Crítica: Steve Jobs (2015) | QiiBO

Crítica: Steve Jobs (2015)

Crítica Steve Jobs 2015

Crítica Película Steve Jobs 2015 trailer

El guionista que nos dio The Social Network y A Few Good Men, Aaron Sorkin, nos trae su versión muy particular de un hombre que fue considerado por muchos como un genio a pesar de no tener la capacidad para hacer muchas de las cosas que veía. Una persona que pasó gran parte de su vida logrando hacer una marca en el universo, a la vez que dejaba otra en cada persona que lo conocía. Steve Jobs, el hombre, estuvo muy lejos de ser una persona perfecta aún cuando en todo momento la estaba buscando, pero Steve Jobs, la película, raya en la perfección mostrándonos a un personaje digno de ganarse todo nuestro odio pero que de un modo u otro terminamos simpatizando con él.

Steve Jobs no es una película biográfica como se pensó originalmente, en su lugar tenemos un filme dividido en tres partes. Tres actos en los que el guionista nos lleva, de la mano del director Danny Boyle (127 Hours, Slum Dog Millionaire), tras bastidores antes de las presentaciones del primer Macintosh en 1984, NeXT en 1988 y el primer iMac en 1998, evento que también marca su regreso triunfal a la compañía que ayudó a fundar.

Crítica Película Steve Jobs 2015

Sorkin logra llevarnos por tres diferentes dramas que, cabe señalar, no necesariamente ocurrieron como se muestran en el filme: el conflicto con su ex-novia Chrisann Brennan y la hija de ambos Lisa Brennan, a quien Steven Paul Jobs negó en un momento de su vida, el choque entre Jobs y quien lo ayudó a fundar Apple, Steve Wozniak (interpretado por Seth Rogen) y su relación con John Sculley (Jeff Daniels), a quien Steve trae desde Pepsi a Apple para que fuese el CEO de la compañía y luego fue quien logra sacarlo de la misma.

La cinta de Boyle y Sorkin no es la primera que trata de estudiar la contradictoria vida de Steve Jobs de quien ayudó a no solo crear Apple Computer, sino que la encaminó a convertirse en la primera empresa en el mundo en superar los 700,000 mil millones de dólares en capitalización en Wall Street. Sin embargo, esta cinta, contrario a las otras que hemos visto en otras, está encajonada a un libreto muy cerrado y difícil, solo tres actos, tres eventos importantes en su vida en donde un pequeño grupo de personas estarán persiguiéndole antes de cada presentación para dejarnos ver la naturaleza contradictoria de la figura principal.

Los puntos más fuertes de este filme se reducen, principalmente, a solo dos: su poderoso guión y sus impecables actuaciones.

Esta película se distancia mucho de la realidad, aunque no cabe duda de que podemos ver a un Jobs manipulador, frío, metódico, despiadado, egocéntrico y perfeccionista. En las diferentes etapas que se nos presentan, podemos ver la calidad actoral de Michael Fassbender quien, a pesar de ser criticado por no parecerse a Jobs (aunque guarda cierto parecido en líneas generales), logra apoderarse del papel de una manera increíble y potente. De igual forma la cinta cuenta con unos personajes muy complejos y bien trabajados como Kate Winslet en el papel de Joanna Hoffman, quien no solo es la persona encargada del mercadeo de Apple, sino también como una especie de conciencia para la figura central de la película. Seth Rogen (Wozniak) y Jeff Daniels (Sculley), aunque con situaciones repetitivas, lucen impecables. Es difícil no pensar en nominaciones al Oscar para varios de los actores aquí, en especial Fassbender y Winslet.

Reseña Steve Jobs 2015

Los puntos más fuertes de este filme se reducen, principalmente, a solo dos: su poderoso guión y sus impecables actuaciones. Sin embargo, y contrario a lo que he visto en otras reseñas, la dirección de Danny Boyle es muy certera e importante. Un guión como este no es tan sencillo de plasmar en imágenes sin caer en el aburrimiento. Boyle, junto a su director de fotografía, logran darle una magia particular en cada acto para adentrar al espectador más en la época: el primer acto transcurrió en el 1984 y aquí la cinta es filmada en 16mm. La época de NeXT (1988) es filmada en 35mm y 1998, cuando se presenta el iMac es filmado en digital. Todo esto unido a la forma trepidante del director filmar para mantenernos siempre atentos en la orilla del asiento, hacen que la película sea digna de ver una y otra vez.

Steve Jobs, la película, ha sido punto de controversia por parte de quienes conocieron a Jobs muy de cerca. Tim Cook (actual CEO de Apple), Jony Ive (jefe de diseño en Apple), Laurene Powell Jobs (ex-esposa de Steve) y más recientemente Walt Mossberg (crítico y analista de tecnología) han expresado que la cinta se aleja de la verdadera figura de Steve Jobs, incluso al punto de tratar de parar la proyección de la misma, como fue el caso de su ex-esposa. Sin embargo, creo que Aaron Sorkin aquí jugó su mejor carta al darnos una versión viciada bajo campo de distorsión de la realidad del que sufría Jobs. ¡Bravo!

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *