De Cerca: Apple Watch, primeras impresiones | QiiBO

De Cerca: Apple Watch, primeras impresiones

Apple Watch Stainless Steel - QiiBO

Apple Watch Stainless Steel - QiiBO

Luego de varios meses de fotos, vídeos, noticias y demás, finalmente probamos el  Watch, el dispositivo más personal e íntimo de la compañía californiana. Y es que como Apple muy bien comenta, es el único producto de ellos que podemos vestir. La llegada del que una vez conociéramos como iWatch me recuerda mucho la salida del primer iPhone en el 2007, y por muchas razones. Al igual que su contra parte, este reloj no es el primero en su categoría (smartwatch) y tampoco será el último, sin embargo, está cargado de mucha incertidumbre, misticismo y, como no podía ser de otra, viene precedido por la gran maquinaria de publicidad y mercadeo de la compañía californiana.

Como pueden ver por las fotos, ya tenemos en nuestras manos el codiciado dispositivo para hacer nuestras pruebas pertinentes y recogerlas en un QiiBO Review más adelante. Sin embargo, luego de desempacarlo, parearlo con mi iPhone, instalarle alguna que otra de las apps ya disponibles y jugar con él por varias horas, quiero compartir mis primeras impresiones. Acompáñenme.

Apple Watch Stainless Steel - QiiBO

Diseño y “look & feel”

La primera vez que vi el Apple Watch, fue una sensación inesperada. Mientras veía el vídeo de su presentación, tenía sentimientos encontrados, si me permiten decirlo de esa manera. Por un lado, me imaginaba que sería circular, más como el Moto 360, que reseñe hace un tiempo y que me encantó precisamente por su aspecto más tradicional de reloj. El aspecto rectangular del  Watch no terminaba de cuadrar en mi mente, aunque, sin embargo, sabía que era lo más adecuado para el software que llevaría. Por otro lado, cuando vi la corona digital, Digital Crown como le llama Apple,  supe que fue una decisión inteligente ya que ninguno de los smartwatches lanzados hasta el momento lo lleva, no obstante, es algo característico de los relojes. El hecho de que la corona digital esté presente en este reloj, es una muestra del grado de atención a los detalles que Apple pone a sus productos, muestra de que no hacen un producto por hacerlo, sino que saben observar y analizar antes de ir al taller a crearlo. Esto no siempre se puede decir de otras compañías.

Apple Watch Stainless Steel - QiiBO

Como ya he dicho antes, soy fanático de los relojes. Actualmente tengo como 10, aunque en algún momento ese número superaba levemente los 20. Sí, es una estúpida obsesión que tengo, ni modo. En mi colección hay de todo tipo: baratos, no tan baratos, un smartwatch (Moto 360) y hasta un “dummy smartwatch” (Pebble). Como ven, tengo la excusa perfecta para hacerme con el reloj de Apple.

Menciono lo anterior para dejar claro que aunque soy fan de estos aparatos y de tener la excusa perfecta para comprarlo, no esperaba mucho del Apple Watch físicamente. Para ser más concreto, me interesaba más por su software. Finalmente llegado el momento de abrir la impecablemente minimalista caja blanca que lo protege y sacarlo mi percepción cambió al instante. Al tenerlo en la mano me llamó la atención su solidez: no es pesado, no es liviano, simplemente  se siente como una pieza sólida, no un juguete.

Por otro lado, el único punto negativo que he encontrado, al menos hasta ahora, fue al ponérmelo. Esto se debe a que la correa sport que Apple ha diseñado, lleva un cierre diferente a los tradicionales y las primeras veces resultará toda una aventura ponerlo. Entiendo el porqué de esto, y es que la correa no se saldrá fácilmente, como suele pasar con las correas tradicionales, sin embargo, si optas por esta correa, tendrás que acostumbrarte y ese proceso dependerá de cada uno. En mi caso, ya como para la cuarta o quinta vez que me lo puse, comencé a dominarla con mucha más facilidad.

Apple Watch Stainless Steel - QiiBO
Instalando las aplicaciones del iPhone al Apple Watch durante la configuración inicial.

 

A probarlo

Por alguna razón, cuando uso mi Moto 360, parearlo con mi Nexus 6 o mi Moto X, resulta problemático y muchas veces es un proceso de varios minutos. Y no he sido el único, tengo amigos que les ha pasado lo mismo y en el Internet podemos ver usuarios en los foros hablando de esto. Sabiendo que esto me pasa cada vez que cambio de teléfono para usar el Moto 360, ya iba con dudas al parear el iPhone con el Watch. Para mi sorpresa el proceso no pudo ser más rápido y fácil… estúpidamente fácil. Luego, el proceso en el iPhone te va llevando por varias pantallas en la aplicación del iPhone, el resto es comenzar a configurar cuáles aplicaciones quieres que te envíen mensajes al Apple Watch, y demás. Por cierto, si tienes aplicaciones compatibles con el reloj instaladas ya en tu iPhone, te pedirá si las quieres instalar en el reloj durante la configuración inicial.

Había escuchado que este proceso podía resultar tedioso, sin embargo la realidad es lo contrario. Si has usado Android Wear, sabrás que desde el app en el teléfono escoges cuáles apps quieres que interactúen con el reloj y el proceso es bastante simple. Lo mismo con el iPhone y el Apple Watch, no es nada tedioso, y al final resultará en una mejor experiencia, dado que nadie quiere ser molestado con una avalancha de notificaciones de todo tipo, como suele ocurrir con el teléfono.

Apple Watch Stainless Steel - QiiBO
La animación de autenticidad del Apple Watch es simplemente genial.

 

Y llegamos a los Watch Faces. Admito que no soy fácil cuando se trata del diseño. Por naturaleza me fijo en todo y esto hace que escoger entre una u otra cosa sea un proceso complicado. No obstante, aunque sí he jugado con los distintos faces que trae, la realidad es que de antemano sabía cuál quería y cómo lo quería, así que el proceso fue bastante directo. En mi caso quería el Watch Face que viene de fabrica, “Utility”, con la aguja del color lo más parecido posible al color rosa de QiiBO.

Por otro lado, tampoco tenemos muchos Faces como en Android Wear para escoger. Sin embargo, el grado de detalle que ha conseguido Apple es mucho mayor a los de Android. Por ejemplo, el de “Motion” es simplemente alucinante, ver los diferentes Jellyfish (aguavivas) moverse y aún en una pantalla tan pequeña, es impresionante.

Apple Watch Stainless Steel - QiiBO

Finalizando

Apenas llevo varias horas usándolo. Casi un día si queremos ser un poco más técnicos. Hasta el momento, mi reacción ha sido mejor de la que esperaba. Serio. Quizás es que ya ando un poco escéptico con este término de “smartwatch”, pero la realidad es que hasta ahora todo ha sido favorable. Con excepción, quizá, de el hecho de que hay que acostumbrarse a ponerse la correa sport, pero una vez le agarras el truco, resulta fácil.

El Apple Watch te invita a mirarlo e interactuar con él, directa e indirectamente. Es un gadget en todo el sentido de la palabra, y esto lo tenía bastante claro antes de que llegara, sin embargo no tenía muy claro si sería una auténtica pieza de joyería. Afortunadamente para mi sorpresa, lo es, y esto es uno de los puntos más a su favor.

Un reloj es para mostrarnos la hora en todo momento, esa es su función básica. Claro, hay otros que cuentan con más funciones, sin embargo, la hora es su propósito principal, y para ello, hay quienes se gastan largas horas fabricándolos, para que sean auténticas máquinas del tiempo. El resultado son piezas de horología sumamente costosas, lo que le añade otra función indirecta, ser piezas de conversación. El Apple Watch se queda corto si lo comparamos con relojes como Philip Patek o Jacob & Co. pero sin duda también es una pieza de conversación en todo el sentido de la palabra, y eso es algo que hasta ahora no he visto en ningún otro smartwatch.

 

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *