Crítica: The Hateful Eight | QiiBO

Crítica: The Hateful Eight

Quentin Tarantino nos presenta ‘The Hateful Eight’, su octava entrega, la cual como de costumbre escribe y dirige. Contrario a lo que se pensó en un comienzo, ‘The Hateful Eight’ no es una secuela de la anterior entrega que llevó por nombre ‘Django Unchained’ aunque esta no se aleja mucho del periodo en el que ‘Django Unchained’ se desarrolló. Esta octava entrega es una pieza más dentro del gran rompecabezas que nos presenta Tarantino y nos adentra cada vez más en el pequeño universo que ha creado ante nosotros, para nosotros.

Dividiendo el filme en seis capítulos, ‘The Hateful Eight’ comienza presentándonos a cuatro de los ocho personajes más importantes de la historia. principales tratando de escapar un día de mal tiempo en Wyoming, poco tiempo después de haber culminado la guerra civil. Este capítulo nos ayuda a conocer a quiénes vemos en pantalla, un poco de dónde vienen, su reputación y resaltar la desconfianza de cada uno de sus personajes porque las agendas secretas son la orden del día.

TH

“Major Marquis Warren” (Samuel L. Jackson), un ex-soldado de la guerra civil que ahora se dedica a buscar fugitivos y entregarlos a la justicia a cambio de sus recompensas, se encuentra varado en medio de la nada en Wyoming. Al encontrarse con el legendario “John ‘The Hangman’ Ruth” (Kurt Russell) quien va de camino al pueblo de Red Rock para llevar a una peligrosa asesina llamada “Daisy Domergue” (Jennifer Jason Leigh), le pide que lo ayude a llegar hasta Red Rock a donde entregaría también a sus fugitivos para cobrar la recompensa. “Ruth” decide hacer la excepción y ayudarlo ya que lo conocía y “Major Marquis Warren” cuenta literalmente con una carta que lo ayuda a ganar, si no el respeto, al menos la curiosidad de quienes le conocen.

Más adelante se encuentran con “Chris Mannix” (Walton Goggins) quien también se encuentra varado en medio de la nada y reclama ser el nuevo alguacil de Red Rock, por lo que suplica que lo ayuden a llegar hasta allá para poder juramentar y hacer toma de posesión de su pueblo. “Mannix” logra convencer a “Ruth” y los cuatro se dirigen a Red Rock.

Tim-Roth-Kurt-Russel-og-Jennifer-Jason-Leigh-i-The-Hateful-Eight

El destino final es llegar a Red Rock pero la inminente tormenta de nieve  de la que llevan huyendo por varias horas los obliga a hacer una parada en un pequeño hospedaje para refugiarse hasta que el clima mejore. Al llegar a “Minnie’s Haberdashery” se encuentran con que hay otras cuatro personas hospedándose y tendrán que compartir el refugio con estos. En lugar de “Minnie” se encuentra “Bob” (Demián Bichir) quien los asiste en su llegada. Una vez adentro conocen a “Oswald Mobray” (Tim Roth) quien casualmente es el verdugo de Red Rock. Distante y callado se encuentra el misterioso “Joe Gage” (Michael Madsen) quien prefiere no hablar mucho y mantenerse tranquilo escribiendo en su diario. Finalmente también encontramos al “General Sanford ‘Sandy’ Smithers” (Bruce Dern), un ex-general de la Confederación.

Estos otros cuatro personajes que completan el cuadro de personajes principales, son extremadamente únicos y de personalidades tan fuertes como las de los personajes que ya conocimos. El choque de personalidades y las agendas escondidas de algunos de estos personajes harán de las próximas horas que pasen estos dentro de esa pequeña cabaña una gran historia “Tarantinesca” llena de intriga, risas y sangre, mucha sangre.

tim-roth-walton-goggins-hateful-eight-xlarge

‘The Hateful Eight’ está meticulosamente conectada a otros filmes de Tarantino con características familiares que podemos reconocer a simple vista y otros que solo vemos si realmente prestamos atención; lo que lo hace aún más interesante ya que a este director no le gusta irse por la vía fácil y no lo hace ver de manera tan obvia. Para sus seguidores la experiencia va más allá de ver un simple filme, es como una aventura en la que Tarantino nos permite ver lo que hay dentro de su mente por unas horas y lo que es capaz de crear al inspirarse en grandes producciones del cine y la TV con temática del ‘Viejo Oeste’ pero con un toque moderno, su toque.

Tarantino destaca temas como el racismo (no tan solo contra los negros) y aunque lo hace con una chispa de su humor, igual nos presenta el trato de desigualdad a la que se enfrentaron algunos y una vez más en su universo intenta re-escribir la historia para que de una manera u otra estos sobresalgan o al menos exista ese sentimiento de igualdad.

The Hateful Eight

El contraste de sus personajes y la manera en la que se complementan y no hay espacio para cabos sueltos que nos deje en la sombra de lo que fue alguno de sus personajes, es muestra del ingenio de Tarantino a la hora de desarrollar sus personajes y sus historias. Este logra proyectar lo que plasmó su guion, cada momento de tensión, cada momento gracioso, logra hacernos explotar en risa sin sacarnos un momento del camino al que nos dirige con ‘The Hateful Eight’. Tarantino logra mantener un balance perfecto con todos y cada uno de sus personajes ya que no da espacio a que este gran elenco de actores tenga un momento en el que opaque al otro, todos brillan en su momento y a su manera. Debo decir que del grupo de actores que participó en este filme cada uno interpretó su personaje a la perfección con excepción de Tim Roth que por momentos por sus gestos y su manera exagerada de articular me hizo pensar que este papel había sido escrito para ser interpretado por Christoph Waltz o que por alguna razón Roth lo estaba canalizando.

Algo me queda claro con ‘The Hateful Eight’ y es que Tarantino recurre una vez más a una fórmula muy usada pero que sin duda alguna a pesar de seguir su orden logra sorprendernos y se aleja absurdamente de lo trillado. Si comparamos ‘The Hateful Eight’ con otra de sus producciones, nos daremos cuenta que de la manera que está construída sigue una fórmula muy particular en la que Tarantino utiliza sus personajes y organiza su historia hasta llegar a ese tan esperando “crescendo” en el que sentimos una gran explosión de emociones al ver el resultado de su obra. Todo esto acompañado por la soberbia banda sonora de Ennio Morricone es lo que hacen de ‘The Hateful Eight’ uno de los tops filmes del 2015.

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *