QiiBO Review: Moto X [2014] | QiiBO

QiiBO Review: Moto X [2014]

QiiBO Reviiew

Moto X

(2014)

Moto X: Introducción

Si hablamos de telefonía móvil, sin el más mínimo ápice de duda, Motorola debe ser mencionado como uno de los principales exponentes. Y no solo por ser la primera en darnos al que se considera el primer celular, sino porque a lo largo de los años muchos de los mejores y más populares celulares han llevado su emblemática “M” estampada. Pero ser el primero no es sinónimo de ser mejor, y luego del 2007 con la llegada de los llamados smartphones, la compañía fue perdiendo relevancia.

El año pasado la Gran M volvió a dar señales de vida, esta vez de la mano de Google con el Moto X y el Moto G, dos teléfonos que pusieron nuevamente a la compañía en el mapa.  Pero, contrario a lo que muchos pensábamos, los problemas para Motorola no terminaban aquí y varios meses después nos sorprendía la noticia de que la compañía pasaba a manos del gigante tecnológico chino, Lenovo, abriendo paso nuevamente a las especulaciones.

Motorola aún tiene mucho que decir, pero lejos de seguir tendencia alguna, está creando las suyas propias, y es aquí su mayor brío.  Los resultados se vieron el año pasado al esta compañía volver a ser relevante en un mercado tan competitivo.

Finalizando el 2014 nos llega el nuevo Moto X, un teléfono que conocí dentro de las nuevas instalaciones de la Gran M en pleno centro de Chicago y que he puesto a prueba por algunas semanas para saber si es un digno sucesor de uno de los mejores teléfonos del pasado año. No voy a engañarlos, el primer Moto X me encantó y como perfeccionista que soy, pretendo que este mejore aún más esa grata experiencia que tuve con su antecesor. Veamos.

Qualcomm Snapdragon 801
Quad-Core 2.5 GHz Krait 400
GPU: Adreno 330
RAM: 2 GB
Memoria: 16/32 GB5.2 pulgadas AMOLED 424 ppiPrincipal: 13 megapixels con dual flash LED
Frontal: 2 mpxAndroid 4.4.4 KitKat con actualización a Lollipop en camino
El fuerte del Moto X 2014 lo es el poder personalizarlo sin importar cuál sea tu estilo.Con una versión casi stock de Android, el Moto X logra un balance perfecto entre funciones y fluidez como ningún otro teléfono en Android.
Muy pocos teléfonos, por no decir, ninguno, te brindan una experiencia tan completa y pulida.Los materiales de construcción que Motorola ha escogido son geniales; aluminio, cuero, madera y su cristal frontal son simplemente una delicia.

Moto X (2014):
Su diseño

Líneas extremadamente simples y bordes levemente redondeados es la manera en la que podemos resumir la estética de muchos de los teléfonos móviles hoy día. Pero contrario a lo que muchos pensarán, estos estándares que muchos siguen al día de hoy no están escritos en piedra. El nuevo Moto X es uno que, como mencioné anteriormente, establece su propia tendencia en lugar de seguir las establecidas.

Nos encontramos con un teléfono estéticamente bien cuidado, con líneas suaves y alguno que otro detalle un tanto atrevido y diferente que hacen que este sobresalga del sector.

La ergonomía fue uno de los puntos fuertes del X original y el nuevo modelo no se queda atrás, pese a ser más grande. Y es precisamente este uno de los puntos en los que sobresale el gran trabajo de diseño del equipo de Motorola, lograr un teléfono más grande sin sacrificar el buen manejo. Podemos notar cómo el teléfono, a pesar de tener una pantalla de de 5.2 pulgadas, no representa problema alguno para desplazar el dedo sobre la pantalla y alcanzar la esquina más remota de esta. Esto se debe a sus bordes reducidos en su laterales, haciendo que el cuerpo de este se vea más compacto de lo que realmente es.

En la zona arriba de la pantalla encontramos los sensores de proximidad, luminosidad, cámara frontal y auricular. En la zona de abajo de esta encontramos su bocina (altavoz). Por último, aunque en el modelo con pantalla negra casi no se aprecian mientras que en el modelo blanco sí, se encuentran 4 puntos en cada esquina que son los encargados de facilitar el uso de gestos y acciones con el teléfono. Así, por ejemplo, cuando pasamos la mano por encima de la pantalla para comprobar las notificaciones, girarlo para silenciar, entre otros.

Motorola Moto X segunda generación

Motorola Moto X 2014 Motorola Moto X 2014

La parte trasera del nuevo X es uno de sus puntos más llamativos y destacables ya que viene en varios colores o  materiales más “premium” que le otorgan un “look and feel” tremendo. Sin embargo, también tengo que destacar su pantalla, la cual pareciera estar laminada, dándole una sensación al tacto increíble y a la vista exquisita. Para terminar, un marco de aluminio a vuelta redonda terminan de dar ese toque distintivo y de buen gusto.

Pantalla

Motorola Moto X segunda generación

Motorola Moto X segunda generación

El nuevo Moto X de segunda generación optó por mejorar lo que para muchos fue un error en el pasado modelo, su pantalla de 720p. Sin embargo, este no llega a las, un tanto prematuras, resoluciones 2K que ya vemos, sino que opta por hacer de su pantalla una Full HD con una resolución de 1920×1080 y una densidad de pixeles de 424. La pantalla no es perfecta y, quizás, para los más puristas pueda ser un fallo, ya que al ser un panel AMOLED con una distribución de pixeles Pentile, encontramos muchas de sus bondades pero también trae las fallas de estas como colores extremadamente saturados. Por otra parte, el brillo de esta es muy alto cuando se tiene en el nivel más bajo y cuando se lleva la nivel máximo nos deja con la sensación de querer que suba más. Adicional, sus niveles de blanco tienden a ser cálidos o amarillentos. Aunque esto no es un defecto en sí, muchos preferimos una calibración más azul. Los negros, son exquisitos y en este particular no encontré quejas.

Dicho lo dicho, este teléfono sí tiene mejoras en su pantalla y, si no eres demasiado exigente, no encontrarás un “pero” en ella. No llega a la excelente calidad que encontramos en los nuevos paneles SuperAMOLED que utilizó Samsung este año, pero a grosso modo, es muy buena.

Experiencia

A diferencias de otras reseñas anteriores, en esta en particular me enfocaré en la experiencia en general que brinda el equipo, más que en dividir la misma en: hardware, desempeño y software. Al final, estos apartados aportan o no a la experiencia.

Motorola, a lo largo de los años, ha sabido llevar una buena experiencia con sus equipos. Desde su gama baja hasta su gama más alta, en general, todos son muy buenos equipos. El ejemplo más claro lo tenemos con el nuevo Moto G, un teléfono de gama media que fácilmente puede pasar como gama alta. El nuevo Moto X 2014 no se queda atrás en este apartado, y sin temor a decir un disparate, no creo que haya teléfono sobre la faz de la tierra que brinde una experiencia tan completa como este. El teléfono se adapta a tu entorno, ya sea que estés manejando en tu auto, estés en una reunión en el trabajo o durmiendo, el nuevo X se adapta a tu entorno. Esto también aplica aun cuando el teléfono se encuentra en reposo con su pantalla apagada y solo bastará llamarlo por el comando que hayamos seleccionado para encenderlo y comenzar a interactuar con él. Enviar un mensaje de texto, hacer búsquedas en Internet, actualizar nuestro estatus de Facebook, o dictar alguna nota, son algunas de las cosas que podemos hacer sin siquiera tocar el teléfono. Smart, ¿verdad?

Otro apartado que aporta muchísimo a esta estupenda experiencia lo es su software, el cual, básicamente es “casi” stock Android. Y digo, casi, ya que si bien es muy similar a la experiencia que brinda Google en su línea Nexus, Motorola le da unos toques muy particulares que hacen pensar dos veces en si en realidad la mejor experiencia androide la brinda un Nexus o este Moto X.  A esto, ciertamente, hay que añadirle que Motorola es una de las primeras —y en muchos casos, la primera— en traer las nuevas actualizaciones de Android a sus equipos, incluso en ocasiones primero que la misma línea Nexus, como lo fue en este caso con el nuevo X hace unas semanas atrás cuando recibió Android 5.0 Lollipop.

No existe teléfono sobre la faz de la tierra que brinde una mejor experiencia al usuario que el Moto X (2014). Punto.

Motorola Moto X 2014 y Moto 360

Motorola Moto X 2014 y Moto 360

Motorola Moto X 2014 y Moto 360

El sello de Motorola: su software “casi” Android puro.

El año pasado, podíamos llamar al equipo diciendo las palabras mágicas, “OK Google”. Este año, el usuario tiene esta misma opción pero esa frase mágica cambia por una más personal. Ej. “Ok, mi amor, escucha”, “Hey tú, atiéndeme”, “Ola K ase”, etc. Las posibilidades son infinitas y esto añade a que esta experiencia sea mejor y más única.Esta utilidad no es nueva y la vimos por primera vez en el X de año pasado. Se trata de poder ver las notificaciones entrantes en la pantalla y tomar acción sobre estas rápidamente, pudiendo abrir directamente la aplicación o echarlas a un lado. Muy útil para no tener que estar desbloqueando el teléfono todo el tiempo o activando el centro de notificaciones para ver qué nos ha llegado nuevo.
Este app es muy útil cuando conectamos otros equipos al Motorola Moto X. Así, por ejemplo, podemos añadir una extensión al navegador Chrome en la computadora y gestionar desde aquí las llamadas o mensajes entrantes. De igual forma, está pensada para conectar el Moto 360, u otro de los accesorios de la Gran M.Tal y como su nombre lo dice, esta aplicación se hace muy útil cuando compramos el teléfono y queremos pasar la información del teléfono viejo al nuevo X.
Quizás la principal de todas las funciones de Motorola, este app es la encargada de añadir la magia a este equipo. El Moto X de segunda generación, al igual que su antecesor, están siempre alertas, y esta es la aplicación donde podemos ajustar su comportamiento para cuando estamos en casa durmiendo, en el trabajo o conduciendo.

La experiencia del Moto X segunda generación es estupenda. En términos de rendimiento, es de los equipos que mejor desempeño tienen, a pesar de no ser de los equipos más potentes en el mercado. Pero para el nuevo X, tener el procesador más rápido y memoria RAM para despilfarrar no es problema ya que está muy bien optimizado para el hardware que lleva. Más concretamente, llevo tiempo con este teléfono y aún no lo he visto el típico “lag” que vemos en otros equipos con más potencia.

Pero no podemos decir que esta experiencia es perfecta. Sí tiene uno que otro bache que empañan la misma como en su cámara, la cual discutiré más adelante, y su batería.

Batería

El Moto X anterior contaba con una batería de 2200mAh, siendo uno de sus puntos más criticados. Motorola este año, pese a mejorar muchos de los aspectos de este pasado modelo, en el apartado de batería solo se fue por el mínimo, montando una batería de 2300mAh.

No diré que la batería del nuevo Motorola Moto X es mala, ni mucho menos, aunque tampoco es excelente. Simplemente, no está a la altura de lo que esperaba para un equipo que me ha dejado una muy buena impresión en muchos apartados. Si estás considerando comprar este equipo, solo tienes que preguntarte qué tipo de usuario eres, “hardcore” o uno más light. Si bien este último tipo de usuario no encontrará muchos problemas con la autonomía de la batería, el usuario más “hardcore”, que escucha mucha música streaming, abre alguno que otro juego durante el día y está constantemente pegado al Internet y las redes sociales, sí tendrá problemas y deberá conectarlo durante el día para poder terminar el día con él.

Espero que Motorola nos escuche y el próximo año nos presente un Moto X con mayor potencia de batería.

Llegamos a otro de los puntos flacos del Moto X, su cámara. Al llevar el mismo nombre que el modelo anterior, su principal medidor es este. El Motorola X original encontró su principal problema en la cámara, algo que la Gran M trató de aliviar un poco con una actualización de software, aunque no logró borrar el daño del todo.

Este año, y sabiendo que el año pasado este fue su principal tropiezo, esperaba que Motorola hubiera escuchado bien las críticas, lamentablemente no fue así. Al menos no del todo. El nuevo Moto X incorpora el mismo sensor Sony (IMX 135) que vemos en otros teléfonos de gama alta como el LG G3, ambos saliendo bien en este aspecto. Sin embargo, al llevarlo a la práctica, el nuevo X se queda corto con respecto a estos.

El tomar una foto, pudiera considerarse bastante fácil, sin embargo, no lo es. Luz, sombra, exposición, ángulos, entre muchos otros factores entran en juego y son los responsables de que una foto quede brutal o meh! Tomar fotos bajo un buen ambiente iluminado no será problema con el Moto X, pero de un teléfono de gama alta en 2014, es lo menos que podemos esperar. Este se desempeña muy bien en estas situaciones, dándonos colores bastante fieles, pero cuando lo exponemos en fotos de poca iluminación, encontraremos mucho ruido y muy poco aceptables para un “flagship” como lo es este.

En el apartado de software, su app de cámara por defecto está bien para tomar fotos rápidas y aquellos usuarios menos experimentados. Aquellos más exigentes verán que se queda corta, muy corta.

En líneas generales, el Moto X en realidad cumple y solo aquellos exigentes de este apartado encontrarán un “pero”. Para estos usuarios más experimentados o que realmente gusten de la fotografía móvil, tendrán que recurrir a aplicaciones de terceros para poder exprimir jugar con los parámetros antes mencionados y poder exprimir su cámara al máximo.

Su cámara es una de sus mayores fallas, pero solo si eres un usuario que verdaderamente disfruta de la fotografía móvil.

Moto X (2014): Finalizando

La perfección no existe, pero el Moto X
estuvo cerca de lograrla. Muy cerca.

El año pasado, con el X original, tuve casi un amor a primera vista. Aun con sus fallas, fue un teléfono que supo llevar y establecer su ritmo y hacer que otros le siguiesen. Ahora, un año más tarde, Motorola nos enseña una vez más que hay espacio para mejorar y perfeccionar una experiencia que en un principio era buena. Son muy pocos los “peros” o fallas que podemos ponerle a este terminal, más allá de su batería o su cámara, el resto se basa en el estilo de cada usuario.

La perfección no existe pero el nuevo X de la Gran M estuvo cerca de muy lograrla. Motorola ha sabido hacer un teléfono que llama la atención y gusta a simple vista, y en un mercado tan competitivo como lo es este, eso es mucho decir. El nuevo Moto X no solo tiene lo necesario para enfrentar a su competencia más directa como HTC, Samsung, sino también a la propia Apple. Desde luego, hay muchos otros teléfonos más potentes en el mercado que el Moto X y también hay otros con 100 “features” adicionales —de los cuales solo 5 se usan y el 95 restante sirven de relleno promocional. Pero sumado todo esto, junto al retraso en las actualizaciones, nos queda una experiencia empañada en muchos de los mejores teléfonos androides hoy día; en cambio, para el nuevo X es algo de lo que puede alardear.

Análisis Motorola Moto X 2014

Nuevo Moto X (2014) review

Nuevo Moto X (2014) review

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *