Crítica: Need for Speed - Una buena película de videojuegos

¡Sorpresa! Need for Speed es una buena película de videojuegos

Need for Speed

Si hay algo que los cinéfilos y los “gamers” tenemos en común es el odio a las adaptaciones. La gran mayoría de las veces resultan un fracaso en cualquier dirección, videojuego a cine o viceversa. Pero, de cualquier malla sale un ratón y hoy vengo a decirles que, después de tanta práctica, Hollywood por fin hizo una buena película basada en videojuegos. Need for Speed es una buena combinación de acción, velocidad, humor y, por supuesto, muchos choques y embustes vistos de todos los ángulos posibles.

“Tobey Marshall” (Aaron Paul) sale de la cárcel luego de dos años por un crimen que no solo no cometió, sino que fue culpado por el verdadero responsable, “Dino” (Dominic Cooper), un adinerado corredor de carreras. “Tobey” decide viajar a California para participar en una carrera secreta y conseguir su venganza, con la ayuda de sus mejores amigos “Benny” (Scott Mescudi), “Finn” (Rami Malek) “Joe” (el puertorriqueño Ramón Rodríguez) y la joven “Julia Maddon” (Imogen Poots) a su lado en el viaje.

Need for Speed Aaron Paul

Need for Speed no pretende ser la segunda parte de Citizen Kane, es una película de persecuciones de carros y tanto sus libretistas como el director Scott Waugh parecen haber decidido enfocarse en eso. Más que una adaptación, Need for Speed es un homenaje al videojuego y filmes anteriores de ese popular hobby de poderosos automóviles, motores “ronroneando” y velocidad pero, más allá de eso, logra establecer personajes relativamente creíbles con los cuales nos identificamos, encariñamos y preocupamos.

Por otro lado, mi lado cínico necesita decirles que Need for Speed es un anuncio extendido del juego, del Ford Mustang Shelby —con su poderoso motor de “huelemil” caballos de fuerza, el sistema operativo móvil de Apple, iOS 7 instalado en la consola, una cabina elegante, blah, blah. Incluso, miren a la bonita modelo/actriz rubia que acompaña al popular actor durante todo el camino. Bueno, ya me entendieron.

Crítica Need for Speed película

Ok, estoy de regreso. Se nota que Waugh escuchó las críticas que recibió por su Act of Valor y le dio más valor a desarrollar sus personajes y las relaciones entre ellos mientras logra los espectaculares tiros de cámara que tiene este filme durante las carreras y choques en ellas. Claro, con Breaking Bad tan fresco en nuestras memorias, tener a Aaron Paul es un inmediato y completo “plus” en cualquier cosa que haga. El eterno “Jeese” ha demostrado que respeta y toma bien en serio su trabajo pues se vive su personaje, “Tobey” se siente real y honesto como el tipo de al lado que cualquiera de nosotros puede conocer. El resto del elenco hace su trabajo tan bien como se puede hacer en este tipo de películas, aunque Dominic Cooper se pudo haber llamado “villano genérico #7”. Mención especial a Michael Keaton, lo quiero ver en más cosas.

Crítica Need for Speed película — Imogen Poots

Solo digo esto cuando de verdad lo pienso: Need for Speed es un filme para ver en el cine, con una gigante pantalla para disfrutar esas tremendas tomas de choques, imposibles “stunts”, persecuciones y una buenas bocinas para sentir el rugir de los motores retumbando en el pecho (hay mucho de eso) y en los oídos. Claro, vayan esperando lo que les digo: una buena y entretenida película de carros, mucha acción, diálogos simples y nada más.

Crítica Need for Speed

 

Tags:

  • Show Comments (2)

  • Daniel C.

    Es malísima

  • Xaviier

    Creo que esta adaptación funciona bien. Sabemos que los videojuegos no han sido bien adaptados a la pantalla grande y Scott Waugh hizo un trabajo decente con Need for Speed. 

    Hay quienes comparan esta con Fast & Furious pero no toda película en donde hayan pistolas es de gangsters. Una es videojuego, la otra no. Tan simple como eso.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *