Brasil 2014: Jornada 11 – El estilismo de Cristiano

Brazuca - Brasil 2014

Brasil 2014 — Comenzó la Jornada 11 del Mundial de Brasil, con el Bélgica – Rusia, el duelo del resultadismo. El de Bélgica, un equipo con calidad y juventud para ganar más y mejor, y el de Rusia, todo lo contrario. Hazard, fue la punta de lanza que desatascó el partido ante una Rusia que mereció más, pero que, entrenada por Fabio Capello será siempre una eterna aspirante al empate o a la victoria por un solo gol. El conservadurismo excesivo ruso, el árbitro, – el mismo que le regaló al Real Madrid la Copa de Europa – que se comió un penalty de libro y la falta de calidad en la finalización fueron demasiada rémora. Sin embargo, los belgas, frescos hasta el final, remataron de nuevo el encuentro en los últimos minutos. El 1-0 deja a Bélgica en la siguiente ronda y a Rusia a la espera de acontecimientos en la última jornada. Una victoria ante Argelia, siempre y cuando Corea no gane a Bélgica por más de dos goles, les daría una pírrica clasificación.

En el otro partido del grupo, Argelia destrozó a Corea del Sur durante la primera media hora con un contundente 3-0. La debilidad de la defensa coreana, falta de hombría y de velocidad, facilitó en exceso la tarea a los hambrientos delanteros argelinos, que aprovecharon sin piedad las ocasiones que les regalaron. El segundo tiempo tuvo poca historia: el bajón físico de los Argelinos fue aprovechado por los coreanos para maquillar el resultado y reducir el número de goles necesarios para conseguir una hipotética clasificación en la última jornada, en el caso de que vencieran a Bélgica por goleada y rusos y argelinos empatasen.

En el partido más interesante de la Jornada, los Estados Unidos se enfrentaron a Portugal. Los que esperaban ver la resurrección del Cristiano, se tuvieron que conformar con su enésimo estilismo, esta vez una especie de Z invertida – suponemos que de “zoquete” – que adornaba los laterales de su cráneo. Los portugueses se adelantaron en un error defensivo de la defensa estadounidense. Sin embargo, los yankees no se achantaron y jugaron un gran fútbol remontando el partido a falta de diez minutos para el pitido final, que al final fueron diecisiete (hacemos un inciso para recordar que los partidos donde juega Cristiano Ronaldo duran 96 minutos). Los portugueses aprovecharon el añadido y en la última jugada del partido, un balón desesperado colgado por el maniquí luso – que lo más profundo de la caverna ha convertido en “tremenda asistencia” – fue rematado a la red por Varela, dando un hálito de vida a la selección portuguesa, que tendrá que esperar que Alemania y Estados Unidos no empaten en la última jornada, vencer a Ghana y además recortar una diferencia de 5 goles con los Estados Unidos o 9 con Alemania. Misión prácticamente imposible para los portugueses, que ven como una vez más, su estrella les decepciona en las grandes citas. Lástima que esto sea una cosa seria, y no una repesca o un partido pequeñito de liga.

| Si eres fanático del fútbol, no dejes de darte la vuelta por nuestra página hermana: bloggol.es

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *