QiiBeando en Netflix: Blue is the Warmest Color

Hoy me viene la necesidad de escribirles sobre ‘La Vie d’Adèle’ (Blue is the Warmest Color). Tengan en cuenta que esto es más un desahogo que una reseña. Finalmente tuve la dicha de poder ver este filme que tanto había estado esperando. ‘La Vie d’Adèle’ es un filme francés que consiste de dos capítulos dirigidos y escritos por Abdellatif Kechiche. Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos protagonizan este largometraje que a pesar de tener una duración de 179 minutos realmente ni se sienten. De hecho, pudiera decir que para mí no son suficientes.

Esta película es centrada en Adèle, una adolescente que a penas está descubriendo quién es en la vida. Kechiche nos entrega en cuerpo y alma lo que es este personaje de Adèle, al punto que es inevitable no enamorarnos de ella. Irnos en este viaje en el que aprenderemos junto a Adèle quién es, no es una opción. Kechiche habla a través de Adèle, sobre lo que es conocernos, como estudiantes de la vida, el placer de conocernos como personas, nuestra sexualidad, inhalar el arte que nos rodea y encontrar la felicidad en lo que nos hace sentir como en casa, aun cuando esto sea a través de la gente. Aun cuando estos no encuentren un hogar en nosotros.

blue is the warmest color

“Adèle” conoce a “Emma” y la vida le cambia totalmente. Kechiche nos deja ver un poco las inseguridades que sufre una persona que se siente inclinada a amar a alguien del mismo sexo; el miedo al prejuicio de la sociedad, los amigos y la familia. Pero pronto se olvidan y nos invita a sumergirnos en ese amor tan puro que es capaz de arrancarnos lágrimas, de alegría, de dolor, de desconsuelo.

‘Blue is the Warmest Color’ es presentada sin tapujos, es cruda y quizás por eso es que una vez nos entra, nos cala hondo, porque se le siente esa fibra tan genuina. Kechiche nos hace parte de ese amor entre Emma y Adèle de tal forma, que aun ante las escenas más gráficas, logramos sentir la real conexión que hay entre estas dos mujeres.

blue-is-the-warmest-color

¿Qué me hiciste Kechiche? Si venimos a ver, Kechiche nos monta en una montaña rusa de emociones sin previo aviso y sin cinturón. Este nos lleva en un viaje que va desde la inocencia a lo erótico y de la quietud a la desesperación. Si hay una palabra que me viene a la mente cuando pienso en Blue is the Warmest Color es ‘desnudez’. Ketiche nos muestra literalmente la desnudez de los cuerpos y este filme se me hace tan humano, que prácticamente se le siente así mismo, desnudo. Si hay algo en lo que Ketiche se concentró en enfatizar fue en esto, en transmitirnos la humanidad de sus protagonistas, mostrárnolas vulnerables, sin gota de maquillaje, sin peinar, tal cual.

¿Estamos actuando o no estamos actuando? Eso me pasó por la mente en varias ocasiones y es que en varias escenas, como por ejemplo, cuando nuestra Adèle está durmiendo. Kechiche la filmó mientras esta dormía y al igual que aquí hubo otro par de escenas en las que el filme fluye tal como lo haríamos en nuestra vida cotidiana porque sencillamente lo es. El que esto haya sido plasmado en pantalla con tanta belleza y elegancia es casi un acto de magia.

blue is the warmest color

‘Blue is the Warmest Color’ es una de las mejores películas del 2013 y sin duda, es una de las mejores películas que he visto en mi vida. Lloré como Magdalena. No lo pude evitar. Aunque no es algo que hago con facilidad y es algo que a veces nos averguenza admitir, el que este filme me haya hecho vivir emociones tan fuertes durante esas dos horas y media, solo es una muestra de la gran obra de que nos ha regalado Kechiche. Si ves ‘Blue is the Warmest Color’ y aprecias este filme por lo que es, de seguro terminarás dándome la razón.

Este filme es mucho más que ese del que la gente habla que salen dos mujeres teniendo sexo explícitamente. Este es uno de esos que te hace sonreír cuando lo recuerdas, te hace citar frases de la película. Te deja marcado. Como le comenté a un gran amigo, por películas como estas es que amamos el cine, películas que nos dejan como adictos buscando nuevas obras que nos regresen a este “rush” emocional que tristemente se logra conseguir muy pocas veces pero cuando nos llega el golpe, nos deja locos.

Véala en Netflix | Blue is the Warmest Color

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *