Crítica de IT: La historia de la ciudad más aterradora en América

Crítica de IT: La historia de la ciudad más aterradora en América

CLARO ESCOGES Servicio Premium

Ir al cine a ver una película de terror en estos tiempos es un riesgo, especialmente si eres un cinéfilo. Antes de dar tu dinero en la taquillera del cine, hay que hacer un research extenso: quién dirigió el filme, quién lo escribió, quiénes componene el elenco, etc. Acto seguido empiezas a leer reseñas, reacciones en Facebook, le preguntas a tus amigos… Bueno, después de haber hecho todas esas cosas, finalmente me di la tarea de ver IT, lo más reciente en el género, y la primera de muchas que vienen por ahí, ya que viene Halloween y todo eso.

Afortunadamente, IT pertenece al club de películas de terror del siglo 21 que valen la pena ver. Contrario a muchos de los filmes que vienen por ahí, esta es una película con un guion inteligente, y con un elenco de 5 estrellas que, quizás, le quitan el puesto a los niños de Stranger Things como mejor ensemble de niños en esta década. (Que suerte para Finn Wolfhard que está en ambos elencos).

CLARO ESCOGES Servicio Premium

It

IT es un filme realmente aterrador. Aterrador, el hecho de que un hombre mayor pueda coquetear con una niña de 13 o 14 años como si nada. Aterrador, ser abusado por tu padre/madre, en uno de los casos, quizás, hasta sexualmente. Aterrador, que le esten dando una golpiza a alguien y los adultos se queden de brazos cruzados. Aterrador, el hecho de que este portrait de una ciudad americana ficticia en los 80s siga siendo real, y bien similar, a lo que viven muchos en el 2017. ¿Pennywise? Na’, ese no da miedo.

Contrario a muchas películas modernas del género, IT se enfoca en desarrollar a nuestro elenco de personajes (con excepción de Mike, quien casi ni sale). Es claro que el trío de escritores (Chase Palmer, Gary Dauberman, y Cary Fukunaga) sabe que hacer con el material adaptado, y toman lo necesario para construir unos personajes reales, cada uno con sus fortalezas, debilidades, secretos, traumas, o gustos musicales únicos. Quizás este es el porqué la película funciona de la forma en que lo hace. Por primera vez en un largo tiempo, tenemos un grupo de personajes que nos importan, y por quienes tememos. Nota aparte, espero que Fukunaga esté en envuelto en la secuela de la película porque siento que mucho de este character development vino de él.

Claro, hay uno que otro cliché en el guion, como la casa creepy en el borde de la ciudad (¿cómo rayos el gobierno no la ha demolido?), o (spoiler) la niña enamorandose del niño bonito del grupo, ignorando al nene chubby que hasta le hace poemas (fin de spoiler), pero bueno, no todo es perfecto.

It

La película es igual de sólida en el departamento actoral. Este grupo de niños cargan con el 90% del filme, y no hay ni un solo momento aburrido con ellos al mando. Como cineasta, sé que conseguir niños actores que den un buen performance es algo sumamente difícil. Creo que Andy Muschietti, el director del filme, dio en el clavo con este cast. Creo que no hay ni un eslabón débil en el elenco, y es una pena que la segunda parte (spoiler si no quieres saber nada de la secuela) será un elenco de actores adultos personificando a los personajes (fin de spoiler) porque realmente me quedé con ganas de ver más de este elenco.

Vi el filme en CXC, y aunque el mismo fue mezclado en Dolby Atmos (el sistema de sonido que tiene CXC), me quedé con ganas de más. Aparte de una o dos escenas, la mezcla de sonido se siente como una mezcla 7.1, pero con más volumen. En cuanto al horror se refiere, debo decir que hay veces en el que la película recae sobre los famosos jump-scares, pero sí hay varios momentos que te hacen sentir ansioso/asustado. Kudos a la dirección en la escena del lavabo en el baño(cuando la vean, o si la vieron, sabrán). Estaría sorprendido si Muschietti dice que el trabajo de Sam Raimi no fue una inspiración para esa escena.

Para concluir, IT es un filme, que aunque probablemente no estará en las listas a fin de año, es sólido en todos los departamentos. Un filme de horror que, más que asustar con el villano principal, nos quiere asustar con los monstruos que todos conocemos: las personas que están a nuestro lado. Que más que asustar con trucos baratos, se concentra en contar una historia y construir unos personajes divertidísimos. IT borra las malas memorias que nos dejó la última adaptación de Stephen King (The Dark Tower), y (algo inusual para mí) te deja esperando con ansias a la secuela que todos sabemos está en camino.

It

 

Christian

Vivo en el cine.