Crítica: The Danish Girl | QiiBO

Crítica: The Danish Girl

Crítica The Danish Girl

Hay algunos directores que se levantan una mañana y dicen “Hm, este año me quiero ganar un Oscar” Tom Hooper es uno de ellos. Hoy empieza en Puerto Rico The Danish Girl, su más reciente película protagonizada por Eddie Redmayne y Alicia “arroz blanco” Viklander (la chica ha estado en 5 proyectos este año nada más y todavía la confundo con Emily Blunt) sobre la pionera en el movimiento transgénero Einar Wegener/Lili Elbe.

En Dinamarca el pintor Einar Wegener y su esposa Gerda parecen tener un matrimonio soñado. Los dos son pintores con mucha fogosidad en la cama y chistes internos mientras viven en el mundo bohemio, pero con dinero. Mientras Einar parece siempre ser un poco más tímido, Gerda es mucho más liberal y con amistades “escandalosas” como Oola Paulson (Amber Heard). Un día, cuando Oola no puede llegar a modelar para Gerda, esta le pide a Einar que pose para ella con unas medias y zapatos de mujer y ahí se empieza a desarrollar la transformación de Einar a Lili. Sin mucho más que poder hacer, Einar/Lili y Gerda luchan por mantener y redefinir su relación que en realidad no tiene cómo salvarse. Einar se siente tan mujer, que desea transplantarse ovarios y útero para poder concevir (esto fue lo que acabó con su vida, en la película no lo explican, pero para el tiempo que se le hizo el trasplante no existían las pastillas para ayudar a que el cuerpo no rechace los órganos.) y Gerda no puede entender cómo su esposo de momento tiene dos personas viviendo dentro de él y mientras más ella trata de “rescatar” a Einar, más Lili lo desplaza.

Crítica The Danish Girl

Crítica The Danish Girl

Crítica The Danish Girl

The Danish Girl es una película muy a lo Hooper. Tremendas actuaciones y sets aunque en libreto y otras áreas se quede corta. Sus películas son majestuosas y suntuosas y esta no es la excepción. Todos los detalles de producción están bien cuidados, pero en donde la película debería ser mucho más profunda, se queda llana. Hay mucho que explorar en la relación entre Einar y su esposa Gerda, pero The Danish Girl se queda atrapada en una larga transformación física sin tener muy en cuenta las profundidades emocionales que un cambio así trae a la vida.

Alicia interpreta con mucha fuerza y convicción a Gerda Gottlieb, la esposa de Einar. Va de la desilusión a la desesperación y finalmente a la aceptación con unos ojos enormes que dicen todo. Tom no se toma mucho tiempo en sus emociones dentro del desarrollo de la trama, pero Alicia logra transmitirlas de todos modos y ¡qué bueno! Esta mujer no solamente vivió cómo su matrimonio se le fue como agua entre los dedos, también tuvo una carrera que solo despuntó cuando emepzó a pintar a Lili sin que nadie supiera que en realidad era Einar y para completar, se quedó a su lado por mucho tiempo, aunque no hasta su muerte como la película presenta. Todas estas cosas debieron ser horribles para su autoestima como mujer y artista. Irónico que sea su esposo vestido de mujer lo que finalmente logra que sea reconocida y a la vez lo que los termine separando. Las únicas partes en donde tenemos un poco de ese proceso mental es en una escena donde le pregunta a Einar si ella tiene la culpa de su transformación y en otra en que cuestiona por qué a las personas les gusta tanto su obra si siempre pinta lo mismo.

 

 

 

Ya sabemos que Eddie Redmayne tiene un gran poder para la transformación y aquí no es la excepción. Me hubiese gustado ver un poco más de ese “turmoil” interno en viaje de un lado al otro, pero de todas formas es excepcional. Hay una escena en específico en la que trata de aprender cómo ser mujer de una prostituta parisina, por poco lloro. La sensibilidad y vulnerabilidad de esa toma es de Oscar.

The Danish Girl, al igual que The King Speech, no son las mejores películas del año. Son películas quese ven bonitas y están hechas para gustar (por eso probablemente es que no entra en las complejidades internas de una transformación transgénero, por aquello de no ofender a nadie), eso es todo. Él cuenta unas historias reales como relatos más o menos factuales que se ven lindos. PERO si hay algo que se destaca de estas películas y por lo que deben ver The Danish Girl es porque las actuaciones están brutales. Hooper sabe escoger a los actores que le darán alas a sus personajes, aun cuando no estén tremendamente escritos.

» The Danish Girl está en Fine Arts (Puerto Rico). Puedes consultar los horarios de cartelera en nuestra página de cartelera.

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *