Mortensen dice adiós a Blancanieves y un quizás a Superman