George Lucas quiere resucitar muertos. Literalmente.