Crítica de Terminator Genisys | QiiBO

Crítica de Terminator Genisys

En un mundo perfecto, como diríamos en Legalmente Nerd Podcast, yo no estaría escribiendo esta reseña, James Cameron hubiera usado el final alterno de Terminator 2: Judgment Day completando la historia dejando la franquicia en paz.  Pero, en el mundo real que vivimos, no solo hubieron dos malas secuelas, ahora hay un “recomienzo” que produce una nueva línea temporal más difícil de entender que las explicaciones de por que el IVA era bueno para nosotros.

Yo le echo la culpa a dos cosas: primero a la Star Trek del 2009 por haber conseguido una forma de “rebootear” una franquicia sin afectar las historias previas. La segunda culpa es de Marvel, por haber construido tan efectivamente el concepto de “películas como capítulos de series de TV”. Terminator Genisys trata –y fracasa– en ambas cosas. Al menos me entretuvo todo el tiempo que lo hizo.

Terminator-Genisys-5En un prólogo que nadie necesitaba ni pidió, y que se siente inmensamente fuera de lugar, Genisys nos muestras como Kyle Reese (Jai Courtney) conoce al salvador John Connor (Jason Clarke), y nos muestra lo que hubiera sido los primeros 15 minutos de la primera Terminator. Vemos como la Resistencia llega a la máquina que Skynet usa para enviar el primer T-101 para matar a Sarah Connor (Emilia Clarke), y a Reese ofrecerse de voluntario para salvarla.

Como ya deben saber gracias a los reveladores trailers, las cosas son completamente distintas cuando Kyle llega al 1984 pues Sarah Connor no es la inocente mesera que esperaba sino una guerrera criada y entrenada por otro modelo de Terminator (Arnold Schwarzenegger) que la salvó cuando niña de oooootro Terminator. ¿Quién los envió? No sabemos, eso queda para un “próximo capítulo”. La otra sorpresa que le espera a Kyle es que la misión cambio: ya no se trata de proteger a Sarah sino de impedir que el temido “Judgment Day” suceda…otra vez. De nuevo. Por, ¿tercera? ¿Cuarta ocasión? Ya perdí la cuenta. Y eso sin contar Terminator: The Sarah Connor Chronicles, la serie de TV injustamente terminada (ja, ¿vieron lo que hice?) con solo dos temporadas.

Alan Taylor dirige la película tan bien como hizo con sus capítulos de Game of Thrones y Thor: The Dark World pero, siempre hay un límite a lo que se pude hacer con un guion mediocre. En términos técnicos, el filme es fantástico; La fotografía de Kramer Morgenthau es tan nítida y emocionante como uno pude esperar del artista que hizo ver los momentos de cocina en CHEF tan espectaculares, y la banda sonora mezcla la nostalgia con sonidos modernos tan excelente como hubiera querido hacer el libreto.

Como Arnold es uno de mis héroes fílmicos de la niñez, y le tengo cariño a esta franquicia, admito que estoy prejuiciado al decir que verlo haciendo de Terminator es fantástico; él siempre le busca algo nuevo que añadirle a su interpretación de la letal máquina. La madre de dragones Emilia está más que adecuada como Sarah Connor aunque nada como Lena Headey y mucho menos la legendaria interpretación de Linda Hamilton. Por otro lado, mientras otros se preguntan cómo funcionan los hoyos negros, yo no logro entender como es que Jai Courtney sigue consiguiendo trabajo. Jason Clarke, Matt Smith y J.K. Simmons son las peores víctimas al ser inmensamente subutilizados, en ese mismo orden.

NEgI4IMuSrZkkj_2_aTerminator Genisys fue desarrollada para ser el principio de una nueva trilogía, su propósito principal es recomenzar una franquicia, la palabra favorita de los estudios (después de “cocaína” y “ganancia” por supuesto) lo cual entorpece cualquier forma de establecer una historia con un principio, medio y final coherente. El peor pecado de esto es que, para lograrlo, fue necesario destruir la historia que ya conocemos, creando una nueva “línea temporal” para poder seguir dándonos más películas con sus aventuras. Que importa si la profundidad y el misticismo de los personajes se pierde en el proceso, ¡franquicia! ¿Cierto?

Habiendo dicho todo lo anterior, Terminator Genisys cumplió con su propósito de entretenerme las dos horas que dura. Mucha acción, secuencias emocionantes y (fuera del insípido Courtney) un simpático elenco. Algunos momentos de comedia, la mayoría gracias a Arnold, muchos disparos, muchas explosiones y persecuciones. No es mucho decir pero, es bastante mejor que Terminator 3: Rise of the Machines y Terminator Salvation. Si no te importa la forma en que despedaza el legado de las primeras dos, es muy buen rato en el cine para comer porcorn, nachos, M&M’s, lo que sea, salir y olvidarla inmediatamente. Al menos hasta que salga el próximo “capitulo”. Hey, como quiera sigue siendo cool ver a Arnold como el Terminator; “viejo, no obsoleto”.

Tags:

  • Show Comments (1)

  • JJ Bionixx

    Excelente critica !!!!!

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *