Se Busca: La (verdadera) tercera opción | QiiBO

Se Busca: La (verdadera) tercera opción

Hola María de Lourdes Santiago, Rafael Bernabe, Alexandra Lúgaro, Manuel Cidre y Raúl López Vergé.

Vengo a decirles algo: no van a ganar las elecciones. Ninguno. No tienen ni la más mínima oportunidad. María y Bernabe lo saben por inteligentes, y porque pertenecen a partidos que desearían tener la participación electoral equivalente a una sala repleta de gente viendo Star Wars. Alexandra, Manuel y Raúl lo saben porque, pues, por la misma razón que todos lo saben: no tienen el poder ni el apoyo de años y años de conformismo y fanatismo detrás.

En el 2016, Puerto Rico, una vez más como lo ha hecho por los últimos cincuenta-y-quien-sabe-cuántos años escogerá uno de dos partidos reinantes. Ustedes se pelearán por las migajas del 5%. Están perdiendo su tiempo, y el tiempo de lo que los siguen (incluyéndome).

Se busca, se necesita -se ruega- una tercera opción en las próximas elecciones de Puerto Rico. Una de verdad, no una simbólica o una “porque tiene también derecho a participar”.

 

Les vengo a pedir que ayuden a su país. Que se atrevan a dejar resentimientos y miedos atrás, ¿Será mucho pedirles que también suelten sus egos?

Únanse. Unan sus recursos, sus ideas, sus seguidores, sus voluntades y sus ganas de salvar nuestro amado archipiélago. Muchos somos los que queremos otra cosa pero, halando cada cual para su lado, no ayudan a nadie.

Puerto Rico se encuentra en uno de los momentos más horribles de su historia. Son muchas las razones que nos han llevado a esto, pero especialmente es porque somos tercos. El puertorriqueño individual es trabajador, aplicado y justo. El boricua colectivo es el adolescente caprichoso que no entiende que “papi y mami” compraron todo con préstamos para complacerlo, y ahora llego la hora de pagar, y no hay dinero. Bueno, hay dinero para par de panas pero, pa’ comida y techo no.

Solicito una alianza, un verdadero cambio. El 2016 será el año que nos quedemos rojos, o cambiemos a azul y todo se quede igual. O bien podría ser cuando finalmente digamos ¡BASTA! No necesito consignas, ni lemas, ni logos, ni frases bonitas. Necesitamos ideas, estrategias, planes y sobre todo, unidad y esperanza. Hagamos historia, salvemos a Puerto Rico.

O quédense como están y disfruten su 5%.

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *