Entre "quitaos" y "quedaos" | QiiBO

Entre “quitaos” y “quedaos”

Yo no me quito. Yo sí me quito Puerto Rico

En los últimos días, las redes sociales y no tan sociales se han vuelto todo caos entre dos principales grupos, los “quedaos” y los “quitaos”

Les seré sincero. Soy de la minoría — añade “gran” antes — que no había escuchado la pelea, porque de discusión o debate no tiene nada, sobre el hashtag #YoNoMeQuito y, por añadidura (obligatoria), el #YoSiMeQuito. En el vaivén de mi día a día escuchaba esporádicamente el hashtag original hasta que me llamó la curiosidad. Pequé. Mi culpa. Confieso, también, que le hablo por mera curiosidad al equipo de QiiBO sobre el tema en lo que recopilaba información. Tú sabes, para no sentirme como un alien en el tema. Pero volví a pecar. Aunque creo que ellos se lo imaginaban. Quería crear el debate serio entre aquellos “quedaos” y “quitaos” en el equipo. En el ir y venir, busqué organizar mis ideas al respecto. Hey! no me culpen, después de todo, un tema tan movido como este, tenía que ponerme al día.

Bromas y comentarios aparte, hablo de una campaña publicitaria que toca la fibra de los que se han ido y los que aún quedamos en la que algún momento se conoció como la Isla del Encanto. Toca la fibra porque no hay nada peor para un boricua que el que le hieran sus sentimientos.  No sé cómo sean los demás en otras partes del mundo pero los boricuas somos muy orgullosos y creemos sabérnoslas todas, a tal punto que si nos preguntan sabemos cómo hacer que Virgin Galactic despegue y aterrice sus naves sin problemas. No me pregunten, así somos.

Anyways, sin desviarme mucho más. Soy un “quitao”. Para qué engañarnos. Soy de los que no cree que en otros lugares me irá mejor que aquí sin yo ser el que cree la oportunidad. Porque de eso se trata, un reset, un borrón y cuenta nueva al levantarse cada mañana para dar más del cien por cien, aquí o donde sea. Yo preferí hacerlo aquí desde hace ya algunos años y así lo he hecho hasta el sol de hoy. Pero no por eso critico a los que se han ido, por lo que comparto con ustedes lo que nuestro equipo piensa al respecto sobre esta fútil campaña y sus consecuencias.

Aimée: Editora en jefe en QiiBO.com (“quedaos”)

Hace algunos días vivía una vida tranquila, un día vi un billboard que decía #YoNoMeQuito y lo vi como veo mil vallas al día en lo que voy de mi casa a la oficina, poco sabía que causaría tanto revuelo.

La diáspora boricua en los Estados Unidos se siente como si entrelíneas le están diciendo quitao’s y no hay nada peor que un boricua sienta su ego herido o sus decisiones cuestionadas (aún cuando se apoderaron de un discurso vano que de todas formas no era dirigido a ellos). La campaña es una estupidez, cierto, pero a la vez ofenderse por un hashtag es como tirarle una piedra al cielo.

Es inconsecuente, esto que nos divide hoy día en dos semanas será olvidado. Nadie va a recordar la debacle del hashtag #YoNoMeQuito en la que los valientes paladines facebookeros defendieron el honor de su patria y libertad de toma de decisiones. Si encontraste una oportunidad afuera luego de que no funcionó lo que querías aquí, ¡que bueno! Ojalá te vaya brutal. Ojalá que todas tus aspiraciones se conviertan en realidad. Si te quedaste, ¡que bueno! Ojalá tengas oportunidades y si algún día te tienes que ir, no olvides ser el mejor embajador de tu país.

Por otro lado, tampoco hables de cuán corruptos son los políticos ni de la criminalidad. No olvides que Trump puede terminar siendo presidente y hay un mass shooting a cada rato. Estados Unidos no es más seguro que Puerto Rico. Es solo un país diferente con sus problemas igual que nosotros. Guardemos nuestra indignación para cosas que lo ameriten. Quitémonos del caballo de self-rightiousness y de sentirnos ofendidos cuando ni siquiera les están hablando. Si estás feliz con tu decisión eso es todo lo que importa y no hay hashtag que cambie eso — se supone. Si un hashtag te hace cuestionar las decisiones de tu vida, pues tienes un problema más grande.

Dennis: QiiBO Deportes (“quitaos”)

Hace ya 5 años me fui de la Isla. Me fui aguantando las lágrimas y disimulando una sonrisa llena de esperanza mientras abrazaba a mi viejo y sentía sus lágrimas caer sobre mi camisa. La partida nunca fue nada fácil, y al sol de hoy, mas de 5 años más tarde sigue siendo sumamente dificil. Pero aunque me fui, sigo muy atento a las realidades de mi Puerto Rico, porque como buen cabro, siempre tiro pa’l monte.

Entre esas realidades se encuentra esta nueva campaña mediatica de #YoNoMeQuito, que aunque de primera instancia suena muy bonita y conmovedora, pero que sale “de las compuertas” con 2 fallas fundamentales. La primera es que el promotor de la campaña ha tenido que explicar en más de una vez que se trata su campaña como cualquier otra y cualquiera que haya estudiado al respecto sabe que una campaña que tenga que ser explicada esta destinada al fracaso.

Ese boquete que deja el #YoNoMeQuito ha dado pie a una serie de paladines del ejercito del “Boricuazo”. Sí, esos mismos que cuando escuchan que el tioabuelo del vecino del señor que limpio la mesa del laboratorio donde Alexander Fleming descubrió la penicilina era de ascendencia boricua, van por ahí dandose puños en el pecho y diciendo “¡coño, somos la hostia!”

El #YoNoMeQuito rapidisimo paso a ser un movimiento que exalta a los que se quedaron ‘hacienda patria’ y menosprecia a nosotros los que tuvimos que encontrar camino en la diaspora. Poco más quisiera yo que poder hacer mi camino y brindarle un buen porvenir a mi familia dentro de las costas de la Isla. Pero no hay oportunidad, no hay carreras, no hay camino, no hay futuro. En una Isla tan pequeña y tan sobre poblada, solo quien tiene padrino se bautiza, y yo, un jibarito del pueblo de florida, lamentablemente no tengo padrino.

Después de 6 años quemándome las pestañas para conseguir un bachiller, no pude conseguir nada. Haberme ido jamás significó ‘quitarme’, antes se me hace más difícil la vida desde acá, no viendo a mi familia ni a mis seres queridos a diario, solo escuchando de sus días por teléfono, obligando a que los abuelos solo vean a sus nietos crecer a través de Skype. Todo porque no tuve la dicha de ser apadrinado. Es muy fácil atacar a quienes están al otro lado del charco, sean los que se quedaron o los que se fueron, y cada cual escoge el mejor camino para echar hacia adelante a su familia, no por eso somos ni más ni menos. Los que se fueron o los que se quedaron.

Como dije antes, la campaña, a simple vista, se ve muy noble pero da pie a una discusión  mucho más profunda, mucho más cercana a heridas que difícilmente sanen. Nosotros los de la diáspora nos vemos afectados por estas cosas, no solo porque el movimiento existe, sino por los que rápido nos tildan de “quitaos”, de vende patria, de usurpadores, etc., no se dan cuenta que nosotros seguimos muy interesados y atentos a lo que sucede allá en nuestra Isla.

“Quitar”: (Verbo transitivo) — Separar o apartar una cosa del lugar en que está.

 

Si nos dejamos llevar por lo que la Gran G (Google) nos dice lo que significa “quitar”, sí, todos los que se fueron se quitaron como dice el hashtag ese que corre por las redes. Pero vamos, con tan solo ver lo que expone Aimée o Dennis no podemos decir que un lado está bien o el otro. Y es que como se mencionó antes, la campaña original “es una estupidez”. Yo haría, ese “estupidez” en plural, en mayúsculas. No porque la intención sea buena o mala, sino porque no está bien comunicada. El pensamiento, a mi mejor entender —y de más de 15 años en publicidad — está sin terminar. Inconcluso. De ahí la estúpida pelea que se ha formado. Porque el que te hayas quitado de esta Isla a probar nuevos horizontes, no te hace menos, tampoco un “quitao”.

Yo No Me Quito

Esto es lo que crea una mala comunicación. Crear una guerra estúpida, ignorante y llena de disparates como el que vemos aquí.

No importa si son 8 millones de boricuas alrededor del mundo, tampoco importa si son más los puertorriqueños allá afuera que acá adentro, lo que importa es que todos somos de aquí, con la maldita mancha de plátano en algún lao del cuerpo. Señores, seamos sinceros, ustedes no se quitan — bueno, quizá a algunos le dé lo mismo — pero no nos llamemos a engaño, tampoco seamos estúpidos, ninguno se quita por Puerto Rico. No nos quitamos por nosotros, por nuestras familias, por nuestras raíces, por lo que creemos, por lo que nos enseñaron etc. etc. etc. Tan mal está el que critica al que se fue como el que se defiende por una acusación estúpida y sin razón de ser. Puedes refutar esto en los comentarios si crees que me equivoco.

Por otro lado, a los que quedamos aquí, los “quedaos”, pensemos por un momento: y si mañana viene la diáspora y lanza una campaña que diga… #NoTengoMiedo o #YoSiTengoLosCojones, qué haremos, ¿nos vamos a picar? ¿vamos a lanzar piedras al cielo de la misma manera que ellos lo están haciendo ahora por bobos y acomplejaos? Claro que sí lo haremos, porque como boricuas al fin. Así somos. No nos gusta que nos hieran el orgullo.

Aquí no se busca crear una guerra entre los que “quitaos” y “quedaos”, ambos están bien siempre y cuando sea para buscar el beneficio propio o el de su familia. !Coño!, no hay nada de malo en ello. ¡Joder! En lugar de tirar piedras los unos a otros, mejor tirémosle estas a los imbéciles esos mal llamados “creativos” y “publicistas” que han creado un pandemonium por una campaña que no tiene ni pies ni cabeza. Una campaña que en lugar de motivar, crea discordia. Se han ganado el Gran Cúspide a la campaña más boba e inepta que ha logrado llamar la atención más que ninguna otra. Meh! ese título está muy largo para una premiación. Bueno, igual me entienden.

Sea como sea, boricua de aquí o de allá, quedao o quitao — me da igual — no seas tan fucking mente chiquita y no pienses que un maldito billboard, o un hashtag en tu red social favorita te va a quitar el sueño o te va a dar ganas de levantarte día a día a luchar por lo tuyo. Hazlo por ti y los tuyos sin importar dónde. !Coño!

Escrito por: Aimée Ortíz, Dennis Santiago y Xavier Montalvo

Tags:

  • Show Comments (1)

  • Cindy

    Tanta contrOversia se pudo haber evitado con un mensaje simple y claro. Cuando se Quiere Crear algo positivO la Negatividad no debe estar incluida. Con esa linea de pensamiento madre teresa deciA que jamas participaria en una marcha en contra de la guerra pero, participaria en una marcha a favor de la paz. Las dos marchas tienen un mismo fin pero los medios utilizados para lograrlo son Muy diferentes. Es obvio que al decir “yo no me quito” se insinua que otrOs “si” se han quitado. La pregUnta es, quitados de que? Como cuidadanos americanos tienen derecho a mudarse a cualquier estado y que quede claro que muDarse de un pais no es lo mismo que abandonarlo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *