Crítica: Tammy (2014) con Melissa McCarthy

Muchas risas en el camino con Tammy [Melissa McCarthy]

Cada década ha tenido un comediante que nos conquista, solo para cansarnos haciendo el mismo papel en todas sus películas. En los ochenta fue Eddie Murphy, en los 90 Adam Sandler y el nuevo milenio nos dio a Will Ferrell. En esta década tenemos a Melissa McCarthy, quien luego de robarse todas sus escenas en la fantástica Bridesmaids, ha hecho una carrera interpretando personajes imprudentes e impulsivos en The Heat, Identity Thief, y This is 40. En Tammy, le toca probar si es capaz de cargar con un filme entero con esa fórmula, lo cual logra por la mayor parte.

“Tammy” (McCarthy) está teniendo un día pésimo; luego de ser despedida, llega a su casa y encuentra a su esposo cenando con otra mujer. Cuando su madre se niega a prestarle su carro para irse del pueblo, acepta el de su abuela “Pearl (Susan Sarandon) con la condición de que ella la acompañará para cumplir su sueño de visitar las cataratas del Niagara. El problema es que “Pearl es de por si un problema por culpa de su alcoholismo y desgano hacia su salud. Ambas mujeres tendrán que sobrevivir a la otra mientras, irónicamente, sirven como el apoyo mutuo que necesitan.

Crítica de Tammy

Me reí, y mucho con Tammy. Al fin y al cabo es una comedia y para eso es que uno va a verlas. Sin embargo, es posible que se deba a que soy bien fan de McCarthy, de los que no me he cansado de verla haciendo lo que hace. Cuando vi el tráiler de este filme, dije que estaríamos viendo a “Melissa McCarthy como Melissa McCarthy en Melissa McCarthy 5” y eso es precisamente lo que pasa. Sin embargo, contrario a los comediantes que mencioné a principio, Melissa es capaz de demostrar sentimientos genuinos en los momentos serios del filme. Debajo de todos los chistes de gordura, abuelas enseñando el pecho, adicción a la comida y drogas, Tammy es la historia de dos mujeres que están rotas y derrotadas por la vida, y cómo logran golpear de regreso. Una escena en específico con la grandiosa Kathy Bates dando un discurso vale el precio de la entrada por si sola.

De igual forma, si no eres fan de la actriz, o ya estás cansado de verla haciendo lo mismo, no es para ti.

Crítica de Tammy

Hay que admirar a Melisa McCarthy; en un mundo y una industria tan superficial, ella es una mujer en sus cuarenta, con sobrepeso, que protagoniza sus propios filmes y es altamente popular. Tammy fue producida y coescrita por ella y su esposo Ben Falcone, quien también dirige. Por otro lado, me gustaría que salga de su zona de comodidad pues estoy completamente seguro que nos daría tremendo espectáculo, al igual que Adam Sandler lo pudo hacer en Punch-Drunk Love. Con la diferencia de que Melissa es muchísimo mejor actriz, pero mientras se mantenga haciendo lo mismo en todas sus películas, seguiremos esperando.

Susan Sarandon se come la pantalla como la irreverente y problemática “Pearl”. Aunque no es la primera vez que la vemos haciendo comedia, en Tammy esta súper actriz decidió soltar los caballos de la demencia mientras se tumba hombres en una barra, se emborracha a las 9 de la mañana y mete en problemas a su nieta.

Crítica de Tammy

Tammy es una comedia para gente que ame a Melissa McCarthy y Susan Sarandon, que ame las historias de mujeres y que ame los “road trips”. Me reí y gocé mucho con Tammy, una historia con más corazón del que aparenta y que les hará pasar un buen rato en el cine.

Tags:

  • Show Comments (1)

  • AndreaCarrillo1

    No es una de mis favoritas, peor uno de los actores del
    filme Mark Duplass dirige proyectos independientes ya ahora también hará una
    serie para http://www.hbomax.tv/togetherness titulada
    Togetherness y que contara con un gran reparto

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *