, el amor entre Daisy (Carrey Mulligan) y Gatsby.

Crítica The Great Gatsby

The Great Gatsby se desarrolla dentro de la alta sociedad del Nueva York de los años 20, vista, como dije, desde la perspectiva de Nick Carraway, un joven humilde que busca entrar en el exceso excesivo que vive esta sociedad. Increíblemente, un excéntrico magnate, a quien nunca ha visto pero sus nebulosas historias y sus increíbles y exhuberantes fiestas de fin de semana lo preceden, se muda a la casa de al lado. Jay Gatsby no se muda por casualidad, sino que está ahí por una sola razón, se entera de que Carraway es primo del amor de su vida, Daisy Buchanan, una joven tan bella como elegante, con ese no se qué que emboba a cualquier hombre, y quien vive muy bien económicamente casada con Tom Buchanan (Joel Edgerton).

The Great Gatsby

El problema que enfrenta The Great Gatsby es que al principio, la historia logra amarrarnos por el dilema que viven esto dos personajes pero en algún punto entre el exceso de glamour y lo hueca y plana que resulta la propia historia nos pierde y nos hace querer regresar al principio de esta tanto como Gatsby quiere revivir su pasado con Daisy. Es este mismo exceso de glamour el que termina corrompiendo a los personajes a tal punto que solo les importa su bienestar propio, nada más. De igual forma pareciera confundir a Luhrmann de camino al desenlace de la cinta. Quienes hayan leido el libro sabrán exactamente a qué escena me refiero. Y vuelvo y recalco que dije, pareciera, ya que no leí el libro. En confianza me corrigen si no lo vieron así.

Crítica The Great Gatsby

En fin, en The Great Gatsby encontraremos una historia de amor desbordada de tantos lujos que no solo engañan a los personajes y al director sino también al espectador. Con esto no digo que sea una mala película, al contrario, Baz Luhrmann ha hecho un trabajo muy bueno, solo que no tan grande como lo es Jay Gatsby ni tiene el no se qué de Carrey Mulligan.

 

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *