QiiBO Review: LG G3

    QiiBO Reviiew

    LG G3

    LG G3: Introducción

    Al momento de decidirse por un teléfono nuevo hay varios factores que influyen en la decisión: tamaño, pantalla, potencia, su cámara, su diseño y, desde luego, su precio. Desde luego, cada cual colocará la lista en su orden particular pero a grosso modo, y con alguno que otro añadido que pueda haber, estos serían los detalles que influyen. Pero qué pasa si nos encontramos con un teléfono que en papel destaca muy bien en cada uno de estos puntos, ¿hablaríamos entonces del teléfono perfecto? Sabemos que ese atributo no existe —a menos que hablemos de Blake Lively, Olivia Wilde o Scarlett Johansson— pero el LG G3, sucesor del conocido LG G2, llena muy bien cada uno de estos encasillados y se perfila como un terminal con todos los atributos para estar entre los más grandes.

    El caso de LG es bastante curioso y digno de destacar ya que este fabricante siempre es opacado por su vecino más cercano, Samsung. Desde televisores hasta teléfonos, y es que cuando hablamos de estas dos compañías hablamos de gigantes que solo les faltaría fabricar autos para, como decimos aquí en Puerto Rico, correr todas las bases. Sin miedo a decir algún disparate o parecer que quiero acumular puntos, LG tiene muy buenos equipos, su nueva línea de gama alta de televisores son poco más que impresionantes con diseños exquisitos y una calidad de imagen muy buena. Sus teléfonos no se quedan atrás y han comenzado a despuntar con muy buen ritmo. Con el G2 lo demostraron y ahora buscan continuar esta línea con el G3, uno de los equipos más esperados de este.

    ¿Qué nos ofrece el nuevo G3 por encima de otros terminales de gama alta? ¿Tendrá este lo necesario para colocarse como el nuevo referente a seguir en teléfonos Android? Analizamos cada uno de los detalles más importantes de este terminal en busca de estas y otras interrogantes.

    Qualcomm Snapdragon 801
    GPU: Adreno 330
    RAM: 2 GB
    Memoria: 32GB + microSD5.5″ True IPS QHD 534 ppiPrincipal: 13 mpx con flash LED doble y vídeo a 4K
    Frontal: 2.1 mpxAndroid 4.4.2 KitKat
    Líneas simples y un acabado en metal le dan al LG G3 un aspecto que sobre sale de su competencia más directa.Con un láser en su parte trasera, la cámara del LG G3 promete enfoques rápidos y precisos para fotos más rápidas aún.
    LG es el primero de los grandes fabricantes en presentar un teléfono con pantalla QHD de 2560×1440.Nuevamente vemos los botones en la parte trasera, una configuración que una vez te acostumbras, resulta cómoda.

    Siendo este uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de comprar un teléfono, el LG G3 cuenta con un diseño elegante que a primera vista nos luce con un acabado en metal muy elegante. Sin embargo, al acercarnos nos llevamos nuestra primera desilusión al saber que es de plástico. Desde luego, esto no representa problema para la gran mayoría de los usuarios, esa “apariencia de metal pulido” que lleva el G3 es sin duda muy buena. Tanto que no es hasta tenerlo en la mano y sentirlo que nos damos cuenta que solo es de plástico. Pero, para qué llamarnos a engaño, ¿por qué simular metal cuando en realidad es plástico? Si lo miramos de otra manera, es como cuando veíamos en la calle los Toyota Tercel con las insignias de BMW, o tener un reloj imitación de Rolex. Entiendo bien que quieran darle tratamientos y texturas diferentes, pero prefiero que estas sean verdaderas a que simulen serlo.

    Dejando a un lado este pequeño detalle, el diseño del G3 es realmente destacable ante su competencia. Sus líneas son simples, rectas a cada lado y levemente curvado en sus extremos y en su parte trasera. Al tenerlo en la mano, el teléfono se siente bastante cómodo, aunque no tanto como hubiese deseado. Y es que tengo que destacar sus laterales rectos, un detalle que saltó a mi atención desde el primer momento en que lo tuve en mis manos, pues me hacían el agarre uno un poco incómodo. Luego de varias semanas con él, aún no me acostumbraba a esa sensación. En un teléfono más pequeño esto tal vez no hubiese sido un problema, pero hablamos de un terminal de 5.5 pulgadas.

    Análisis LG G3

    Review LG G3

    Pantalla

    LG G3

    Las especificaciones de un producto son importantes. Memoria, el procesador que lleva, la resolución de su pantalla y un larguísimo etc. Y es que como dije, estos son factores que influyen a la hora de comprar un teléfono. Aquí LG se aseguró de sobresalir poniendo el listón bien arriba.

    Como decía al principio, el caso de LG es digno de observar. Son todo un gigante y a la hora de demostrarlo se lanzan sin miedo. Ya lo vimos con el LG G Flex, un teléfono con pantalla curva que lanzaron al mercado el año pasado por el simple hecho de que podían. Una manera de establecer las líneas bien claras y poner los puntos sobre las “íes”. Con el LG G3 pasa algo similar, este fabricante fue la primera de las grandes compañías en incorporar una pantalla 2K en un teléfono, y no nos llamemos a engaño aquí, lo hicieron porque también podían hacerlo. Nada más. LG fabrica sus propios paneles y cuentan con tecnología en este particular muy buena. Así, el resultado que tenemos es el de una pantalla de 5.5 pulgadas True IPS con resolución de 2560×1440 y una densidad de pixeles increíble que alcanza los 534. Para poner esto en perspectiva, el Galaxy S5 y el HTC One (M8) cuentan con 440 ppi.

    Con todos estos números colocados perfectamente en una oración,  y nos creemos que andamos con una pantalla de cine con calidad digital en nuestro bolsillo. El LG G3 sí tiene una pantalla buena, el problema es que es demasiado buena, potente, y aún no hay para sacarle provecho. Con excepción de algunos vídeos y fotos que tengamos, será muy difícil apreciar la nitidez de su pantalla. Mirando su interfaz o una página web, prácticamente veremos lo mismo que vemos con cualquier otro teléfono Full HD.

    Pasando de su resolución a otros aspectos de su pantalla, cabe señalar que aquí el G3 sale bastante bien parado. Sus ángulos de visión son nítidos, la temperatura de pantalla ha sido mejorada a unos 7099K (el valor óptimo es 6500K), la reproducción de colores es muy buena y su brillo alcanza unos 450 nits, a la par con el Galaxy S5 pero por debajo de otros competidores como el HTC One (M8) que alcanza unos 489, el iPhone 6 que logra 558 y el 6 Plus que alcanza 566 nits. Poniendo esto en arroz y habichuelas, cuando estamos bajo plena luz solar quizás tengamos un poco de dificultad mirando la pantalla.

    Vale la pena preguntarse si en realidad hace falta tener una pantalla tan potente cuando aún no hay contenido para disfrutarla como merece.

    Nuevo G3 de LG

    Batería y desempeño

    El LG G3 cuenta con la ya conocida dupla de Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2.5GHz y 3GB de memoria RAM. Esta combinación es una de lujo y potencia, y en el nuevo teléfono del fabricante surcoreano no es la excepción. Desde aplicaciones ligeras y cotidianas hasta juegos que requieren mayor poder de procesamiento, el G3 no tiene ningún problema para mover la aplicación que sea.

    La experiencia que brinda este teléfono en general es muy buena, sin embargo, hay un detalle que solía encontrarme una y otra vez durante un uso prolongado; el lag o siendo más técnico perdidas de FPS (frames por segundo) en las diferentes animaciones o transiciones. El culpable de esta baja no es otro que su imponente pantalla, la cual termina pasando factura al procesador. Realmente hubiese querido que LG hubiese sacrificado esta pantalla por una HD de 1080p más tradicional y que la experiencia hubiese sido súper fluida, tal y como espero de cualquier teléfono en 2014. No obstante, entiendo perfectamente que su pantalla es uno diferenciador. Si esto no representa un problema para ti, proseguimos.

    Entrando a la batería y la autonomía de este terminal, el fabricante surcoreano ha optado por utilizar una batería de 3000mAh. Sin lugar a dudas una batería con capacidad suficiente para este teléfono, sin embargo, habrá que tener cuidado de no abusar de juegos o películas porque su pantalla también pasará factura a esta. Un usuario que como yo navegue mucho por el Internet, redes sociales, fotos, vídeos, música en streaming prácticamente 24/7 no tendrá problema, pero como dije, no podremos abusar de su pantalla o tendremos que recargar durante el día.

    Cuando LG nos presentó su nuevo teléfono uno de los puntos que más destacó lo fueron sus cámaras, en especial la principal en su parte posterior que cuenta con un láser para un enfoque mucho más rápido y preciso, y a la que habría que sumarle su estabilización de imagen óptica OIS+ y su sensor Sony de 13 megapíxeles. Muchos fabricantes están dándole énfasis a este apartado, ya que la cámara de nuestros teléfonos se ha convertido en la más que utilizamos por a conveniencia de siempre estar con nosotros.

    El enfoque mediante la tecnología láser resulta muy útil en cualquier tipo de situación, ya sea con buena luz ambiental o no. No tengo argumentos para debatir si beneficia o no un láser para ayudar al enfoque más allá del uso que le he dado durante estas semanas al G3. El enfoque es muy rápido, pero noté que esta alegada rapidez es casi imperceptible cuando lo comparaba con otros teléfonos que tienen enfoque rápido como el iPhone 6 que también reseñé y que desde luego no cuenta con enfoque láser.

    La cámara posterior del G3 cuenta con un sensor de 13 megapixeles con una apertura f/2.0 y un tamaño de 1/3 de pulgada. El resultado de las imágenes es uno nítido cuando tenemos una buena luz ambiental y sabemos manejar sus diferentes opciones para aprovechar mejor la misma. Adicional, las imágenes que produce bajo condiciones óptimas es muy equilibrado: buen balance de los blancos, colores vivos y llamativos sin alejarse de su valor real.

    Su cámara frontal es de 2.1 megapíxeles y cuenta con la novedad de poder hacer selfies abriendo la mano y, cuando la cámara la detecte, cerramos y esta nos dará tres segundos para tomar la misma.

    A destacar también están algunos de los diferentes modos que incluye como Panorama, Burst Shot, el cual nos permitirá tomar varias fotos rápidamente y Magic Focus, una opción que nos permitirá seleccionar el punto de enfoque luego de haber tomado la foto.

    El LG G3 viene con la versión de Android 4.4.2, el cual ya es conocido por muchos usuarios. Sin embargo, donde más resalta este es en su nueva interfaz, una mucho más limpia y sencilla a la vista que abandona el uso excesivo de elementos innecesarios que encontrábamos en versiones anteriores de los equipos LG u otros fabricantes. Quizás, para los más puristas de Android no hay nada como su versión “stock”, no obstante, entiendo que muchos usuarios encontrarán el nuevo UI más moderno y simple, algo que personalmente agradezco.

    El nuevo slogan de LG, “Smart is the new Simple”, se puede observar claramente en su interfaz. El G2 es un tremendo equipo que para muchos pasó desapercibido, sin embargo, una de mis críticas mayores siempre lo fue su interfaz. Ahora todo cambia, y esto ayuda a que la experiencia de usuario con el nuevo G3 sea más acorde a los tiempos que vivimos.

    LG también ha añadido algunos detalles que si bien no son novedades trascendentales, serán de gran ayuda al usuario como:

    Knock Code

    El año pasado vimos una nueva forma de seguridad para los G2 llamada Knock On, la cual nos permite despertar la pantalla del equipo con unos toques en su pantalla. Este año, LG ha seguido trabajando en esta opción y aunque seguimos viendo esta, ahora nos trae Knock Code, una función que permite permite programar un patrón de toques en la pantalla para desbloquear el equipo. En teoría es una buena idea, pero en la práctica es todo lo contrario, y me explico. Durante días estuve utilizando este nuevo método para desbloquear el G3, sin embargo, era bastante común encontrarme repitiendo el código una, dos y hasta tres veces para que lo reconociera. Aún cuando me aseguraba de estar haciéndolo correctamente. Por otra parte, da la sensación de ser tedioso el tener que hacer el patrón para poder entrar al teléfono. ¿Es seguro? Sí, y bastante, sin embargo, en el día a día no resulta muy práctico.

    Entiendo y aplaudo que los fabricantes se preocupen por la seguridad en nuestro equipo, pero creo que deben poner en balanza diferentes opciones y hacer que estas sean, por un lado difícil para un extraño desbloquear y fácil para nosotros en el día a día.

    LG G3 colores

    LG Health en el G3

    LG Health: Los fabricantes quieren vernos en buena condición física, de esto no tengo la menor duda, ya que cada día vemos nuevas propuestas de apps y servicios relacionadas a esto. LG Health es un app que utiliza los diferentes sensores del G3 para llevar un registro de nuestra actividad física diaria: pasos, calorías, distancia recorrida, etc. y nos lleva estadísticas de nuestro progreso.

    Dual Window: Esta opción que está presente en otros equipos de la compañía resulta muy útil para manejar dos aplicaciones (compatibles con esta función) a la misma vez.

    Smart Cleaning: Una opción simple y de agradecer, la cual permitirá al usuario hacer más espacio en la memoria al limpiar el cache que van dejando de las diferentes aplicaciones.

    Teclado: Con el nuevo teclado del G3, el usuario podrá ajustar el tamaño a su mejor conveniencia, lo que, en teoría, redundará en una mayor comodidad y rapidez a la hora de escribir. No estoy seguro si esta función existe en otros dispositivos (si existe, no dudes en hacerlo saber en los comentarios) pero me resultó muy curiosa.

    Barra personalizable: Al igual que con otros modelos de LG, el G3 nos permite personalizar la barra de abajo con diferentes configuraciones de botones. Al no tener ningún botón físico y sus botones ser en la propia pantalla, el usuario puede escoger entre una configuración básica de tres o añadir más botones y colocarlos a su mejor gusto. Así, por ejemplo, podemos tener un botón dedicado en la parte de abajo que activará las notificaciones, evitándonos un viaje con el dedo pulgar hasta la parte de arriba de la pantalla y hasta tener uno adicional para activar Dual Window.

    Guest Mode o Modo de invitado: No es una función nueva y la primera vez que la vi fue en Windows Phone, pero el modo de invitado es realmente útil para cuando tenemos que prestar el teléfono a otra persona como un hijo o amigo.

    Es como tener un Lamborghini y no tener
    carretera para aprovecharlo al máximo.

    Abrí este análisis hablando de las especificaciones. Para muchos este es el punto más importante de un teléfono (más es más) y en papel, el G3 se coloca como uno de los terminales más imponentes del mercado actualmente. Y sin duda alguna lo es.

    Personalmente, no me dejo llevar por cuál tiene más que el otro al decidir al comprar un teléfono, aunque reconozco que muchos sí, y eso se respeta. Mi decisión siempre es basada en la experiencia de usuario en general, cuán buena o mala es la sensación que me da el teléfono al usarlo por un tiempo —esta es la razón por la que siempre recomiendo probar varios equipos antes de tomar una decisión.

    El nuevo LG G3, sin duda alguna, es un muy buen equipo. Uno de los mejores actualmente en el mercado. Sin embargo, no voy a mentirles, mis expectativas con este terminal eran altísimas, y la culpa de esto se debe a su antecesor, el G2, el cual me dejó una muy buena impresión en muchos aspectos y pensé que el nuevo modelo mejoraría mucho más. En algunos puntos de esta reseña queda claro que no fue así y el responsable mayor lo es su exigente pantalla. Si bien es cierto que el ojo detallista de muchos notará levemente la mejoría de esta, muchos otros no. De hecho, muchos usuarios no necesitan de una pantalla con la enorme cantidad de pixeles que tiene el G3. También en este punto hay que señalar —para mi es lo más destacable— la falta de contenido que soporten resoluciones QHD. Hasta que este punto no se resuelva, la pregunta quedará en el aire, ¿para qué una pantalla tan exigente? Si lo miramos desde otro punto de vista, es como tener un Lamborghini, Bugatti o Ferrari y no tener carretera para manejarlos como exigen.

    Esta pantalla afecta el rendimiento de la batería y el desempeño en ciertos momentos del equipo, algo que seguramente no ocurriría de LG haber optado por una pantalla Full HD de 1080p. Sacando este detalle a un lado y el software tan simplista (para mi gusto) de la cámara, el G3 es un equipo sobresaliente en todos sus aspectos. Es un equipo que recomendaría fácilmente siempre y cuando la persona esté consciente de esto.

    Por último, para cerrar este análisis, me da gusto ver que LG esté sentando las bases en muchos aspectos. Antes notaba que no eran un fabricante a escoger por los fanáticos de Android, hoy esto ha cambiado porque han sabido hacer los ajustes necesarios y han estado muy atentos a las nuevas tendencias del mercado.

    Reviews LG G3

    G3

    Tags:

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *

    You May Also Like

    galaxy note 3

    Samsung presenta vídeo “hands on” del Galaxy Note 3 y Galaxy Gear

    Samsung estuvo muy ocupado ayer mostrando su nuevo teléfono, el Galaxy Note 3 y ...

    HTC Hima (One M9) invitación MWC 2015

    Así lucirían el HTC One M9 y One M9 Plus

    HTC Hima y HTC Hima Ultra serían los nombres de estos nuevos teléfonos.

    Acer CloudMobile

    El CloudMobile de Acer aparece antes del MWC

    El mercado móvil crecerá este año, ya que varios fabricantes nuevos entrarán a la ...