Crítica de Kung Fu Panda 3 | QiiBO

Crítica de Kung Fu Panda 3

Crítica Kung Fu Panda 3

Director: Alessandro Carloni, Jennifer Yuh

Guionistas: Jonathan Aibel, Glenn Berger

Elenco: Jack Black, Bryan Cranston, Dustin Hoffman, Angelina Jolie, J.K. Simmons, Jackie Chan, Lucy Liu

Sinopsis: Cuando el durante mucho tiempo perdido padre de Po aparece de repente, el dúo ya reunido viaja a un paraíso secreto de pandas para conocer a montones de nuevos e hilarantes osos. Pero cuando el villano sobrenatural Kai comienza a recorrer toda China venciendo a todos los maestros de kung fu, Po deberá hacer lo imposible: aprender a entrenar a una comunidad repleta de divertidos y torpes hermanos para formar el equipo definitivo de Kung Fu Pandas.

Kung Fu Panda 3 crítica

Uno trata de ser un aborrecido de la vida, un malote, un tipo de esos bien rudos de las historias…y de momento llega Kung Fu Panda 3, una divertida película con un encantador mensaje de aceptación y auto-estima que mantiene la magia de la primera mientras adelanta el camino del “Guerrero Dragón” y sus amigos.

“Po” (Jack Black) disfruta de su vida como protector del Valle de La Paz junto a “Los Furiosos Cinco”, “Tigresa” (Angelina Jolie), “Mono” (Jackie Chan), “Mantis” (Seth Rogen), “Serpiente” (Lucy Liu), y “Grulla” (David Cross), cómodamente establecido como el “Guerrero Dragón”. Todo está bien hasta que el Maestro “Shifu” (Dustin Hoffman) le revela que ahora él será el maestro del Templo de Jade pues entiende que él ya le enseñó todo lo que podía. A “Po” le va tan mal como uno podría imaginar pero, justo cuando está a punto de rendirse, una gran sorpresa llega a su vida. Su padre perdido, “Li” (Bryan Cranston) llega para revelarle que “Po” no es el único panda, sino que existe toda una villa de ellos.

KUNG FU PANDA 3 Crítica

El encuentro no fue por accidente, sino un mensaje del universo. “Kai” (J.K. Simmons), uno de los maestros marciales más poderosos de la historia, ha logrado conquistar a todos sus rivales en el mundo de los espíritus, incluyendo al “Maestro Oogway” (Randall Duk Kin), cosechando sus respectivos “Chi”, la energía que nos rodea y de la que estamos hecho todas las criaturas —si les suena parecido a La Fuerza no es casualidad pues, de esta creencia ancestral es de donde George Lucas sacó la idea para el poder de los Jedi y los Sith.

La mano firme de la directora Jennifer Yuh lleva el entretenido guion de Jonathan Aibel & Glenn Berger a través de una historia balanceada entre acción, comedia y sentimiento por varias ángulos. “Mr. Ping” (James Hong), el padre adoptivo de “Po”, resiente la llegada de “Li” y teme perder el amor del hijo que crio. “Po” se ve dividido entre todo el avance que ha logrado en su vida o disfrutar el estilo holgazán y descuidado de los pandas.

Kung Fu Panda 3 crítica

kung fu panda 3

kung fu panda 3 reseña

Sería válido mencionar que Kung Fu Panda 3 repite la fórmula de las otras tres: “Po” tiene que enfrentar un enemigo aparentemente superior hasta que descubre el poder que necesita para derrotarlo. Esto no es extraño pues la mayoría de sus creativos regresaron pero, la película es tan amena y agradable, que se lo perdono por completo.

Aparte que el camino de una cosa a la otra es completamente distinta, gracias al villano. Mientras los malotes de las anteriores eran temidos por toda China, los mejores momentos de “Kai” son cuando tiene que explicar quién es y por qué todos deben huirle, y aunque el concepto de zombis está sobre-usado, Kung Fu Panda 3 logra aplicarlo de forma novel y significativa.

No se supone que la tercera parte de una franquicia sea tan buena pero, Kung Fu Panda siempre ha tratado de sorprender a los que te subestiman, y encontrar la fuerza interior que no conocías pero que estuvo siempre dentro de ti. La vi en sala llena y las risas fueron iguales entre grandes y pequeños; “everybody was kung-fu fighting”. ¡Inmensamente recomendada!

Uno trata de ser un aborrecido de la vida, un malote, un tipo de esos bien rudos de las historias…y de momento llega Kung Fu Panda 3, una divertida película con un encantador mensaje de aceptación y auto-estima que mantiene la magia de la primera mientras adelanta el camino del “Guerrero Dragón” y sus amigos.

“Po” (Jack Black) disfruta de su vida como protector del Valle de La Paz junto a “Los Furiosos Cinco”, “Tigresa” (Angelina Jolie), “Mono” (Jackie Chan), “Mantis” (Seth Rogen), “Serpiente” (Lucy Liu), y “Grulla” (David Cross), cómodamente establecido como el “Guerrero Dragón”. Todo está bien hasta que el Maestro “Shifu” (Dustin Hoffman) le revela que ahora el será el maestro del Templo de Jade pues entiende que él ya le enseñó todo lo que podía. A “Po” le va tan mal como uno podría imaginar pero, justo cuando está a punto de rendirse, una gran sorpresa llega a su vida. Su padre perdido, “Li” (Bryan Cranston) llega para revelarle que “Po” no es el único panda, sino que existe toda una villa de ellos.

El encuentro no fue por accidente sino un mensaje del universo. “Kai” (J.K. Simmons), uno de los maestros marciales más poderosos de la historia, ha logrado conquistar todos sus rivales en el mundo de los espíritus, incluyendo al “Maestro Oogway” (Randall Duk Kin), cosechando sus respectivos “Chi”, la energía que nos rodea y de la que estamos hecho todas las criaturas– si les suena parecido a La Fuerza no es casualidad pues, de esta creencia ancestral es de donde George Lucas sacó la idea para el poder de los Jedi y los Sith.

La mano firme de la directora Jennifer Yuh lleva el entretenido guion de Jonathan Aibel & Glenn Berger a través de una historia balanceada entre acción, comedia y sentimiento por varias ángulos. “Mr. Ping” (James Hong), el padre adoptivo de “Po”, resiente la llegada de “Li” y teme perder el amor del hijo que crio. “Po” se ve dividido entre todo el avance que ha logrado en su vida o disfrutar el estilo holgazán y descuidado de los pandas.

Seria valido mencionar que Kung Fu Panda 3 repite la fórmula de las otras tres: “Po” tiene que enfrentar un enemigo aparentemente superior hasta que descubre el poder que necesita para derrotarlo. Esto no es extraño pues la mayoría de sus creativos regresaron pero, la película es tan amena y agradable, que se lo perdono por completo.

Aparte que el camino de una cosa a la otra es completamente distinta, gracias al villano. Mientras los malotes de las anteriores eran temidos por toda China, los mejores momentos de “Kai” son los cuales tiene que explicar quién es y porque todos deben huirle, y aunque el concepto de zombis está sobre-usado, Kung Fu Panda 3 logra aplicarlo de forma novel y significativa.

No se supone que la tercera parte de una franquicia sea tan buena pero, Kung Fu Panda siempre ha tratado sobre sorprender a los que te subestiman, y encontrar la fuerza interior que no sabías, estuvo siempre dentro de ti. La vi en sala llena y las risas fueron iguales de grandes y pequeños; “everybody was kung-fu fighting”, ¡inmensamente recomendada!

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *