Liga BBVA: Se invierten los roles

    “Iremos a lo nuestro” – con estas palabras comenzó Eduardo Berrizo su rueda de prensa previa al partido contra el FC Barcelona. Dicho y hecho, el Celta de Vigo se enfrentó de tú a tú contra el Club Blaugrana y salieron airosos. El Celta mantuvo una presión alta y constante en las salidas del FC Barcelona, y atacaba con balones largos a Nolito y Larrivey cuando en posesión. El antes jugador del Barcelona, y el ex-Rayista fueron un constante estorbo a la defensa blaugrana, corriendo tanto por el centro como por las bandas.

    Por su parte, el Barcelona parecia no levantar cabeza tras la derrota contra el Real Madrid la semana pasada. Luis Enrique hizo varios cambios a la plantilla que se vió superada en el Santiago Bernabeu, incluyendo, entre otras, la exclusión del Central Gerard Piqué de la lista final. Sin embargo, tales cambios – Mathieu volvió al eje central, junto a Mascherano, Rafinha tomó el lugar antes ocupado por Iniesta y Xavi, y Jordi Alba volvió a recuperar su posición – no fueron suficiente para detener a un Celta de Vigo inspiradísimo, y corriendo en los hombros de un Sergio Álvarez que estuvo superlativo.

    Los de Luis Enrique se vieron mucho más sólidos en la defensa. Daniel Alves y Jordi Alba se dedicaron a empujar las líneas ofensivas, mientras que Sergio caia entre los dos centrales, formando un 3-5-2. La pareja de centrales nuevamente se volvió a ver muy firme, y solamente cometieron un error mayor. Lamentablemente ese error fue el que le costó el gol de Joaquin Larrivey.

    Hablando del gol de Larrivey, éste rompe una racha de más de 60 años que el Celta no conseguía marcharse de la hacienda Blaugrana con los 3 puntos. El 12 de octubre de 1941, para ser exactos, la última victoria Viguense a domicilio.

    El centro del campo Blaugrana sigue siendo su tendon de Aquiles. Las constantes subidas de los laterales, obligan a Sergio a atrasarse y apoyar los centrales. Por otro lado, los interiores encargados de ataque aun no encuentran su estabilidad, y Luis Enrique sigue buscando respuestas a incógnitas que parecen no tener solución. Xavi, Iniesta, Rakitic, Sergi Roberto, y hoy Rafinha, son piezas de un rompecabezas que parecen finalmente no encajar.

    Todo esto hace que el Barcelona pierda dinamismo, y dependa de individualidades de su tridente delantero. Los tres astros suramericanos tienen capacidad de sobra para cambiar cualquier juego, pero cuando el balón no les llega, no hay mucho que puedan hacer. Y aunque el Barça logró 19 tiros al arco, incluyendo varios que solo los detuvo el travesaño, fue el Celta quien tuvo el único que contó.

    Al final del día, Luis Enrique parece no encontrar esa fórmula que hará que todo encaje en su lugar, y provoque que el Barcelona vuelva a correr como la máquina que una vez fue.

    Compañeros celebran con James, su gol contra el Granada
    Compañeros celebran con James, su gol contra el Granada

    Todo esto contrasta con la actualidad del Real Madrid. “Sacrificio” ha sido la palabra que Carletto Ancelotti ha inculcado a sus pupilos, y parece que está dando resultados. Luego de la victoria contra el FC Barcelona la semana pasada, el Real Madrid le lleva cuatro regalitos a domicilio a los de Joaquin Caparros. Caparros que en rueda de prensa pre-partido despotricó contra la prensa Madridista por haber inventado las citas en su entrevista para el periódico Marca. Pese a esto, Caparros no pudo motivar a su Granada a detener el ataque Madridista.

    El conjunto Blanco está encontrando su punto. Los cambios tácticos que ha implantado Ancelotti han hecho que el Madrid esté jugando un excelente futbol. Benzemá está siendo figura peligrosísima frente al gol, y asistiendo muchísimo tambien a sus compañeros. Isco, que tras la lesión del galés Bale ha encontrado puesto en el 11 inicial, sigue dando actuación tras actuación pidiendo cabida por mérito propio. James luce muchísimo más cómodo ocupando la banda derecha. El 4-4-2 por el que ha apostado Ancelotti comienza a dar frutos.

    “Antes de Navidad tenemos que ser líderes en Liga” – comenta Iker Casillas. Si los resultados se dan, al Santo de Madrid, se le puede adelantar la Navidad.

    Lo que si se puede destacar es que por el momento, los roles se han invertido, hoy por hoy es el Madrid quien está mostrando el futbol de ejemplo, y es el Barça quien continua buscando su identidad.

    | Fotos: EuroSport | EFE

    • Show Comments (0)

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    comment *

    • name *

    • email *

    • website *