Crítica – Okja; un respiro de la acción veraniega | QiiBO

Crítica – Okja; un respiro de la acción veraniega

okja netflix

Okja no es el tipo de película que esperas ver en Cannes. El filme coreano es 25% monster movie, 25% drama, 50% mensaje pagado por PETA (en realidad no, pero así se siente). Luego de, una de mis películas favoritas del 2013, Snowpiercer, el director surcoreano Bong Joon Ho, baja las revoluciones para contar una historia de una niña, una tierna cerda gigante, y una corporación malevola que las quiere separar.

El filme empieza con Tilda Swinton, quien siempre es un deleite mirar en la pantalla, y quien nunca hace dos personajes iguales. En esta escena, Swinton da un discurso, explicando que su compañía, la Corporación Mirando, ha descubierto unos super-cerdos que, dentro de 10 años, serán sacrificados para comida. El guion de Joon Ho no dice en que lugar en el tiempo ocurre esta historia, pero dejandome llevar por lo último de su filmografía, diré que es en un futuro no muy lejano, donde la comida es escasa.

Crítica de Okja de Netflix

Swinton es parte de un elenco de personajes excéntricos, que describiría como “Wes Anderson en drogas”. Jake Gyllenhaal, quien interpreta al Dr. Johnny Wilcox, un zoólogo y actor de TV, es el más over-the-top de todos. La película probablemente ni será mencionada en los Oscars del próximo año, pero Gyllenhall merece, al menos, una nominación como Mejor Actor de Reparto. En una película que cuenta con Tilda Swinton en el elenco es muy difícil dar el performance más raro del filme (ese honor siempre se lo lleva Swinton), pero Gyllenhaal logra esto, y parece estar divirtiendose en el proceso.

Gyllenhaal y Swinton son solo parte de este másivo elenco que incluye a Giancarlo Esposito, Steven Yeun (en su debút post-The Walking Dead), y a Paul Dano. La actuación de Dano, aunque bien similar en todos sus filmes, nunca defrauda. Esta vez Dano interpreta a Jay, lider de un grupo de activistas pro-animales. Joon Ho y Jon Ronson no se molestan en darnos un backstory del personaje de Jay (y de ninguno de los personajes que forman parte del ALF), y siempre me quedé con la curiosidad de porqué era tan importante para ese personaje salvar a los animales.

Crítica de Okja de NetflixLa mayoría del filme recae en los hombros de Ahn Seo-hyun, quien interpreta el papel de Mija, amiga y guardián de Okja desde que esta tiene cuatro años. La niña de 13 años ha estado actuando desde el 2008, pero esta es la primera vez que tiene un papel estelar en un filme. Imagino que no debe ser fácil actuar junto a un peluche gigante que lo mueve un titiritero (obviamente Okja es producto de CGI), pero Ahn me hizo creer todo lo que Mija sentía por Okja, y sin esto el filme no funciona. Durante todo el filme seguía pensando que la relación que tienen Mija y Okja en la película, es práticamente idéntica a la del niño (quien no tiene nombre) y Trico, una criatura gigante mitad pajaro, mitad perro, en el videojuego The Last Guardian. Al igual que el juego, el filme funciona si crees que esa relación entre Okja y Mija es genuina, y creas empatía por estos personajes. Esto es posible gracias a la actuación de Seo-hyun.

Crítica de Okja de Netflix

El guion de Okja es lo más débil del filme. Como dije al principio, se siente casi como un comercial extendido de PETA. Snowpiercer, que es la única película de Joon Ho que he visto, también tenía una mensaje pro-naturaleza/anti-humanos (?), pero esta vez siento que, contrario a lo que se debe hacer en un guion, es demasiado in your face. En Snowpiercer sabemos que gracias a un experimento, hecho por humanos, se creó una nueva era de hielo; en Okja el mensaje anti-corporaciones/pro-animales que tiene el guion es literalmente la trama del filme.

Usualmente para esta fecha del año ya tengo, al menos, un top 5 de las mejores películas del año. El 2017 ha carecido de buen cine. Con todos los remakes, secuelas, reboots y demás, encontrar buen cine ha sido una misión casi igual de difícil a la que tienen los miembros de ALF (Animal Liberation Front) en el filme. Okja, aunque sé que no terminará en mi top 10, es de lo más diferente que ha tenido el año. No me voló la cabeza, como lo hizo Snowpiercer en el 2013, pero, siendo cineasta y sabiendo lo difícil que es hacer un guion original, siempre hay aprecio para filmes que se atreven a ser originales. Okja es un filme que tiene actuaciones magníficas y una idea original, que cuando se lleva a un guion termina siendo demasiado pretenciosa.

Crítica de Okja de Netflix

Tags:

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *